Recordando clásicos: Montgomery Clift, el actor atormentado

Recordando clásicos: Montgomery Clift, el actor atormentado

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,43 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Nacido como Edward Montgomery Clift el 17 de Octubre de 1920 en Omaha, Nebraska. Era el menor de tres hermanos (tenía un hermano Brooks Clift, un año mayor, y una hermana melliza llamada Roberta, nacida unos minutos antes que él). Su padre, William Brooks Clift, hizo mucho dinero gracias a la banca, pero se volvió pobre con la llegada de la Gran Depresión. Su madre, Ethel Anderson Fogg, fue una mujer nacida fuera del matrimonio (fue adoptada por los Fogg, posteriormente a los 18 años se enteró de que sus verdaderos padres fueron Woodbury Blair y María Anderson, que pertenecían a acaudaladas familias, entre los que había políticos y generales de la Guerra de Secesión), luchó por ser reconocida por sus padres biológicos y se propuso criar a sus hijos como si fuesen aristócratas. En 1928, Monty viajó con sus hermanos y su madre por Europa, gracias a esto hablaba con fluidez alemán, francés e italiano.

Clift debutó en Broadway a los 13 años en la obra teatral ”Fly away home” y escogió quedarse en Nueva York durante 10 años, en los cuales estuvo curtiéndose en teatro, hasta que finalmente sucumbió a Hollywood. Tuvo excelentes críticas en sus representaciones teatrales y pronto numerosas actrices se enamoraron locamente de él.

Mientras estaba trabajando todavía en Nueva York, a principios de los años 40, conoció a una acaudalada ex extrella de Broadway, Libby Holman (de mediana edad y bisexual), esta mujer estaba obsesionada con él y se comenta, que fue la única relación amorosa heterosexual que Monty tuvo a lo largo de su vida, este affaire provocó que dudase de su propia sexualidad. Holman adoraba tanto a Clift, que le produjo una obra experimental de teatro que se tituló ”Mexican mural” sólo para él.

Esta relación sentimental influyó en sus primeras elecciones cinematográficas, rechazando el papel de William Holden en ”El crepúsculo de los dioses” (el papel fue escrito especialmente para él, pero se le hacía demasiado familiar la historia de la película) y el de Gary Cooper en ”Solo ante el peligro”. Su largo aprendizaje en el teatro le ayudó a ser un actor artísticamente más maduro y comprometido con su trabajo, Clift me parece un intérprete de una intensidad enorme y que, pese a su trayectoria teatral, no le veo nada impostado en la gran pantalla (no me gustan las comparaciones pero esto es simplemente una apreciación personal, no puedo evitar que Leonardo DiCaprio me recuerde actoralmente a él, ambos magníficos actores sin duda, a Martin Scorsese también le sucede…).

Su primer papel cinematográfico fue el de ”Río rojo” con John Wayne, que hizo de él una estrella emergente y rápidamente obtuvo su primer gran éxito con la película ”Los ángeles perdidos” (la primera de sus 4 nominaciones al Oscar, las otras fueron por ”De aquí a la eternidad”, ”Un lugar en el sol” y por ”Vencedores o vencidos”).

Monty fue un actor atormentado por su condición sexual en la industria del Hollywood dorado, era un secreto a voces su presunta homosexualidad, hecho que le dificultaba encontrar proyectos y hacía que algunas personalidades del mundo del espectáculo le hiciesen el vacío. Si ya de por sí la industria cinematográfica americana casi siempre ha sido puritana y retrógrada, un actor homosexual todavía lo tenía más complicado en aquella época, muchos tenían que fingir su heterosexualidad mediante tapaderas (relaciones o matrimonios con parejas femeninas postizas), que se lo digan a Rock Hudson (del cual no se supo que era homosexual hasta poco antes de fallecer de sida). En el caso de Clift, los publicistas también solían buscarle novias ficticias.

Elizabeth Taylor fue una de sus mejores amigas, juntos rodaron las estupendas ”Un lugar en el sol”, ”El árbol de la vida” y ”De repente, el último verano”, se comentaba que la actriz estuvo enamorada de él pero se dio cuenta de que su amor era imposible, aunque Monty siempre le tuvo un enorme cariño, llegando a afirmar lo siguiente: ”Liz es la única mujer que he conocido que me atrae. Es como si fuese otra mitad de mí”.

Clift fue un gran defensor de la calidad como actriz de la infravalorada Marilyn Monroe, se conocieron en el set de la excelente ”Vidas rebeldes” (una de las mejores interpretaciones de la rubia, está estupenda) y se convirtieron en íntimos amigos. En general, tenía muchas amigas actrices.

Durante los años 50, Monty padeció alergias y colitis, además de ser adicto a las pastillas y al alcohol. Gastó gran cantidad de dinero y tiempo en psiquiatras. En 1956, en la época que estaba rodando ”El árbol de la vida”, tuvo un accidente con su Chevrolet al salir de una fiesta organizada por su amiga Elizabeth Taylor, chocó contra un árbol. La actriz lo salvó de morir ahogado, al sacarle dos dientes que tenía incrustados en su garganta y le impedían respirar. Su rostro fue totalmente reconstruido, la Taylor evitó que se le fotografiase su cara deformada hasta que saliese del hospital y estuviese recuperado. Se reconcilió con su padre y se volvió todavía más dependiente de los calmantes y antidepresivos, además se sentía tremendamente culpable de su homosexualidad. A partir de este grave accidente, Clift inició una espiral de autodestrucción todavía más severa, los últimos 10 años de su vida fueron un infierno para él.

Su carrera en Hollywood sufrió un bajón, su último gran papel fue en ”Vencedores o vencidos”, durante su rodaje Monty tenía notables problemas para recordar sus frases, a pesar de que solamente aparece en una escena, finalmente, el director Stanley Kramer le dijo: ”Mira, Monty, olvídate de las líneas. Tú estás en el estrado. El fiscal te dice algo y luego el abogado de la defensa te ataca con dureza, y tú echas un vistazo al guión y sueltas una palabra. Eso estará bien. Di lo que sea, en realidad no importa. Simplemente vuélvete hacia Tracy cuando quieras e improvisa algo. Estará bien porque eso mostrará la confusión de tu personaje”. Él pareció calmarse. Nunca seguía el guión al pie de la letra, lo que decía siempre encajaba perfectamente, y finalmente lo hizo tan bien como se esperaba. Después de esta cinta, volvió a Nueva York. Elizabeth Taylor intentó que volviera a actuar, le ofreció el papel que después haría Marlon Brando en ”Reflejos en un ojo dorado” (1967). Su rumoreada última pareja sentimental, Lorenzo James, lo encontró en su cama desnudo y muerto, la autopsia desveló que su muerte se debió a una oclusión coronaria, sucedió el 23 de Julio de 1966. El profesor del Actor’s Studio, Robert Lewis, denominó su muerte como ”el suicidio más largo de un actor en Hollywood”.

Montgomery Clift bordaba personajes sensibles y torturados, al margen de las películas que he citado en líneas anteriores, te recomiendo la espléndida ”La heredera” del casi siempre grande William Wyler y la única cinta que realizó con Alfred Hitchcock ”Yo confieso”, en ambas está magnífico, como solía ser habitual en él.

Curiosidades

* Era amigo de Marlon Brando, el mítico actor intentó ayudarlo durante el rodaje de ”El baile de los malditos”, porque Clift ya estaba destruyéndose a sí mismo con el alcohol (la madre de Brando también era alcohólica). Hasta la muerte de Monty, se ayudaron mutuamente, Brando incluso le instó a que volviese a actuar, porque le respetaba y admiraba mucho como actor. Eran conocidos en Hollwood como ”Los gemelos de oro”, por su veloz ascenso al estrellato. Curiosamente, ambos nacieron en el mismo lugar (en Omaha, Nebraska).

* Su padre era violento, abusivo y ultraconservador, nunca se llevaron bien. Solía interpretar personajes que se defendían contra la brutalidad o la ignorancia, Monty siempre decía que actuaba con su padre en mente como antagonista.

* James Dean fue un gran admirador suyo, le encantaba su excelente interpretación en ”Un lugar en el sol”, la cual vio en diversas ocasiones. Cuando era aspirante a actor, firmaba sus cartas como Jim -Brando Clift- Dean, en referencia a los dos actores que más veneraba, el propio Clift y Marlon Brando.

Tu prima.
Yuna

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

antonio - 30.08.2014 a las 13:26

se merece mucho mas reconocimiento..
lo recuerdo desde que era un crio..

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario