“Florence Foster Jenkins”

“Florence Foster Jenkins”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Narra la historia real de Florence Foster Jenkins, una mujer que, al heredar la fortuna de su padre, pudo cumplir su sueño de estudiar para ser soprano. El problema era que carecía de talento, pero la gente acudía a sus recitales para comprobar si de verdad era tan mala cantante como decían los críticos.

Conviene ver: “Florence Foster Jenkins” es una cinta sobre el caso real de la peor soprano de todos los tiempos; o por lo menos la que peor suena en las grabaciones que se conservan. Una mujer enferma de sífilis desde los 18 años pero que en su madurez, y aprovechando de su capital económico y de la perseverancia y devoción con la que trabaja para ella su segundo marido, un discreto monologuista y actor de teatro que vive de ella pero más como un fiel y devoto  compañero que como un parásito sacacuartos, está decidida a dar un paso más allá de su afición a la ópera y ese no es otro que el llenar los teatros como una gran soprano; especialmente el Carnegie Hall de Nueva York. Una especie de adaptación en el mundo operístico y real (volvemos a recordar que no deja de ser llamativo que todo lo que cuenta la película sucedió y sus grabaciones y apariciones se convirtieran en un éxito e incluso en una bandera de ánimo para los soldados que combatían en la guerra) de “El traje nuevo del emperador” ante el séquito que no hace más que animarla y a contribuir a cumplir su empeño con suma hipocresía y risa floja. A Meryl Streep, que una vez vuelve a demostrar que cantando puede atreverse con todo, no se le debería negar su 20ª nominación por este trabajo al que llena de pasión e ingenuidad en una cinta resultona gracias al oficio de Frears pero que brilla por el trío formado por Meryl Streep con Hugh Grant, su abnegado marido, y Simon Helberg, el pianista que ve amenazada su reputación participando en esta farsa, sin olvidar a la sufrida Rebecca Ferguson y a la divertidísima Nina Arianda. Todos con una vis cómica exquisita en una cinta en la que Frears maneja los tempos y el ritmo de manera adecuada dejando al espectador con una sonrisa. Cine entrañable y agradable que defiende la pasión por hacer las cosas que realmente nos motiva y el sacrificio conyugal más puro hacia la persona amada.

Conviene saber: La cinta se une a la francesa “Madame Marguerite” (2015) basada en el mismo personaje.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario