“La tentación de ser felices”

“La tentación de ser felices”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Gianni Amelio, el veterano director italiano, rueda en Nápoles su última película, basada en un libro que se edita ahora en español.

Título: “La tentación de ser felices”

Autor: Lorenzo Marone

Editorial: Harper Collins

Cesar Annunziata vive solo en un barrio napolitano. Está jubilado, hace cinco años que murió su esposa, pero mucho más que se volvió cínico y rompepelotas. Comparte el rellano del ascensor con una vecina recogegatos que perfuma de meado felino el ambiente cada vez que abre su puerta. Sólo suele visitar a Martino, un anciano neurótico que vive en el segundo. Cesar camina todavía con firmeza hacia los 80, y le sirve tanto para reducir al mínimo las conversaciones vecinales, como para cruzar de acera y esquivar los comercios próximos a su portal. Prefiere comprar en lugares más lejanos donde no se sienta empujado a tener que charlar con dependientes. Ha decidido desentenderse de los demás, y hasta de sus propios sueños. Disfruta de un sentido de la ironía feroz, que usa como protector ambiental.

Solo sale de casa con regularidad para recoger a un nieto del colegio, si no puede evitarlo, y para ir a casa de Rossana, una enfermera madura que ha convertido a algunos de sus clientes como practicante en clientes de cama, faceta de prostituta para viudos del barrio que completa su sueldo.

Cesar asegura que él era de otra manera antes de que la vida le enseñara a “mirar alrededor con circunspección, como una liebre que sale de la madriguera en busca de comida”. Ha decidido fosilizar sus prejuicios hasta que el tiempo lo envíe al otro barrio. Cuando a Cesar le tocan mucho las narices, recurre a presentarse como policía, inspector de hacienda o militar jubilado. No suele fallarle.

El edificio construido hace más de 50 años tiene las paredes tan finas que Cesar escucha con claridad el sonido del ascensor al detenerse en el piso. El hombre de la pareja joven que se ha mudado hace poco abronca a la mujer. Sus insultos resuenan en el descansillo hasta que cierran la puerta. Luego se escucha un golpe y los gritos cesan. La nueva vecina se llama Emma y va a cambiar la vida de Cesar. Ya ha comenzado a comprender que en esa pareja hay algo que no funciona, que no debe implicarse, claro, si no fuera por la petición muda de ayuda que hay en los ojos de la chica. Todo se dispone a cambiar, incluido el propio Cesar.

Sostener la personalidad cínica de Cesar al tiempo que resurge en él una profunda humanidad ha destacado esta historia sobre otras muchas del año. Personas más jóvenes, menos frágiles que Cesar, no se hubieran atrevido a actuar con tanta valentía.

El mundo de Cesar lo ha creado otro napolitano, un ex abogado casi 40 años más joven que su protagonista. Marone se ha convertido en uno de los autores más vendidos de los últimos 12 meses en Italia. Marone también vive con su esposa y un perro en Nápoles pero, al contrario que su protagonista, sale a correr tres veces a la semana, adora a los perros y a todo tipo de animales, escucha rock italiano poco conocido en cualquier momento y usa las tardes para leer. Ejercita el músculo gris más que los otros. Este libro demuestra que le cunde.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario