“Mont Saint-Michel y Chartres”

“Mont Saint-Michel y Chartres”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Se acaba de publicar la traducción de este libro inédito en español, muy presente y referenciado en la literatura de otros países. Es un viaje físico e intelectual por dos de los centros culturales de Europa, por una época de reyes y reinas, caballeros y damas; nombres evocadores, trovadores y juglares, santos y un sentido de la vida y la muerte que ha quedado, sobre todo, grabado en piedra.

Título: “Mont Saint-Michel y Chartres”

Autor: Henry Adams

Editorial: Arpa y Alfil Editores

El autor encarna mejor que cualquier otro la idea del patricio norteamericano, nacido y criado en Boston en pleno siglo XIX, bisnieto del segundo presidente de los Estados Unidos, John Adams, y nieto del sexto, John Quincy Adams. Como nos recuerda un prólogo necesario, Adams tenía todo; atractivo, alto, elegante, estudiante excepcional, buen orador y afable de trato. Frecuentaba veladas literarias y estrenos teatrales. Henry Adams es mucho más que un representante refinado de la alta sociedad bostoniana, es un escritor de ingenio irónico que viajó a lugares exóticos para sus contemporáneos (Enpocasfechas.txt).

Leer a Adams precisa detenerse en una impresión brillante, un detalle arquitectónico, una opinión sobre Leonor de Aquitania o tirar de Google para ver un rosetón o el detalle de una capilla. Si pasas o estas viajando por la zona de Francia que pateó Adams, este libro añadirá un placer intelectual poco corriente al viaje.

Adams convoca a todos los personajes conocidos de la época, Abelardo en la Universidad de París, la política de los Papas correspondientes, filósofos, políticos y artistas, pero además el propio Adams aparece en cualquier momento con su ironía o sus apelaciones directas al lector. En todo momento se percibe el aroma del viajero de hace un siglo, más rico y pausado que el de hoy, aunque el propio Adams ya emplee con frecuencia el término turista y hasta se considere uno de ellos. Yo lo he leído “en seco”, pero me he proyectado varias veces en una terraza de Chartres, con un Pernod helado y muy aguado en la mesita de cenador, ensimismado en las palabras de Adams, y agradecido por que le fallase al hundimiento del Titanic por poco, ya que tenía los pasajes para regresar a Estados Unidos en su baúl.

En mi propio baúl, para compensar la historia con ficción, llevaría un libro que Adams también disfrutó, “La cathédrale”, una novela de Joris-Karl Huysmans, publicada en 1898, que logró como pocas sugerir la atmósfera de la catedral de Chartres, y que todavía espera traducción en español.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Fatima F.V. - 19.09.2016 a las 04:28

“Totalmente de acuerdo, muy acertado el artículo, enhorabuena”
Fatima F.V. http://movilesbaratoslibres.tumblr.com/

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario