“Ratas”

“Ratas”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

En el último Festival de cine de San Sebastián se presentó la serie española “La peste”. El marketing incluía réplicas doradas de ratas que ascendían por el pedestal de una escultura cercana al Hotel María Cristina. Hubo que poner vigilancia permanente durante los días que duró el Festival, para evitar que las arrancaran y se las llevaran. La repulsión y atracción por la rata llegó al cine en los 70 y su última aparición popular fue en 2003, refriendo dignamente el clásico del género “ratil”, “Willard”.

Título: “Ratas”

Autor: Robert Sullivan

Editorial: Alba Editorial

El periodista Robert Sullivan, ganador tres veces de un premio Pulitzer, pasó un año visitando de día y de noche cierto callejón céntrico de Manhattan, a pocos pasos de Wall Street. Su objetivo era conocer a las ratas del callejón, donde varios restaurantes sacan cada noche sus basuras.

El resultado es un libro sorprendente, ameno y lleno de datos y observaciones. Nueva York vive obsesionada por las ratas más que ninguna otra ciudad de Occidente. Se traducen en sanidad, en política y en ficción. En ocasiones se mezclan, como cuando se suspendió el estreno en televisión de “Las ratas”, previsto la semana siguiente al ataque a las Torres Gemelas, porque el argumento era una invasión de manadas de ratas que atacaban a los habitantes de la Gran Manzana. Al mismo tiempo se aumentaba la dotación para un proyecto destinado a que ratas entrenadas localicen supervivientes entre escombros. Sullivan habla con médicos, exterminadores, alcaldes y científicos, pero también con un “sin techo” que comparte la calle con las ratas.

La rata es el mamífero más abundante entre nosotros; es a la que más debemos por ser el sujeto primordial de los experimentos con animales; al tiempo que provocan fobias y asco en la mayoría de los occidentales y es símbolo de fortuna en los asiáticos, de cuyas tierras procede la rata de alcantarilla actual en el mundo.

Un trabajo periodístico me ha llevado a disfrutar el libro de Sullivan, uno de los mejores ensayos sobre un animal vilipendiado, muy atractivo y diseñado para sobrevivir y reproducirse con tanta eficacia como el mejor. Las ratas superan nuestro acoso constante porque tienen una tasa de reproducción asombrosa. Si no están comiendo, seguramente estarán teniendo relaciones sexuales. Probablemente, mientras estás en cualquier ciudad importante leyendo este párrafo, no lejos de ti hay dos o más ratas dedicadas al sexo. Machos y hembras son capaces de copular veinte veces al día y una rata macho copulará con tantas hembras como sea posible. Según un informe citado por Sullivan, la rata macho dominante puede acoplarse con veinte hembras en apenas seis horas. Las ratas macho desterradas de sus nidos por machos más agresivos pueden vivir también en colonias exclusivamente de machos y tener relaciones sexuales con otros machos.

El periodo de gestación de una hembra es de 21 días; el término medio de la camada es de entre ocho y diez crías. La rata hembra puede quedarse preñada inmediatamente después de haber parido. Si dispone de una cantidad de basura suficiente, alumbrará por año hasta doce camadas de veinte crías cada una. El nido de una rata puede convertirse en una colonia de cincuenta al cabo de seis meses. Una pareja tiene un potencial de 15.000 descendientes al año. “Ratas” ya está descatalogado, pero gracias a la red es conseguible con un clic en su edición electrónica.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario