“Después de la tormenta”

“Después de la tormenta”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: A pesar de haber empezado una prometedora carrera de escritor, Ryota va de desilusión en desilusión. Se ha divorciado de Kyoko y gasta todo el dinero que gana como detective privado apostando en las carreras, por lo que finalmente no puede pagar la pensión alimentaria de su hijo de 11 años, Shingo. Ahora Ryota intenta ganarse nuevamente la confianza de sus seres queridos y formar parte de la vida de su hijo. La situación no parece fácil, pero un día, un tifón obliga a toda la familia a pasar una noche juntos…

Conviene ver: Después de que con “Nuestra hermana pequeña” nos diera la impresión de que Hirokazu Kore-eda se había almibarado peligrosamente, ahora el director coreano recupera el tono de “Nadie sabe”, “Still walking”, “Kiseki (Milagro)” o “De tal padre, tal hijo”. En esta ocasión se centra en “Después de la tormenta” en una familia desestructurada por la mala cabeza del padre de familia, separado de su mujer y de su hijo de 11 años al que no puede pasar la pensión debido a que se gasta en las carreras sus intermitentes ganancias como detective privado, oficio con el que intenta documentarse para su próxima novela algo que nunca llega tras un alejado en el tiempo éxito literario. Un tifón en la ciudad provocará que padre, madre, hijo y abuela tengan que confluir en la casa de esta última una noche en la que el protagonista intentará volver a ganarse la confianza de sus seres queridos y reconquistar a su mujer en un tono sutil y encantador de comedia clásica. Todo marcado por la pérdida de su padre y por su intento en hacer las cosas bien con su hijo. Una película amable, tierna, efectiva y resultona que conquistará al público fiel del director en una propuesta que es una de las más sencillas del director pero también de las mejor definidas y, sobre todo, divertidas de Kore-eda debido al tono ingenioso, esperanzador y redentor que tiene en todo momento. Una delicia gracias entre otras cosas a ese punto de canalla perdedor de buen corazón que le pone el protagonista así como la frescura y gracia de la abuela de la familia que crean un encuentro tan fortuito como esperanzador y lleno de encanto y magia.

Conviene saber: En el reparto de la cinta de Kore-eda encontramos a Kirin Kiki, entrañable abuela que pretende volver a unir a la familia y que ya llenó de ternura la pantalla en la cinta de Naomi Kawase “Una pastelería en Tokio” (2015). La película pudo verse en Una cierta mirada del Festival de Cannes y en la sección Perlas el Festival de San Sebastián.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario