San Sebastián 2019: Una tercera edad honesta, secta metafórica, enfermedad narrada con sopor, corrupción policial kazaja y una joven guerrilla colombiana

San Sebastián 2019: Una tercera edad honesta, secta metafórica, enfermedad narrada con sopor, corrupción policial kazaja y una joven guerrilla colombiana

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Nueva jornada del Festival de San Sebastián en la que entre apuestas duras y complejas ha destacado como un rayo de luz una cinta canadiense que le da justo valor y dignifica a una tercera edad con ganas todavía de aferrarse a la vida.

“Y llovieron pájaros” se ha convertido en una de las sorpresas de la jornada del lunes en el Festival de San Sebastián. Tras tanto drama mortecino nos hemos encontrado con una inspiradora cinta canadiense que pone en el lugar que merece a la tercera edad contando la historia de tres ancianos ermitaños que viven apartados de los demás en el bosque, tras una vida de vaqueteo marcada por la frustración artística, la enfermedad o el alcohol, y que son amenazados por un gran incendio que acorrala la zona coincidiendo con la llegada de dos mujeres, una fotógrafa interesada en el trabajo pictórico de uno de ellos y una octogenaria que ha estado toda la vida recluida en un psiquiátrico.

Una propuesta de cine canadiense que tiene la habilidad para tratar temas importantes con cierto tono de bonhomía humor y ternura centrándose en la vejez, la muerte, el amor, la soledad y las segundas oportunidades. La directora de “Familia” (2005) o “Gabrielle” (2013), Louise Archambault, tiñe de aire country y testamentario, a través de las canciones (impagable el Bird on the wire de Leonard Cohen) que interpreta uno de los personajes, encarnado por el imprescindible en el cine de Denys Arcand, Rémy Girard, una deliciosa historia de soledades compartidas y de agarrarse a la vida que sobrevuela sin caerse en tópicos del cine gerontófilo apostando por suma delicadeza, honestidad y verdad en un melodrama gozoso, tierno y accesible que, por otro lado, como personajes rémora de su pasado y alejados del afecto que rebrota en la estación final de sus vidas, es valiente cuando tiene que serlo a la hora de hablar (y exponer) el sexo en la tercera edad o el suicidio asistido. Sin pasar mucho la cinta trata temas intensos emocionalmente haciendo destacar el valor de las pequeñas cosas como la importancia de una caricia o la libertad de elegir como vivir. “Y llovieron pájaros” es cine mayúsculo, rodado con exquisitez, y enarbolando el papel del arte, en reflexión, sencillez y lirismo y, sobre todo, es un canto a la hora de conocerse y de tener claro que mientras haya vida hay capacidad para amar y ser amado.

“The other lamb” es el nuevo trabajo de Malgorzata Szumowska, la directora polaca que poco a poco ha ido imprimiendo estilo y una carrera alabada en circuitos críticos con títulos como “Amarás al prójimo” (2013), “Cuerpo” (2015) y “Mug” (2018). Con su nuevo trabajo la realizadora se doctora en dominio visual a la hora de mostrar un mundo inhóspito y distópico, que en cierta manera recuerda al de Margaret Atwood para “The handmaid´s tale”, y en el que una adolescente (junto a otras compañeras) ha sido criada dentro de la secta El Rebaño comandada por un tipo conocido como el Pastor. Hay mucho lirismo, simbolismo, y un intento descarado de crear desasosiego y polémica, como si así el sello de autor no fuera a quedar suficientemente impreso, y eso lleva a la cinta a ofrecer terror, empoderamiento y sectas de ritos ancestrales en una cinta de simbologías que te deja ojiplático por la potencia de sus imágenes para la nadería que contiene. Malgorzata Szumowska pretendiendo sorprender cuando es algo que suena a muy visto y que peca de una grandilocuencia de la que no es propia. Imágenes perturbadoras y personajes mirando hacia el horizonte de su desgracia llevan a una cinta que no aporta nada a este tipo de historias y que con el momento final parece que directamente se esté burlando del espectador. Simbolismo con crítica al patriarcado en el que hay que destacar la fría, tenue y abstracta fotografía de Michael Englert creando potencia en sus encuadres y el trabajo de Raffey Cassidy.

“Vendrá la muerte y tendrá tus ojos” es el nuevo trabajo de José Luis Torres Leiva que se adentra en dos mujeres de la sociedad chilena contemporánea que son pareja y que tienen que enfrentarse a la enfermedad de una de ellas. Un ejercicio lánguido y plúmbeo que sin desmerecer al trabajo de las actrices Amparo Noguera y Julieta Figueroa crea un conjunto aburrido ante el exceso de contemplación y la inserción de unos relatos que te sacan definitivamente de la historia. No todo vale y es que tratar un tema tan importante como el encarar la cuenta atrás de una enfermedad, y en cómo lo afronta una pareja, no es garantía de valor cinematográfico y narrativo y es que lo que aquí se nos presenta es una cinta confusa y aburrida con una enfermedad que afecta a unas mujeres pero sin lograr transmitir ninguna emoción en la pantalla. Lo que contó Fernando Franco mucho mejor en “Morir” y en la que parece que haya tres o cuatro películas en una con hasta un segmento que en cierta manera recuerda a “El desconocido del lago”. Lamentablemente ninguna de ellas es buena. Uno de los fiascos vistos en la sección oficial naufragando a la hora de retratar el duelo en una propuesta tan compleja a la hora de ser plasmada como insoportable. El título tan poético no puede hacer mejor referencia al hecho de querer cortarse las venas viéndola.

“A dark-dark man” es una cinta sobre el falso culpable entre el thriller de mafias, venganzas y la violencia estilizada. El problema es que se hace muy reiterativa y el tedio la invade. Una película de director que se queda en ideas y refritos a la hora de retratar la corrupción policial por parte de un Adilkhan Yerzhanov que de querer cuidar tanto su estilo personal visual, sobre esa estepa infinita, crea un conjunto confuso y desdibujado en la que con sarcasmo digno de Bong Joon-ho desmonta el cine de autor contemporáneo y las ínfulas de algún director como Nicolas Winding Refn. Una pena que sea tan a fuego lento la historia de este detective que investiga la muerte de un niño kazajo y es que Daniar Alshinov es de lo mejor de la cinta como un detective que hasta la llegada de una periodista no se plantea si sus métodos son éticos o no preocupándose tanto él como las autoridades de cerrar el caso lo antes posible más que asegurarse que la investigación se ha desarrollado como debe encontrando al verdadero culpable. Hay mimbres, estilo y oficio pero se hace larga.

“Monos” llega como una de las grandes apuestas de la sección Horizontes Latinos y como flamante representante de Colombia para el Oscar además de haber ganado el Premio especial del Jurado en la sección World Cinema del Festival de Sundance 2019. La cinta de Alejandro Landes es fiera, iconoclasta y muy auténtica. La realidad de un grupo de adolescentes que forman una guerrilla en la selva colombiana y que tienen secuestrada a una doctora americana recibiendo también el encargo de proteger a una vaca lechera llamada Shakira y creando su particular ecosistema de poder y valores. Dura y auténtica para esta revisión de “El señor de las moscas” creando tensión, desgarro y una gran fuerza visual a pesar de la crudeza de algunos momentos impidiendo que el espectador despegue la vista de la pantalla en una tensión casi alucinógena que nos lleva a una selva como la de “Apocalypse Now” en la que el peligro está presente en todo momento dando valor al grupo, aunque destacando a la doctora que encarna Julianne Nicholson como rehén que ve caer sobre ella la sed violenta de unos críos que no tienen otro lenguaje a la hora de cimentar la responsabilidad que les ha sido encomendada. El mérito no es sólo el suspense que genera, o su retrato de la juventud alineada, sino en ser capaz de mantener un ritmo adrenalítico y sacar belleza y épica frente al horror.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario