“El resplandor”, el miedo

“El resplandor”, el miedo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 3,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Acabo de volver de la sesión de terapia cinematográfica que me “colocó” el Dr. Quintanilla a cambio de la píldora verdiblanca, con la que me sale la salsa de pil-pil a la perfección…. por el temblor perfecto en ritmo y cadencia que me produce en las extremidades superiores.

Les he puesto a los psicos “El resplandor”, que precisamente hoy cumple 25 años desde su estreno. Ha tenido un gran éxito entre los más sensibles, tres lipotimias, doce rebrotes neuróticas y un arrancamiento de camisa. Quintanilla siempre me dice que las crisis son el mejor alimento para la investigación….

He estado brillante relajando a los psicos preocupados por el síndrome de la reiteración descontrolada, al contarles que Stanley Kubrick le pidió a Shelley Duvall que repitiese ciento veintisiete veces una misma escena. Aunque el récord lo batió Charles Chaplin, con las trescientas cuarenta y dos veces que filmó el momento del encuentro entre el vagabundo y la florista, en “Luces de la ciudad”.

Aquí puedes meterte esto en tu mp3 o escucharlo….
Resplandor, El.mp3

Hay dos cosas sobre las que hay acuerdo universal desde hace unos años. Que la tierra es redonda y que el doblaje español de “El resplandor” es la Number 1 en el podio de la cagada de los doblajes. Mientras curaban a los psicos que asistieron al cineforum, les he pasado unas copias del libro que escribieron los de LQYTDiga donde puede leerse….

…De todas las leyendas que adornaron su vida, la más popular era sin duda el control total que ejercía sobre sus películas, antes, durante, y después de los rodajes. Desde su primer film Miedo y deseo (1953), en el que se vio obligado a encargarse del guión, la producción e incluso del manejo de la cámara, Kubrick se acostumbró a controlar por completo todas sus obras, con una única excepción, Espartaco (1960, que fue un proyecto de encargo que le llegó de rebote y del que siempre renegó al no considerarlo una película suya. Pero su control iba más allá de los aspectos artísticos. En una ocasión se enteró de que un cine de Nueva York en el que se iba a exhibir La Naranja Mecánica (1971) estaba pintado con un blanco brillante que producía reflejos en la pantalla. Pues bien, el director se encargó personalmente de enviar un equipo de pintores para acondicionar la sala en apenas unas horas. Kubrick controlaba también la distribución y exhibición de sus películas en todos los países del mundo. Tenía agentes que supervisaban la calidad de las salas y de las copias. También elegía las fechas de estreno, dirigía la promoción publicitaria y la adaptación al formato vídeo. Del mismo modo vigilaba de cerca el doblaje y el subtitulado de sus películas. En España Carlos Saura, Mario Camus y Jaime de Armiñán se encargaron de dirigir el doblaje de sus películas y el escritor Vicente Molina Foix, de la adaptación al español de los diálogos…

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario