Recordando clásicos: La centenaria Olivia de Havilland

Recordando clásicos: La centenaria Olivia de Havilland

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,71 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Ganadora de 2 premios de la Academia y con una lista de actuaciones memorables en su haber, Olivia de Havilland se ha ganado un lugar en los corazones de los aficionados al cine como una de las mejores actrices dramáticas del Hollywood clásico y también de la Historia del cine. Aunque claro, en sus inicios era difícil encontrar pruebas de sus habilidades dramáticas en aquellos papeles mediocres (unas cuantas de chica-florero) que le dieron bajo contrato con Warner Bros. Su frágil belleza y su voz aterciopelada casi la encerró para siempre en ser la pobre damisela en peligro de hombres heroicos como Errol Flynn.

Pero esa Olivia fuera de la pantalla no era apenas tan refinada como esas mujeres que interpretó. En varias ocasiones resultó ser una tigresa, como cuando se enfrentó a Warner obtuviendo una victoria legal histórica. Su independencia de Warner le dió la libertad de abordar roles de carne y hueso. Y en esos años posteriores, Olivia dio vida a un cuarteto de actuaciones excepcionales: “La vida íntima de Julia Norris” (1946), “A través del espejo” (1946), “Nido de víboras” (1948) y “La heredera” (1949), películas que refuerzan el hecho de como estar en Warner la estaba perjudicando.

OliviadeHavilland100años11Olivia Mary de Havilland nació el 1 de Julio de 1916, en Tokio, Japón. Su madre, Lilian Ruse, era una gran estudiante de Música y había ganado un par de becas en la Reading Musical College en Inglaterra. En el verano de 1907, a Lilian se le ofreció en Tokio un puesto como maestra de canto coral. Fue también en Tokio, en un té de la Embajada, donde Lilian conoció a Walter de Havilland, que dirigía una exitosa firma de abogados de patentes. Los dos tuvieron un noviazgo relámpago y poco tiempo después Walter le propuso matrimonio.

En 1919 Walter y Lilian llevaron a sus hijas, Olivia y Joan, a los Estados Unidos, concretamente a San Francisco. Ocho días más tarde Walter regresó a Japón. Poco después de su llegada, las  niñas fueron llevadas a ver a un especialista infantil. Miró las amígdalas de Olivia e insistió que fueran eliminadas. El pronóstico fue peor para Joan, que poco después contrajo neumonía. El médico insistió en que buscaran un lugar más propicio para la salud de Joan. Siguiendo su consejo, Lilian y sus hijas dejaron San Francisco y se asentaron primero en un hotel en el Valle de Santa Clara. Según Olivia, fue durante su estancia en ese hotel cuando Lilian conoció a George M. Fontaine en una fiesta de fin de año. Fontaine era  muy agradable, además de ser un empresario exitoso. Tanto Lilian como George se vieron asiduamente. La familia se quedó en el hotel durante varios meses antes de trasladarse a Saratoga cuando Olivia tenía cuatro años. Joan, por esa época, se había vuelto anémica y pasaba mucho tiempo en la cama. No es de extrañar el posterior resentimiento de Joan ya que  Olivia bromeaba sobre su situación. De hecho, Olivia a veces le decía a Joan: “Olivia puede, Joan no  puede”, una expresión  que se convirtió en común en el hogar de los De Havilland y catalizador de la “pelea” entre ellas en años sucesivos.

circa 1917: Actor Olivia de Havilland as an infant, with her mother, English actor Lillian Fontaine, her father, a British patent attorney with a successful practice in Tokyo, and two Japanese nurses wearing robes, Japan. Olivia is being held by Mrs de Havilland. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

En Octubre de 1924 Lilian se embarcó hacia Tokio para tramitar el divorcio de Walter. El divorcio fue concedido en Febrero de 1925, y Lilian y Fontaine se casaron dos meses más tarde. Dos años después, Walter también tomó una nueva esposa, su sirvienta japonesa, Yoki-san, cuya devoción a su marido fue “extraordinaria”, según Olivia. Las chicas tenían poblemas con la rigidez y disciplina de su padrastro. Impuso un estricto toque de queda y las prohibió participar en actividades extraexcolares, aunque a hurtadillas Olivia se unió al club de hockey y el equipo de debate. Mientras, Joan volvió a Japón para vivir con Walter y Yoki-san.

Lilian había enseñado a sus hijas dicción y cómo controlar la voz desde muy pequeñas, asi como la lectura de grandes obras de la literatura. Como tal, Olivia desarrolló  interés en las artes y se unió al club de teatro de la escuela. Olivia fue elegida para interpretar a Violet en la obra “Mrs. Bumpstead-Leigh”, pero su alegría fue reemplazada por incredulidad cuando Fontaine, su padrastro, le comunció un ultimátum; o se retiraba de la obra o tendría que abandonar la casa. Olivia se negó y se fue a vivir a casa de unos amigos. Lilian comentó el incidente en su club de bridge y reunieron 200$ para ayudar a Olivia. Con el dinero, Olivia pudo finalmente alquilar una habitación en la residencia de una ex enfermera. Incluso después de que la obra acabase, Olivia volvió a casa. No hizo las paces con Fontaine hasta  años después, y aún entonces lo hizo tan sólo para complacer a su madre.

OliviadeHavilland100años03

Olivia se graduó entre los primeros de su clase en 1934. Obtuvo una beca para el Mills College en Oakland. Aunque Olivia estaba aún expectante con su carrera, su pasión por el teatro crecía y crecía. Interpretó a Puck en la obra de “El sueño de una noche verano” y fue donde conoció a un ayudante de Max Reinhardt que asistía a la actuación. Cuando se enteró de que Reinhardt iba a producir “El sueño de una noche de verano” en Hollywood, ella pidió al ayudante permiso ver los ensayos. En cambio, le dijo a otro de los asistentes de Reinhardt que ella podía ser suplente en el papel de Hermia. Durante los ensayos Henry Blanke, un productor de Warner Bros. que estaba preparando la versión cinematográfica de la obra, centro su atención en Olivia y pidió a Reinhardt que le presentará a “la chica con la cara etérea” para ofrecerle el papel de Hermia pero ella lo rechazó. Finalmente fue convencida para intepretar a Hermia en el cine y no sólo eso, además un contrato de cinco años con Warner Bros. Olivia quería en su contrato poder aceptar ofertas de obras de teatro entre las películas que iba a hacer pero Warner se negó y, después de una fuerte discusión, Olivia salió de la oficina. Reinhardt trató de convencerla y Olivia, a regañadientes, firmó el contrato.

1935: Mickey Rooney as Puck and Olivia De Havilland as Hermia in a scene from Shakespeare's 'A Midsummer Night's Dream', directed by Max Reinhardt and William Dieterle for Warner. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

“El sueño de una noche de verano” (1935) supuso un gran esfuerzo artístico por parte de Warner y para asegurar la taquilla contrató además a James Cagney y Dick Powell. Pero fue un fracaso. Aún así, Olivia como Hermia hizo una gran actuación. De hecho un dramaturgo que vió la película le ofreció a Olivia el papel en una obra de teatro pero Warner se negó con la consecuente aflicción de Olivia. También protagonizó ese mismo año “Alibi Ike” y “El predilecto”, esta vez de nuevo con James Cagney. Pero la película que le sirvió como trampolín fue “El capitán Blood”. En principio iba a ser protagonizada por Robert Donat pero, debido a la retirada del proyecto de éste, el papel de ese espadachín fue asignado a otro casi recién llegado: Errol Flynn. Y Olivia fue la elección femenina para la película. “El capitán Blood” fue un éxito y una de las mejores películas de Warner en 1935. Una de las claves de su éxito fue la casi perfecta química que existía entre Flynn y Olivia. A pesar de todos los rumores, no hubo nunca una historia de amor entre ambos. Más bien se apreciaban como personas. En 1936 protagonizó “El caballero Adverse” y ese mismo año volvió con Flynn en “La carga de la Brigada Ligera”. En aquella película Olivia tenía pocas escenas y se aburría a menudo. Además a veces tenía que sufrir las bromas de Flynn como cuando escondió una serpiente muerta dentro de las enaguas que iba a usar en la siguiente escena.

OliviadeHavilland100años02

OliviadeHavilland100años14En 1937 Olivia realizó tres películas: “Call it a day”, “The great Garrick” y “Es amor lo que busco”. En esta última comparte triángulo amoroso junto con Leslie Howard y Bette Davis protagonizando una de sus películas más divertidas. En el siguiente año participó en otra de aquellas películas emblemáticas junto con Errol Flynn: “Robin de los bosques”. Fue la primera película en technicolor de Olivia. Daba vida a una Marian enérgica en las primeras escenas y después cálida y accesible en las escenas románticas. Olivia no vió la película hasta veinte años después de su estreno. Dijo Olivia al respecto: “Fuí a ver Robín de los bosques en los Campos Elíseos y me dejó impresionada. Incluso le escribí una carta a Errol diciéndole cuanto me gustó su actuación pero al final no la envié. Días después Errol falleció”. Aprovechando el éxito de la película y la química de la pareja, Warner decidió juntarlos en un período más actual en la comedia “El hombre propone”. Después de “Hard to get” (1938) y “Wings of the navy” (1939), Olivia y Flynn fueron llevados al Oeste en “Dodge city” (1939). Como las anteriores películas protagonizadas por ambos, fue muy rentable.

OliviadeHavilland100años16En la década de 1930 hubo una gran expectativa por el rodaje de la novela de Margaret Mitchell “Lo que el viento se llevó”. La epopeya de la Guerra Civil americana se convirtió en un best-seller y se inició una gran disputa entre los productores que querían llevar la novela al cine. David O. Selznick fue el afortunado ganador y comenzó una ola de publicidad inmensa centrada en la búsqueda para encontrar una actriz que interpretase a Escarlata O´Hara. Muchas actrices querían optar a ese papel y otras tantas incluso hicieron pruebas de cámara. Olivia era, quizás, la única actriz de Hollywood que no tenía deseos de interpretar ese papel. “Sabía que para tener mi propia vida debía ser independiente y autosuficiente. Y Escarlata era lo contrario. Así que ese papel no me interesaba en absoluto”, dijo Olivia. Joan Fontaine, hermana de Olivia, fue una de las cientos que probaron para hacer de Escarlata. Irónicamente, fue su audición la que propició que Olivia intepretara a Melania, la prima bondadosa de Escarlata. Cuando George Cukor le pidió a Joan que leyera el papel de Melania, ella declinó y dijo: “Si es una Melania la que buscas, ¿por qué no tratas con mi hermana?”. Cukor contactó con Olivia y le realizó una audición, que se realizó en la casa de Selznick. En principio Jack Warner era reacio en ceder a Olivia a MGM pero la mujer de Warner fue quien convenció a su marido de que Olivia interpretara a Melania. Fue un personaje que Olivia admiró siempre por su humildad, gentileza y generosidad.

OliviadeHavilland100años09

“Lo que el viento se llevó” fue también para Olivia una liberación del estricto contrato que tenía con Warner. Poco después volvió a su triste realidad con “La vida privada de Elisabeth y Essex”, donde estaba por detrás de Bette Davis y Errol Flynn en cuanto a protagonismo. Pero Olivia no dijo una palabra para mostrar lo difícil que le estaba resultando todo. Pero no se calló cuando Warner le negó asistir a la premiere de “Lo que el viento se llevó”. Al final pudo asistir pero la tensión con Jack Warner siguió aumentando incluso después de su nominación al Oscar como mejor actriz secundaria por su papel del Melania. Y volvía a tener esos papeles mediocres como en “Camino de Santa Fe” (1940). Aún así pudo interpretar “La pelirroja” (1941) junto a James Cagney y Rita Hayworth. La popularidad de la película suavizó un poco la tensa relación con Warner. Y surgió otra buena oportunidad con “Si no amaneciera” (1941), la cual escribió Charles Brackett especificamente para Olivia. Pero conseguirla fue otro asunto. Paramount, que producía la película, cedió a Fred MacMurray a Warner para “Dive bomber” a cambio de Olivia. En “Si no amaneciera”, Olivia realizó una de sus mejores actuaciones. De hecho recibió su primera nominación al Oscar de actriz principal pero el premio lo recibió su hermana Joan Fontaine por “Sospecha”. A pesar de esa nominación y de la estupenda taquilla de “Si no amaneciera”, Jack Warner se negaba a reconocer el poder de Olivia y volvió a encorsetarla en “Murieron con las botas puestas” (1941), su última película junto con Errol Flynn. Le siguieron papeles menores en “El Macho” (1942) y “Como ella sola” junto con Bette Davis y “La chica del gobierno” (1943). Aunque también había películas que le gustaban a Olivia como “La princesa O´Rourke”.

OliviadeHavilland100años08

La última película de Olivia con Warner fue “Predilección” (1946), sobre la vida de las hermanas Brontë. El Estudio, sin embargo, decía que Olivia aún les debía seis meses de trabajo. A través de un abogado, Olivia descubrió una ley de California que estipulaba que un trabajador no podía estar empleado en un contrato de más de siete años, que ella interpretó como años en calendario y no tiempo acumulado de trabajo. Con el tremendo riesgo que eso podía suponer a su carrera, presentó una demanda contra Warner Bros. Pidió al Tribunal Supremo una interpretación de la ley que se aplicara al contrato de un actor. Los abogados de Warner hicieron todo lo posible para intimidar a Olivia. Fracasaron y el Tribunal falló a favor de Olivia. Los abogados de Warner no presentaron apelación y Jack Warner intentó conseguir que los demás Estudios le apoyaran. Como resultado, Olivia fue incluída en la lista negra de cada Estudio y estuvo sin hacer cine durante tres años. De hecho, el estreno de “Predilección” fue pospuesto. Olivia se mantuvo ocupada en Lux Radio Theater y uno de los aspectos positivos que podía participar en mítines para que la gente comprara bonos de guerra y visitar a los soldados en los hospitales. En 1944, la corte de apelaciones voto por unaminidad a favor de Olivia y en Febrero de 1945 el Tribunal Supremo de California decidió revisar su caso. La sentencia histórica llegó a ser conocida como “La decisión De Havilland”. Bette Davis comentó años más tarde: “Todos los actores tenemos una deuda de gratitud con Olivia de Havilland por librarnos de esa esclavitud”.

OliviadeHavilland100años07

Ansiosa de volver al trabajo, Olivia firmó un contrato de tres películas con Paramount. La primera, “The well-groomed bride”, con muy poco éxito. Fue en 1946 cuando Warner decidió por fin estrenar “Predilección” pero en cuanto a público y crítica se convirtió en una película olvidada. Y fue cuando, de nuevo, Mitchell Leisen le ofreció a Olivia unos de los papeles clave en su filmografía: “La vida íntima de Julia Norris” (título de nefasta traducción en España ya que Olivia en la película se llama Jody). Olivia dijo sobre ese papel: “El guión de Charles Brackett era perfecto, con un diálogo contudente y un personaje romántico y sentimental. Yo soy así y sentía que podía interpretarlo mejor que nadie”. En su siguiente película, el reto fue mayor intepretando a dos gemelas en “A través del espejo”. Y fue en aquel verano de 1946 cuando conoció a su primer marido, Marcus Goodrich. Era un oficial naval que le sacaba 18 años a Olivia. El día después de la boda, el agente de Olivia telefoneó a Joan Fontaine para preguntarle si sabía algo sobre su nuevo cuñado. Joan broméo: “Todo lo que sé de él es que ha tenido cuatro esposas y ha escrito un libro. No estaría mal si fuese al revés”. Su comentarió ofendió a Olivia. Como era de esperar, Olivia recibió una nominación al Oscar por “La vida íntima de Julia Norris”. Dos semanas antes de la ceremonia, un agente de prensa le preguntó si ella se haría fotos con Joan en el caso de que Olivia ganase el Oscar. Dijo que si, pero solo si Joan se disculpaba por el comentario sobre su marido.

OliviadeHavilland100años15

La noche del 13 de Marzo de 1947 debería haber sido una de las más alegres en la vida de Olivia. Ganó el Oscar a la mejor actriz. Después de que Olivia finalizase su discurso de aceptación del premio, Joan, que acababa de presentar el Oscar al mejor actor, se acercó para felicitarla. Pero Olivia pasó totalmente de ella y esa foto en ese momento preciso se inmortalizó. Olivia comentó en ese momento a su agente de prensa que “no sé porque ella hace eso cuando sabe como me siento”. Joan, por su parte, quedó desconcertada por ese gesto. Se encogió de hombros y se fué. Más tarde Joan dijo que “fui a felicitarla como lo hubiera hecho con cualquier ganador. Ella apenas me miró, ignoró mi mano, agarró su Oscar y se fue”.

OliviadeHavilland100años10

Esa victoria le dio a Olivia una cantidad enorme de proyectos para elegir como “Nido de víboras” (1948), por la cual recibió una nueva nominación. Ese Oscar lo ganó Jane Wyman por “Belinda”. Olivia dijo que Jane lo merecía y además había protagonizado recientemente “La heredera”, donde Olivia ganó su segundo Oscar realizando una de las mejores interpretaciones femeninas de la Historia del cine. William Wyler sacó de Olivia una impresionante actuación. Era la cúspide de la carrera de Olivia pero también fue el final de sus años de gloria en Hollywood. A pesar de las críticas y la actuación de Olivia, la película no fue un éxito en la época. “La heredera” es una película que ha ganado su gran valor con el paso de los años. Poco después de dar a luz a su primer hijo, le ofrecieron el papel de Blanche DuBois en “Un tranvía llamado deseo”, el cual rechazó. Con su maternidad tan reciente no se sentía capacitada para un papel así. Olivia se dedicó a representar obras de teatro durante unos tres años hasta que en 1952 volvió a la pantalla con “Mi prima Raquel”, hermosa y evocadora adaptación de la novela de Daphne du Maurier coprotagonizada con Richard Burton, lo que suponía su debut en el cine americano. En 1953 aceptó participar en el Festival de Cannes y estando en París conoció a Pierre Galante. La capital francesa era lo opuesto a Hollywood y Olivia se trasladó allí donde aprendió francés. En 1955 intervino en “La princesa de Éboli” y en “No serás un extraño”, ambas con escaso éxito. Poco después de terminar esta última película, Olivia se casó con Pierre Galante. Al año siguiente tuvieron a su primer hijo y a finales de esos años 50 Olivia participó en tres películas: “La hija del embajador” (1956), “El orgulloso rebelde” (1958) y “La noche es mi enemiga” (1959).

OliviadeHavilland100años04

OliviadeHavilland100años17Ya en los años 60, Olivia realizó solo tres películas: “Luz en la ciudad” (1962), “Una mujer atrapada” (1964) y “Canción de cuna para un cadáver” (1964). Esta película era como una continuación de “¿Qué fue de Baby Jane?” (1962) con Bette Davis y Joan Crawford. Dada la tormentosa relación entre las dos divas y que Joan Crawford alegó estar “enferma” para no participar en esta secuela, la propia Davis escogió a Olivia quien en un principió rechazó el papel. Pero una posterior lectura del guión de su personaje, donde vió que éste podía tornarse interesante y entrar en un fascinante juego con el espectador fue lo que finalmente la convenció. Los años posteriores de Olivia fueron en televisión y en los 70 irregulares tuvo intervenciones en películas tan dispares como “La Papisa Juana” (1972), “Aeropuerto 77” (1977) , “El enjambre” (1978) y “El quinto mosquetero” (1979). En esos años sus energías y esfuerzos estaba enfocados en su familia. En 1975 su madre falleció y supuso también el fin a la relación entre Olivia y su hermana Joan. Una disputa sobre las fechas de cuando se iba a realizar el funeral causó un nuevo enfrentamiento y no volvieron a hablar nunca de aquello.

OliviadeHavilland100años05

OliviadeHavilland100años06En los 80 las participaciones de Olivia fueron ya muy esporádicas aunque en 1987 recibió un Globo de Oro por su actuación en la miniserie “Anastasia: El misterio de Anna” (1986). Su última película fue “The woman he loved” (1988). Durante esa época se dedicó a escribir sus memorias y en 1991 sufrió la pérdida de su hijo Benjamin. En 1998, cuando se enteró de que su ex marido Pierre Galante estaba enfermo, ella amablemente lo acogió en su casa donde podría cuidarlo. Muchas personas le preguntaron porque se metía en esos problemas con un hombre del que se había divorciado 20 años atrás. Olivia dijo que Pierre quería mucho a la hija de ambos, Gisele, y que a pesar de no estar casados “hice un compromiso de honrarlo, apreciarlo y cuidarlo. Me gusta mantener mis compromisos”. Debido a aquello, rechazó una invitación para aparecer en la 70º ceremonia de los Oscar junto con otros ganadores del premio. Olivia siguió cuidando a Galante hasta su muerte a finales de 1998. Desde entonces, ha vivido prácticamente recluida, y una de sus últimas apariciones fue como presentadora de uno de los premios de la 75ª edición de los Oscar en 2003. El 17 de Noviembre de 2008, a la edad de 92, De Havilland recibió la Medalla Nacional de las Artes. El 9 de septiembre de 2010, a la edad de 94 años, Olivia de Havilland fue nombrada Caballero de la Legión de Honor, una distinción que otorga el Presidente de la República Francesa. En Febrero de 2011, Olivia de Havilland apareció en la ceremonia de entrega de los premios César. Jodie Foster la presentó y De Havilland recibió una ovación con el público puesto en pie. Y en este día, 1 de julio, Olivia, una de las últimas y más grandes estrellas del Hollywood dorado cumple 100 años. Felicidades, Livy.

OliviadeHavilland100años01

Javi Leiva

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Ferran - 01.07.2016 a las 20:06

Felicidades por el artículo! Muy completo!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario