“La biblioteca. Un patrimonio mundial”

“La biblioteca. Un patrimonio mundial”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

No es posible publicar sobre libros y lo que les rodea sin detenerse en este. Es el resultado de un proyecto personal que, aventuro, firmaría cualquiera que entregue una parte de su tiempo a leer esta sección.

Título: “La biblioteca. Un patrimonio mundial”

Autor: James W. P. Campbell

Editorial: Nerea

Al autor le ha tocado Fortuna con su dedo de diosa para que las circunstancias lo llevaran a un viaje por 21 países en busca de 88 bibliotecas. Puesto que un libro así debía ser hermoso, le acompañó un gran fotógrafo.

Campbell terminaba su carrera de arquitectura en Inglaterra y buscaba un libro para documentar su tesis. El objeto de su trabajo era la Radcliffe Camera, una de las bibliotecas históricas de Oxford. “Lógicamente, lo primero que hice fue buscar un libro que describiera la historia completa de la arquitectura bibliotecaria”. No encontró nada muy jugoso, pero terminó su trabajo y 20 años después ha decidido escribir el libro que
no pudo encontrar.

Mientras China construye y abre nuevas bibliotecas públicas y las ventas de libros de papel están creciendo (sólo en el Reino Unido se vendieron 229 millones de libros en 2010 frente a los 162 millones vendidos en 2001), se insiste en que el libro, y la biblioteca, tienden a la desaparición. Y se hace en el momento de nuestra Historia en que la humanidad publica más libros. La herencia cultural nos lleva a considerar preciso custodiar una cantidad de volúmenes físicos que no tiene precedentes. Lo que está cambiando es la función de las bibliotecas. Campbell nos hace ver que la historia de las bibliotecas se define por el cambio y la adaptación constantes.

La visita a las grandes bibliotecas es cronológica en general, empezando por las primeras bibliotecas de la Antigua Mesopotamia, continuando por las bibliotecas perdidas de las civilizaciones clásicas, las bibliotecas monásticas medievales y las espléndidas bibliotecas del Rococó, hasta llegar a las más monumentales del mundo moderno.

El autor nos habla de las historias de los edificios, de los usos y prácticas que han ido cambiando con cada nueva tecnología. ¿Puede un ciudadano corriente actual imaginar que los libros no se colocaban de pie prácticamente hasta el siglo XIX? Si recurrimos a las imágenes que construyen el pasado en las pantallas que todo lo llenan desde luego que no. Tampoco podía uno imaginar que desde el siglo XVIII las bibliotecas de Coímbra y Mafra recurren a colonias de murciélagos, que descansan durante el día detrás de las estanterías o en el exterior, según sea invierno o verano, y al caer la noche salen para alimentarse con los insectos que viven en los libros. Como no superan los 25 milímetros, se cuelan con facilidad por las rendijas de los marcos de las ventanas y no dañan los
volúmenes. El único inconveniente es que cada jornada empieza con la limpieza de sus excrementos en el suelo.

Las bibliotecas son más que almacenes de libros. A lo largo de los siglos, los edificios destinados a alojar las más grandes bibliotecas han constituido un emblema de poder, de personas, instituciones e incluso naciones. Este libro relata por primera vez su historia. Conocerla mejor aumenta el placer de la lectura. La fascinación por el futuro no parece que pueda acabar con ese placer.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Jesús Anta - 08.01.2015 a las 09:53

Espectacularles las imágenes y curiosísimo el contenido. También yo lo recomiendo a los amantes de los libros y sus casas.

ely - 20.04.2015 a las 17:05

como lo puedo adquirir!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! saludos desde chile !!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario