“El árbol de la vida”

“El árbol de la vida”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (12 votos, media: 2,92 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial tiene también un estilo bastante onírico y visual en su presentación. La página puede ser visitada desde la perspectiva del padre como la de la madre. Completa y con muchos contenidos, además de ser muy interactiva pudiendo dejar tus impresiones sobre la película. La web en español ofrece el trailer para después confluir en el argumento, información de la película, reparto, galería, descargas y trailer.

El argumento: Historia de tres hermanos durante los años 50 y de cómo el mayor de ellos vive la pérdida de la inocencia. Vemos la evolución de un niño, Jack, de 11 años, del Medio Oeste. Al principio todo es maravilloso a sus ojos, pero obtiene de sus padres dos imágenes muy distintas del mundo: mientras su madre representa los caminos del amor y la compasión, su padre intenta enseñarle lo duro de la vida, a sobrevivir y a superarse. Ambos lucharán por su atención y Jack debe combinar ambas enseñanzas. Todo empieza a cambiar cuando experimenta por primera vez la enfermedad, el sufrimiento y la muerte. El mundo, hasta entonces limpio y luminoso, se convierte en oscuro y frustrante. Esta historia se compagina con la de Jack adulto, un alma perdida en un mundo moderno, que tratará de encontrar entre las escenas de su infancia aquello que permanece inalterado, el plan eterno del que todos formamos parte. Cuando descubre todo lo que se le ha escapado por el camino aprenderá a valorar más las cosas que le quedan por venir. Jack, con una nueva visión del mundo, es capaz así de perdonar a su padre y dar por vez primera sus propios pasos por la vida.

Conviene ver: “El árbol de la vida” es toda una epopeya visual y vital de Terrence Malick, uno de los directores con aureola de gran realizador de culto. Con una sinceridad impactante y una sofisticación formal sobrecogedora, reflexiona sobre las preguntas más duras y persistentes, de la clase que dejan a los adultos sin respuestas cuando los niños preguntan por ellas. Una reflexión épica sobre el amor y la pérdida que auna bella creación que reflexiona sobre lo imponderable, hace preguntas que la religión y los hombres se han planteado desde hace milenios, y que provoca una expansiva reflexión filosófica junto a una intensa introspección personal. Un poema visual sobre la grandeza de la vida y la certeza de la muerte que tiene en su onirismo la principal causa de la división de opiniones que genera, siendo una de las cintas más personales, arriesgadas y ambiciosas de Malick. El director sale airoso de un reto más que complicado con algunas escenas imposibles de olvidar habiendo dado un paso más en la hora de conceptuar el arte lirista en el cine. Un ejemplo de película más cercana al arte visual y trascendental que a la narrativa convencional y al discurso fílmico habitual. Aunque sea fallido, el contrapunto actual que protagoniza el personaje de Sean Penn es necesario. La cinta pierde fuerza porque el guión (y el posterior montaje) no cuida ese aspecto transformándolo en un ser deambulante y meditabundo. En cambio, gana fuerza en su aspecto visual y en su retrato de la infancia de los tres hermanos y su relación con sus padres, la autoridad de la rectitud y la dulzura maternal. Los críos están muy bien, así como un magnífico Brad Pitt, la encantadora Jessica Chastain, la hiperbólica fotografía de Emmanuel Lubezki y el uso de música clásica de Bach y Mahler que contribuye a crear un fresco muy personal. Si Malick siempre te ha parecido un peñazo, difícil que conectes con ella, pero como experiencia sensorial e imaginativa es muy difícil no sentirse atraído por ella. Le sobra algo de metraje y alguna escena sobre el origen del universo y los dinosaurios que lo asemeja a un documental de National Geographic y a su particular intención megalómana de hacer lo que ya hizo Kubrick en “2001: Una odisea del espacio”, pero es cine de culto convertido en una experiencia ambiciosa, visual, reflexiva y existencial.

Conviene saber: Quinta película de Terrence Malick, seis años después de “El nuevo mundo” (2005), con la que ha ganado la Palma de Oro del Festival de Cannes.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Chema - 17.09.2011 a las 18:04

Yo despues de ver la peli, exigiría que me devolviesen la entrada, con eso lo digo todo

jm - 17.09.2011 a las 18:06

tengo muchas. muchas ganas de ir a verla pq este año todavía no he visto ni una pelicula que me haya impactado..

Mtl - 18.09.2011 a las 00:01

Siento haber ido a ver esta película, es mas un documental que un film. Si pudiera pediría la devolución de la entrada. Solo vale la pena la musica

Pedro - 18.09.2011 a las 01:13

Hacía muchos años que no me dormía en una película. Es como esos PPS místicos que nos mandan por internet, pero con 2 horas y media de duración. La música, es cierto que es buena, pero toda ella la tengo en discos en mi casa. No la recomiendo en absoluto.

carlos - 18.09.2011 a las 20:48

menudo bodrío! por los menos los pps les das al botón esc y acabas con el sufrimiento!

franlugo - 21.09.2011 a las 18:33

Una de dos, o los críticos nos toman por imbéciles o realmente lo somos, porque para mi es la peor película que he visto en una sala de cine y van unas cuantas.

marian - 24.09.2011 a las 22:48

Inclasificable. No hay palabras para describir de qué va esto. ¿en serio los críticos creen que esto es una epopeya visual, reflexiva y maravillosa sobre el origen de la vida? venga. Les han pagado demás. Esto no es una pelicula es un documental sobre una serie de conferencias en las que van leyendo pasajes de ulises de Joyce mientras ponen de fondo imagenes, muy bellas eso si, de national geografic channel, con una musica que parece un personaje más ante la ausencia de dialogos con coherencia. Aqui hablan las imagenes que como son lo primero que le vinieron a mallick a la cabeza no dicen mucho. De veras, los criticos creen que si ponen mal esto nadie les contrata. Para olvidar.

mj - 26.09.2011 a las 18:13

Bueno, me suena todo como cuando tenía 20 años y salía estremecido de ver Kieslowski ó Herida de Louis Malle y algún amigo iba a ver Torrente…son cosas distintas y no intercambiables, ninguno iba a convencer al otro.
Yo lo tengo muy claro, iré a verla y no pediré nunca la devolución de la entrada porque seguro que tiene algo que me llegará.
A los créiticos no hay que hacerles caso, pero obviamente tendrán que hablar de pelis como esta porque de Transformes no hay nada que comentar..
saludos

ruisu - 26.09.2011 a las 18:21

Os recuerdo que el año pasado en Cannes gano la tailandesa de director innombrable: “‘El tío Boonmee que se acuerda de sus vidas anteriores”??. Los criticos la elevaron a categoria de Obra Maestra, y a nivel de publico fue el mayor bodrio del 2010!!!. Vaya siesta me pegue yo en el festival de Sitges 2010!!!

Que sorpresa es que este año la ganadora sea El Arbol de la vida, y le pase lo mismo… Esta claro que los criticos solo ven lo que los megacriticos quieren que se vea. Si esta pelicula, como la del año pasado, eran una “mierda” ensoñadora (eso si, esta con mayores medios y gasto en colores, fotografia y actores), los criticos normales (no los megacriticos) que vengan despues de Cannes, no podran decir que es una mierda. Tienen que decir que es una joya, eso si, seamos sinceros en un envoltorio de mierda!!!!.
El boca a boca lo dice. Pero los actores, la publicidad y los criticos animan a verla… para que?????. No aporta nada, y es ampliamente insultable. Un 3??.. venga un DOS!

Benjamin - 26.09.2011 a las 20:34

Que pena la gente que va al cine pensando ver “una pelicula de Brad Pitt” y se encuentran con una pelicula de autor.
Y cuando hablo de pelicula de autor me refiero al tipo de peliculas que hace Bela Tarr, por ejemplo.

Lo mas cerca que habran estado de ver cine de autor, hasta que a los 30 min se salieron de la sala

Miquelet - 29.09.2011 a las 02:01

Otro que reclamaría su entrada…

uninvited - 30.09.2011 a las 01:45

Totalmente de acuerdo con Benjamin.
Seguro que muchos habéis experimentado en alguna ocasión (ya no digo con esta película) ese quedarse atado a la butaca; tanta belleza… A mí pocas veces. Y una de ellas, que tanto me recordó Malick, fue esa ‘Histoire(s) du cinéma’ de Godard (otro “incomprensible”).
¿Y en vuestro berrinche os habéis parado a ver la historia – que es como cualquier historia mínima de cualquier película? Pero delicada, cuidadísima, impactante… Creo que hay que tomarse la molestia de interpretar todas esas imágenes que algunos habéis interpretado como un simple collage con ánimo estético.
Creo que lo que quiero decir es que no es una película fácil. Diría que se trata de explorar un suceso cotidiano y desafortunado como el que desencadena la trama; de hacerlo sin límites; de hacerlo superlativo. Los que os quedásteis en la sala durante todo el metraje, ¿no os preguntásteis el porqué? ¿No os hizo pensar? Yo tanto que llegué al otro lado, que pude enfadarme y desenfadarme, enfrentarme a mí misma y entender la complejidad de lo que se me estaba preguntando. Y finalmente comprender que habían pasado dos horas y pico, que me esperaba un largo camino a casa, y que mañana no sabía si recordaría ver las cosas con esos ojos.

the thin red line - 09.10.2011 a las 14:16

film inclasificable,sorprendente,analiza temas de la vida por las que todos pasaremos y nos preguntaremos,me dejé llevar, me costó pero conecté,y me gustó.Los actores todos formidables y la música genial.Sé que soy un cinéfilo un poco raro,pero cinéfilo al fin y al cabo.Quiero que el cine me siga sorprendiendo…y me haga pensar.

victoria - 12.10.2011 a las 23:39

Pelicula que me hizo pensar,no me dejò indiferente.Para tener y volver a ver,siempre sacarè algo nuevo de ella.
Sobran escenas que recuerdan a documentales o peliculas vistas…gracias Malick por compartir tu genio.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario