La luz de los fotogramas: Vittorio Storaro, psicología pictórica

La luz de los fotogramas: Vittorio Storaro, psicología pictórica

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Vittorio Storaro, nació en Roma un 24 de junio en 1940. Es hijo de un proyeccionista de cine, quien le inculcó el amor por las imágenes y le marcaría en su carrera profesional. Storaro empezó estudiando fotografía a los 11 años, cumpliendo la mayoría de edad, se matriculó en el Centro Sperimentale di Cinematografia, una de las más prestigiosas escuelas de cine en Europa. Con veinte años empezó a trabajar como asistente y pronto ascendió a operador de cámara, labor que desempeño durante muchos años. Una crisis en el sector le alejó del mundo del cine, que aprovechó para completar sus conocimientos, visitando museos y estudiando a los grandes pintores de la historia. En 1966 retornó al trabajo con la segunda película de un joven Bertolucci, “Antes de la revolución”.  Su primer film como director de fotografía fue “Giovinezza, Giovinezza” en 1968.  Tras “El pájaro de las plumas de cristal”, una cinta de terror con Dario Argento, Storaro filma a las órdenes de Bertolucci su primera gran obra maestra visual, “La estrategia de la araña”, basada en un relato de Jorge Luis Borges, en el que Vittorio le dio prioridad al color azul. Esta película marcó el principio de una gran amistad, desde entonces Bertolucci evita arriesgarse a rodar sin el hombre que ha filmado sus más conocidas películas: “El inconformista”, “El último tango en París”, “Novecento”, “La luna”, “El último emperador”, “El cielo protector” y “El pequeño Buda”. Por su parte, Storaro siempre se ha sentido cómodo con su compatriota, porque le ha dado rienda suelta para experimentar y crear planos irrepetibles.

LaluzdelosfotogramasStoraroApocalypseNowRodajeEl primer éxito norteamericano de Storaro fue “Apocalypse Now”, dirigida por Francis Ford Coppola en 1979, por la que ganó su primer Oscar. Coppola que conoció a Vittorio cuando visitó el set de “El último tango en París”  ya le intentó fichar para la segunda parte de “El padrino”, pero el fotógrafo italiano declinó la oferta, sin embargo no pudo negarse a fotografiar “Apocalypse Now” porque Coppola dio a Storaro total libertad para recrear la atmósfera visual de la película. En busca de inspiración, Storaro leyó ‘El corazón de las tinieblas’, la obra original de Joseph Conrad en la que se basó el film, cuya idea central le daría la idea que buscaba. Si el libro giraba en torno a la superposición de una cultura sobre otra, él rodaría sus planos con luz artificial superponiéndose a la luz natural. Además, le sacó mucho partido a la luz anaranjada típicamente asiática. Aunque estaban previstas seis semanas de trabajo, al final fueron 16, y el rodaje se convirtió en un infierno marcado por un aluvión de dificultades inesperadas, como un tifón que destruyó los decorados, o la inestabilidad del clima, que provocaba constantes cambios en los planes de rodaje. Para colmo de males, a Coppola le afectó tanto lo que ocurría, que cambiaba constantemente el guión, y acabó mandando que se filmaran imágenes que no se sabía muy bien cómo encajarían en el film. A pesar de todo, el resultado es sin duda una de las películas más vistosas y espectaculares jamás filmadas, lo que se saldó con el primer Oscar recibido por Storaro. Posteriormente, volvería a ganar la estatuilla por “Rojos” y la citada “El último emperador”.

LaluzdelosfotogramasStoraroApocalypseNowCoppola decidió volver a reclutarle para su proyecto experimental “Corazonada”, un musical sobre Las Vegas que supuso un estrepitoso fracaso de taquilla. Con Coppola, Storaro también ha rodado ‘Vida sin Zoe’, uno de los tres segmentos de “Historias de Nueva York”, y “Tucker, un hombre y su sueño”. Además de realizar trabajos memorables para producciones variopintas, como “Lady Halcón”, “Ishtar”, “Bulworth”, “Cachitos picantes”, “Dick Tracy”, o “El exorcista: El comienzo”, Storaro mantiene una colaboración regular con el cineasta español Carlos Saura. Su relación profesional comenzó en 1995, con “Flamenco”, un monumental espectáculo visual y musical, sin argumento. En la misma línea irían sus siguientes colaboraciones, “Taxi”, “Tango” y “Goya en Burdeos”, de argumento más bien mínimo, que sirve como mera excusa para que Saura deje una libertad absoluta al director de fotografía. Storaro tuvo tiempo de plasmar su particular visión de la fotografía en el libro “Escribir con la luz”, imprescindible para todos aquellos que quieran seguir sus pasos trabajando en el cine. Además, desarrolló el sistema Univision, que tiene un formato de 2:1, que Storaro considera mejor que el 2.35:1 o el 1.85:1 que se usan habitualmente. Usó este sistema para rodar la serie televisiva “Dune” (2000).

Storaro está considerado como un maestro de la dirección de fotografía en el cine, su trabajo se inspira en la teoría de los colores de Johann Wolfgang von Goethe, centrada en el efecto psicológico que tienen los diferentes colores y la manera en que dichos colores influyen en la percepción de las diferentes emociones. Junto con su hijo, Fabrizio Storaro, ha creado Univisium, formato que pretende unificar todas las futuras producciones televisivas y cinematográficas en una sola relación de aspecto: 2.00:1. En 2002, Storaro terminó el primero de una serie de libros acerca de su filosofía sobre la cinematografía.

Vittorio es conocido por su elegancia, extravagancia y escrupulosidad. Coppola dijo de Storaro que “es la única persona que conozco que puede caerse en un charco con un traje blanco y salir de él sin haberse manchado”. Su último trabajo a día de hoy ha sido la producción de la opera “Riggoleto”, de Verdi, los pasados 4 y 5 de Septiembre para la RAI, que fue interpretada por Plácido Domingo como cabeza de cartel.

David Santamaría

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Valthalion - 22.11.2010 a las 18:03

Es “El genio” de la Fotografía. Lamentablemente no he conseguido encontrar ningún documental sobre el en español….y casi ni en ingles…alguien sabe de alguno????

Watanabe - 22.11.2010 a las 20:01

Un imprescindible de la historia del cine.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario