Espresso: “An American crime”, la historia de un maltrato

Espresso: “An American crime”, la historia de un maltrato

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (52 votos, media: 3,38 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Últimamente estas muy relacionado con los Asesinos en serie con el repaso que les estas dando. Una buena galería de tipos que navegan entre la obsesión, la psicopatía más enfermiza, la insatisfacción y baja autoestima además de, en muchas ocasiones, una sexualidad mal entendida. Todos ellos tienen como elemento común el listado de víctimas que convierte a un criminal en un asesino en serie. Hoy no entramos en uno de ellos, ya que la mujer que nos ocupa (no van a ser únicamente los hombres las máquinas de matar) sólo cometió un asesinato, pero ese fue tan cruel, premeditado y sórdido que acaba de inspirar una película que se estrena esta semana, “An American crime” película que viene avalada por el Festival de Sitges.

El director Tommy Haver se inspira en uno de esos hechos que parecen destinados a quedar de puertas para adentro de no ser por algún elemento del destino que ayuda a sacarlo a la luz. Ocurrió en 1966 y el escenario fue el sótano de una casa de un pueblo de Indiana. Allí apareció el cadáver de Sylvia Likens, una joven de 16 años que fue torturada por Gertrude Baniszewski, una ama de casa madre de seis hijos que retuvo a esta chica y le profirió una lenta agonía permitiendo la vejación de la chica por parte de sus hijos, además del silencio de algunos vecinos que sospechando lo que ocurría no se decidieron a dar la voz de alarma.

EssAnAmericancrimeSylviaLikens.jpgSylvia Likens y Jenny, su hermana menor, fueron dejados al cuidado de Gertrude Baniszweski mientras sus padres se ausentaban para trabajar en las ferias estivales en Florida. Las dos niñas ya conocían a los hijos de Gertie, quien ganaría unos muy necesitados 20 dólares a la semana por esa molestia. En el verano de 1965, Sylvia, de 16, y Jenny, de 15 años, se mudaron con Gertie y su prole en el 3850 East New York St., en la pacífica ciudad de Indianápolis, Indiana. Sylvia era una chica agradable y callada a quien todos querían. En seguida cooperaba y ayudaba con el planchado y los platos. Jenny también era una adolescente bastante callada. Había nacido con la pierna izquierda encogida. Más allá de su discapacidad, se las arreglaba para bailar y montar en patinete.

Gertrude tenía la paranoia de que Sylvia era una prostituta y excusándose en ese motivo golpeaba a Sylvia a la menor ocasión, a pesar de que las primeras semanas la convivencia fue relativamente plácida. Poco a poco, la madre de familia fue cogiendo una manía atroz a la chica con la que pudo desplegar todas sus frustraciones ante la pasividad de la chica. Gertrude incitaba a sus seis hijos y a los jóvenes de su barrio a burlarse de Sylvia y a abusar de ella. La ataban y luego la golpeaban. También la increpaban y la quemaban con cigarrillos.
Especialmente cruel era el trato que daba a Sylvia uno de los hijos, Coy Hubbard, quien tenía 15 años, pesaba 85 kilos y medía casi dos metros. Le gustaba practicar judo y le encantaba lanzar a la chica por el aire como su mejor “sparring”. En el sótano de los Baniszewski, había un viejo colchón, que, se suponía, le proveería a Sylvia un suave aterrizaje. Coy, normalmente, calculaba mal, y Sylvia aterrizaba con un crujido en el piso de cemento. Todo el mundo se reía. Nadie, incluyendo a Jenny, hizo nada al respecto. Después de todo, el único adulto cuidándolos era Gertie, y ella quedaba deleitada con esas prácticas. En una ocasión, Richard Hobbs dejó inconsciente a Sylvia durante tanto tiempo que todo el mundo pensó que se había muerto.

Se convirtió en un juego horroroso orquestado por una mujer diabólica que estaba descargando las desgracias de su vida en una chica joven. En muchas ocasiones, era arrojada escaleras abajo al sótano, lo que era la sórdida cárcel en la que quedaba recluida la chica. Los chicos la sumergían en baños extremadamente calientes. Cuando era sacada, su cuerpo estaba rojo por el calor. Una vez se desmayó y fue arrastrada fuera del agua por el pelo. Sylvia, ahora cubierta por quemaduras de cigarrillos y otras heridas causadas luego de ser lanzada por el aire y arrastrada por el piso de cemento, sufrió como una de las hijas le pasaba sal por las heridas.

En su último día, Sylvia estaba prácticamente incoherente. Tenía moretones por todo el cuerpo. y Gertie decidió que debía mojarla con la manguera. Una manguera de jardín fue llevada hasta el sótano. Todo el mundo se rió mientras el agua salpicaba sobre el demacrado cuerpo de Sylvia Likens. Ella no se movió. No pudo hacerlo. Estaba muerta. La inconsciencia de unos asesinos cegados por su juego macabro provocó que ellos mismos se descubrieran al llamar a la policía con el fin de que reanimará a la chica, convencidos de que con un boca a boca se restablecería.
El 26 de octubre de 1965 el cuerpo de sin vida de Sylvia fue hallado en el sótano de la casa de Gertrude. Estaba recubierto de quemaduras de cigarrillo. En su abdomen estaba tallada la frase “Soy una prostituta y estoy orgullosa de serlo”. Gertrude mostró a la policía cartas en donde Sylvia detallaba su conducta de prostituta. Mas tarde, la policía descubrió que Sylvia habia sido obligada por la fuerza a escribir tales cartas. Los oficiales y médicos expertos concluyeron que el de Likens fue el peor caso de abuso físico que habían investigado en la historia del Estado de Indiana.

EssAnAmericancrimeRecorteperiodicocasoLikens.jpgLa conducta llevada a cabo por Gertrude Baniszewski fue achacada a un trauma arrastrado desde la infancia. Su padre había fallecido cuando ella tenía 11 años, dejando a su madre con seis niños para criar. Cinco años más tarde, a los 16, Gertie dejó el colegio y se casó con John Baniszewski de 18 años. Gertie y John terminaron con el matrimonio tras 10 años. Ella se tomó el tiempo para casarse con Ed Gutherie, pero esta unión sólo duró tres meses. Gertie se dio cuenta de que había cometido un error. Luego cometió nuevamente otro. Se casó nuevamente con su primer marido, John, y tuvo dos hijos más ( ya tenía cuatro) antes de divorciarse de él por segunda vez en 1963.
En 1965, Gertie tenía 37 años y se veía como una persona de 50. Fumaba como una chimenea, sufría de asma, y tenía una batería de otros dolores. Su única entrada económica consistía en lo que podía extraer de los padres de sus hijos. Para llegar a fin de mes, generalmente, planchaba y los días pasaban monótonos y sin alicientes hasta la llegada de Sylvia, que se convertiría en un juguete macabro en la que la familia basaría el poder con el que nunca habían dominado sus propias vidas.

Gertude Baniszewski fue hallada culpable de asesinato en primer grado y sentenciada de por vida en la cárcel en la Prisión de Mujeres de Indiana. Obtuvo su libertad condicionalel 4 de diciembre de 1985, tras pasar 20 años en prisión.

Trailer de “An American crime”

Tu primo.
Coronado

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

rosk - 12.09.2008 a las 19:23

es una pelicula muy dura y cruel, pero a la vez te hace reflexionar sobre con quien estas dejando a tus hijos y a ver que las personas no son como aparentan ser aunque asistan a la iglesia o a x religion eso no quiere decir que sean buenas. Y que aferrarse a vivir de sylvia pobre chica, y gertrude debieron dejarla encerrada hasta su muerte.

Miguel Angel - 24.09.2008 a las 20:50

Yo aún no he visto la peli pero leyendo tu escrito no entiendo como ese mal bicho pudo salir de la cárcel. En los USA por mucho menos te meten encima de la silla eléctrica. Uno por mucho que le da vueltas es incapaz de llegar a entender qué le puede llevar a tanta gente como había en esa casa a cometer esas atrocidades. Gracias por la información.

gaby - 30.09.2008 a las 05:45

hola la berda una de las historias mas dramaticas y la verda es una salvajada lo que isieron con esa pobre muchacha e escuchado cosas orivles pero esto no tiene perdon de nadie . la hermana fue tan culpavle como los demas y los vesinos son otros que no fueron capas de hacer nada saviendo lo que pasava este mundo tenga en los sielos sylvia un anjel que marcho por el alma negra de un par de demonios que fue cada integrante de esa cruel familia

Dania Garcia - 30.09.2008 a las 07:45

La pelicula esta muy triste, y no se sabe ni a quien culpar por lo que le paso a la pobre chica, es deprimente saber por todo lo que paso, pero lo peor es saber que hay tanta gente enferma por el mundo que hace ese tipo de cosas, o que lo vean y lo permitan

pili - 11.10.2008 a las 22:00

es de las peliculas mas crudas qe he visto.
me senti tan impotente al observar la actitud de los vecinos i de los propios niños cuando sylvia aun vivia, no hicieron nada !
lo peor de todo, es qe este tipo de abusos de vive constantemente en nuestra sociedad i nadie alza la voz.
ya basta

Evelyn - 19.10.2008 a las 00:04

La pelicula es muy fuerte y triste me hizo llorar
y como me kede impactada por la peli me puse a investigar sobre sylvia y no sabia que la obligaban a comer heces y orina!!!
no puedo creer komo hay gente tan maldita
descanse en paz SYLVIA LIKENS

yadira almanza - 21.10.2008 a las 02:37

tan solo ver la pelicula me produjo una infinita tristeza, ver la decadencia de tanta gente que torturaba a silvia y nadie hizo nada, ni siquiera su hermana pero cuando me puse a investigar y vi que le hacian cosas peores que lo que se vio me quede realmente horrorizada, que trizte y tampoco entiendo como salieron de la carcel habiendo cometido un acto asi. Silvia que Dios te bendiga.

matthew - 22.10.2008 a las 19:29

horrriiblleeeee, algo jamas visto , kede mas impactado que y triste que con la pelicula de Titanic.

marcela - 24.10.2008 a las 15:48

hay que hacer algo para que a esa vieja estupida la regresen a la carcel… o a sus hijos!!! ojala los torturen igual.. no se vale pobre silvia

Dante - 30.10.2008 a las 17:10

Estimada marcela es demasiado tarde ya que la mujer murió en 1990, no asi los hijos que aun viven, pero no te preocupes todo ese mal lo pagará con creces esa señora, de hecho hoy ya lo esta haciendo te lo aseguro.

Princess - 11.11.2008 a las 05:27

La verdad estoy totalmente desconcertada como un ser humano puede maltratar a otro de tal forma sin sentir un minimo de dolor, compasion, sufrientooo, la pelicula es debastante pero es mas al saber que todo esto le sucedio a Sylvia de verdad, y el saber que nadie le ayudo y todos le hicieron daño por una satisfaccion o no se ni como decirle es dolorosoo, pero al final de la pelicula se dijo algo muy importante, todos tienen un plan ara q les suceda algo, o no recuerdo pero que se puede aprender de tal situacion o que pudo aprender Sylvia?? que es esoo como este mundo puede estar lleno de personas tan macabras y malintencionadas.

Natty - 29.11.2008 a las 01:28

no puedo creer que haya personas tan inumanas, pìenso que no deben de existir, y al parecer le falto muchos mas años de carcel fue una sentencia muy minima para ella, y sus complices tambien les hubieran dado cadena perpetua se merecen la muerte haci como ellos la provocaron ha esa pobre chava que sufrio a consecuencia de estas perosnas ni da ganas de mencionarlo a los agresores

Luis - 02.01.2009 a las 20:57

Para sus hijos la madre era la referencia moral, la que señalaba con dedo inquisidor al pecador para reclamar justicia. Una vez excusada la violencia por el castigo merecido,se plantea el dilema de cuanto castigo. Pero lo peor es el morbo de los chicos ante el sufrimiento, la torturan cuál insecto sin remordimiento alguno, como si su agonía fuese una experiencia desfogadora y enriquecedora.
No creo que la madre actuase exclusivamente por un motivo religioso, vete a saber cual era la causa de su inmoral rabia.

MARILU - 03.02.2009 a las 22:01

No sabía de este caso, pero cuando vi la pelicula, quedé horrorizada de la hiena de esa mujer, la irresponsabilidad de los padres, de los vecinos de las autoridades, y lo enfermizo de esa sociedad , tan mocha..y falta de todo valor..puesto que cómo es posible que engendraron tanta maldad, morbo, y crueldad en supuestos niños…enfermos mentales gracias a los adultos!!! locos como esa mujer ..la verdad es aberrante ….ojalá que esto nos haga recapacitar sobre la necesidad de engendrar niños felices…sanos..fisica y mentalmente..puesto terminan en una mujer perversa…traumada…frustrada..y loca como ésta..cuya pena fue infima con el daño causado.

Miguel - 18.02.2009 a las 07:03

estoy realmente indignado con lo que vi en la pelicula, y mas aun con lo que lei le hacian comer heces y orina, y la botella de coca cola una verdadera locura como se puede llegar a semejante estado de locura y arrastar a otros a divertirse de esa forma

ana - 02.03.2009 a las 19:04

Por dioss esa mujer es una hiena una hija del demonio!!!
sylvia mi niña kuando ah de haber sufrido!!!
pobrecita!!!

ojala ahora este en las manos de dios deskansando en paz!!!

y esos demonios x k no son humanos los kle hicieron eso!
se pudran en el infierno para siempree!!!

por dios k fuerte kaso!!!akabo de ver la pelicula no paro aun de llorar!!!

cristina - 09.04.2009 a las 22:01

es la agrecion mas brutal q he leido
una persona q se trata de inculcar valores morales lo q ase es todo lo contrario apesar de el daño q ssufrio debio tener consiencia q lo q estaba asiendo esteba mal

Jessy - 10.04.2009 a las 15:30

Comparto con todos uds. sus comentarios sobre este caso, realmente horrendo… pero hay personas también culpables aquí y de las que poco se habla: los padres de Silvia, como puede ser que dejen a sus hijas con una desconocida, es demasiada irresponsabilidad y riesgo, tanta que terminó con la vida de una de sus hijas y marcó para siempre la vida de la otra niña. Qué fue de ellos? qué fue de Jenny?

angel - 15.04.2009 a las 00:04

buen acabo de ver la pelicula no ahace mucho y una persona k sufra eso y ademas una niña cuando la vi pence todo el dia e n lalo que avia visto ytodo el calvario que sufrio esa niña y justica no iso en realidad nada

Jehan - 03.05.2009 a las 05:04

termine de ver la peli y de inmediato quise saber mas, por eso investigue en internet, aun no asimilo como alguien puede causar tanto daño y mas a una niña, esa mujer nunca debio de salir libre, es una verdadera bruja, seguramente ahorita a de estar en el infierno, bueno la verdad no tengo palabras para expresar lo q siento, es algo horrible.

marisol herrera - 16.06.2009 a las 18:57

Esa desgraciada debe estar pudriendose en el infierno porque es lo menos que se merece y los hijos deberían estar igual. No hay excusa para tratar a unser humano de esa manera y mucho menos una niña tan angelical como silvia. Silvia Dios Te Bendiga donde estas que es en el Cielo.

paula - 29.06.2009 a las 01:45

Definitivamente los seres humanos somos y seremos de lo peor, no es tan solo el maltrato fisico sino el psicologico, en el cual hay algunas que se especializan, por que debe de existir gente tan cruel? me pregunto .Esta chica debe estar en el cielo diciendonos a todos que seamos piadosos y humanos que en últimas esta palabra le esta quedando grande a la especie. Que Dios te bendiga angelito , ruega por nosostros.

fran2009 - 29.08.2009 a las 04:34

Lejos de horrorizarnos por lo que sucedió con esa criatura inocente…más hay que horrorizarse por el hecho de que esa asesina haya salido libre bajo libertad condicional…al igual que todos los que participaron en su muerte…en que mundo estamos?…bueno solo tenemos que investigar ese asesinato y tenemos la respuesta

rouck - 01.10.2009 a las 03:48

la verdad la pelicula me parecio muy triste ya q la muchacha muere sin merecerlo
ademas de que la señora gertrude la castigaba a ella para no castigar a sus hijos ya que segun ella los queria y estaba loca

José - 05.10.2009 a las 22:21

Me llama la atención, que tras ver tanto horror, vayamos todos corriendo a buscar más…como si nos hubieramos quedado con hambre…¿ Os creeis acaso mejores que esos miserables ?..
Somos así, en familia, en el colegio, en el trabajo.
Nos cebamos con los débiles. Es parte de la vida.
Solo sobreviven los más fuertes.

Nancy Trujillo - 21.10.2009 a las 14:39

Que orrible crueldad,jamas habia escuchado de un caso tan macabro, la trataron como si hubiera sido un muñequito de trapo que no siente, que inconciencia, definitivamente toda esa familia ya estaba enferma mental, al ver la foto de sylvia me impacto como estaba marcada de su cuerpecito ella era solo un angelito al igual que Jenny dios la cuide y la tenga en su gloria.

oli - 10.12.2009 a las 02:42

si es muy cruel aunq la pelicula no lo es tanto como lo fue en la realidad

Sigue pasando - 10.01.2010 a las 15:22

Esto sigue pasando en muchos sitios y yo conozco un caso concreto, no tan grave puesto que no ha muerto nadie, pero que va por el mismo camino.
Se ha comunicado a la policía, a los servicios sociales… lo sabe todo el vecindario, pero no pasa nada de nada.
La madre tiene 3 hijos, un piso del IVIMA (de Madrid)… se dedica a agredir a sus vecinos, a sus hijos, los usa como escudos humanos en sus agresiones, pone denuncias falsas… es 100 veces más evidente que los maltrata y que ahora son ellos los que también toman la iniciativa cuando pueden o su madre los incita. Pero ahí siguen, destrozando la vida de todos sus vecinos. ¿Qué hacen los servicios sociales? NADA porque les quieren ayudar como si fueran víctimas y son verdugos. Ella lavó el cerebro de sus hijos para hacer creer que su padre los maltrataba y por eso ahora se hace pasar por “mujer maltratada” y el padre ha perdido la posibilidad de contactar con sus hijos, como si fuera un delincuente.

Llevan denunciándolo unos 10 años. Y no pasa nada.

Anita Tapia - 10.01.2010 a las 21:45

esta pelicula es muy cruda y real, es algo q sucede, sé q no podemos parar todo lo q sucede a nuestro alrededor pero los q hacen mal recibirán mal y aquellos q son victimas recibirán la justicia q reclaman desde el polvo. Dios es justo, y el día q debamos dar cuenta de lo q hicimos recibiremos nuestra recompensa, y estos casos son solo una porción de lo q sabemos…nada. Sé sin ninguna duda q la venganza es de Dios.

jusitcia_divina - 31.03.2010 a las 05:20

en verdad esta pelicula es un insulto a la memoria de la pobre Sylvia, muestran a ese grupo de desquiciados como seres humanos con sentimientos, y a la hija de la vieja asesina como buena, cuando todos en la vida real fueron demonios vestidos de niños y señora, deberian hacer una pelicula mas cruda, no solo de este caso, para que la gente se de una idea de la magnitud de la tortura que vive la gente a manos de locos

bruna schirmer - 08.05.2010 a las 04:47

ah!!!!!!!!! tengo gans de matarlos a todos ahi!!!! ademas como, los padres van a dejar a sus hijas con alguien que apenas conocen, y esa centencia fue muy poco, deberian dejarla hasata morir, o mejor que muera en la silla electrica, se que estoy siendo muy sadica pero la muerte de esta pobre chica fue envano, me alegra que hayan echo esta pelicula, para que todos puedan ver lo que esta horrible “familia” hiso

J.P. - 08.05.2010 a las 06:05

Cuando vi la película, me sorprendió la historia y pensé «que descabellado argumento», crudo y demente… pero, quedé atónito cuando verifiqué que era un caso de la vida real… absolutamente enmudecedor… me transmitió un sentimiento de impotencia, me daban ganas de penetrar la pantalla y sacarla de ahí, de ese infierno… Descance en paz, Sylvia.

bianca - 02.08.2010 a las 21:02

acabo de ver la película y la verdad no sé como pudo suceder y habiendo tanta gente involucrada les hubieran hecho lo mismo a todos ya que aunque todos fuimos niños sabemos perfectamente lo que está bien y mal. y ahora resulta que el hijo de esta señora se hizo pastor o no se que cosa como si no hubiera hecho nada ahora resulta!!!! pero su conciencia no los va a dejar nunca!!!!!

Rhina de Pèrez - 01.02.2011 a las 03:38

Me he quedado asustada por ver esta pelicula que tuvo lugar en Indiana en el 1965, pobre creatura a los matirios que era sometida, ya ella esta descansando. en paz, la mataron a pausas. Ojala la vida se cobre con esta enajenada y depravada mujer junto con sus demonios hijos.Incluyendo a la hermana de Sylvia.

sabrina - 17.03.2011 a las 01:46

Ella es un mounstro no hay otras palabras para describirlo. Como es posible qe haya una persona con tanta maldad encima qe sea capaz de hacer esas cosas a una niña
Sylvia parece tan feliz en esa foto…ojala haya sido cu ultimo recuerdo feliz antes de fallecer…
“Espero qe almenos mi historia no qede solo en la memoria y traicione nuestra trayectoria qe no se repita kpaz este cuento” Esa cancion se debe tener en cuanta.

Cristina - 28.04.2011 a las 13:23

A mi también se me pusieron los pelos de punta con la película pero lo que más me intrigó fue la pasividad con la Silvia acepta los golpes y sobre todo su hermana, que es incapaz de pedir ayuda. Hay mucha maldad por el mundo

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario