“Perdida”

“Perdida”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (9 votos, media: 4,44 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial y la web en español.

El argumento: El día de su quinto aniversario de boda Nick Dunne informa que su esposa Amy ha desaparecido misteriosamente. Pero pronto la presión policial y mediática hace que el retrato de felicidad doméstica que ofrece Nick empiece a tambalearse. Además, su extraña conducta lo convierte en sospechoso, y todo el mundo comienza a preguntase si Nick mató a su esposa…

Conviene ver: “Perdida” es uno de los títulos que generan más expectación en la presente temporada cinéfila, no sólo porque una cinta de Fincher siempre despierta interés sino por el hecho de que se encargue de adaptar uno de los libros más leídos y comentados de los últimos años. Un gran thriller de tensión psicológica en el que nada es lo que parece y en el que los matices son muy importantes, no teniendo que dar nada por sentado. El gran plus de la película es esa atmósfera oscura (más de lo habitual debido a una fotografía apagada y entre sombras) y asfixiante (la música presente ejerciendo su efecto sin dominar el primer plano) que viene salpicada por el ingenio del director y la guionista (la misma autora del libro) dándole un toque de humor genuino, provocador y atrayente. Como adaptación es modélica y desde luego sabe sacar los puntos fuertes de la misma para darle tamiz cinematográfico, aunque quizás los más fans de Fincher vean en esta cinta un proyecto menor que apuesta por el divertimento dentro de lo que es su género y en el que el realizador cumple pero sin lucirse tanto como en otros trabajos suyos. Eso sí, si que se pierde el subtexto que tiene la novela muy centrada en todo lo que se pasa por la cabeza de Nick y Amy, algo que en la película no está tan presente al tener otro lenguaje y no recurrir a la voz en off. Cine fresco que no convierte en convencional la irreverencia y salvajismo que tiene la novela en ciertos momentos sobre nuestro tiempo y las relaciones que se establecen en él, especialmente la de una vida en pareja en la que prima el egoísmo y la falta de sacrificio así como el punto narcisistamente interpretativo de fingir ser como queremos que los demás nos vean. Y es que como dice el propio Fincher el narcisismo colectivo nos impide saber quiénes somos, por eso proyectamos imágenes distorsionadas. El reparto es eficiente y compacto destacando un Ben Affleck que clava su personaje, demostrando que bien dirigido y con un papel que de partida basa su fuerza en la inexpresividad emocional puede sacar adelante el reto navegando entre un ser frío y directamente idiota pero facilitando la empatía ante el acorralamiento que sufre, aunque es Rosamund Pike la que se sumerge en un personaje poliédrico que ni mucho menos ejerce de comparsa en la acción principal beneficiándose del giro de guión y al que ella dota de fuerza y carisma siendo una de esas rubias que hubiera hecho las delicias de Hitchcock como mujer fuerte y perraca que ha sufrido la exposición mediática desde pequeña por culpa de sus padres no sabiendo ya hasta que punto es un personaje de ficción de los mismos. Están tan presentes que eso no merece que queden en saco roto los buenos trabajos de Carrie Coon (un personaje muy atractivo en la novela), un hitchcockiano Neil Patrick Harris, un Tyler Perry que es todo presencia y una eficiente Kim Dickens que como investigadora ya no sabe en que creer. El gran acierto de Fincher es (además de que los flashbacks y la acción presenten estén bien cohesionadas en perfecto equilibrio gracias al impecable montaje) mantener ese enganche in crescendo que tiene la novela y diseccionar, como en las investigaciones de “Seven” o “Zodiac”, a un matrimonio que pasa de la apariencia arquetípica a la podredumbre de una sociedad moralmente corrompida marcada por la frustración, la insatisfacción y el histerismo siempre a la vista de unos medios de comunicación deseosos de carnaza y de etiquetar a víctimas y culpables desvirtuando incluso como jueces morales las propias investigaciones policiales no exentas de prejuicios llevando la película al terreno de la sátira. Propuesta de altura que combina el riesgo del cine más comprometido de los 70, algunos trabajos de De Palma y cintas amargas a la hora de tratar relaciones de pareja como “Atracción fatal” o “La guerra de los Rose”. Fincher se marca otro tanto sin aparente esfuerzo y si “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres” presentaba un gran empaque a todos los niveles, pero no dejaba de ser un proyecto de encargo, ahora Fincher hace propia la novela de Flynn y ofrece un trabajo en el que rodeado de su equipo técnico de cabecera da buena muestra de sus señas de identidad y de lo que supone como innegable y justificadamente encumbrado autor cinematográfico. No es lo mejor que ha hecho Fincher pero, desde luego, cumple con nota el hecho de llevar al cine una novela poliédrica y que actúa como conciencia de la sociedad occidental de nuestro tiempo en muchos aspectos.

Conviene saber: Décimo trabajo cinematográfico de Fincher adaptando la celebrada novela de Gillian Flynn. La cinta abrió el Festival de Nueva York 2014 y ha sido el mejor debut en taquilla de una película del director.

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario