“¿Podrás perdonarme algún día?”

“¿Podrás perdonarme algún día?”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Sigue la historia de Lee Israel, una respetada biógrafa en decadencia que comienza a falsificar cartas de escritores y celebridades fallecidas con el fin de pagar el alquiler. Cuando las falsificaciones empiezan a levantar sospechas, Israel roba y vende las verdaderas cartas de los archivos sin saber que el FBI está investigando el asunto.

Conviene ver: “¿Podrás perdonarme algún día?” es una cinta dirigida por Marielle Heller (“The diary of a teenage girl”) y coescrita por Nicole Holofcener y Jeff Whitty que se centra en la escritora Lee Israel que, una vez despedida en su trabajo, se mantuvo sustentando su carrera en plagiar cartas de grandes autores y artistas fallecidos con el fin de pagarse el alquiler. Cuando las falsificaciones empiezan a levantar sospechas, Israel roba y vende las verdaderas cartas de los archivos sin saber que el FBI está investigando el asunto. Para ello contó con la ayuda de otro muerto de hambre como ella intentando ambos sacar partido de la curiosidad intelectual y mitómana que despertaban ante el público. Estamos ante un demoledor retrato de dos fracasados y solitarios estafadores literarios de poca monta en una propuesta con ambientación jazzistica de fondo, ácida en dosis justas, y nebulosa en su devenir aspirando redención por parte de unos personajes marcados por el estigma, destacando una homosexualidad que ante la represión les ha convertido en series asociales y endogámicos, brillando en ello unos estupendos Melissa McCarthy y Richard E. Grant, impecables tanto juntos como por separado. El que firma se la esperaba más ligera con algún guiño de “feel good movie”, y con un desarrollo que no se quedara en el día a día de convivir con esa trampa en sus vidas, pero “¿Podrás perdonarme algún día?” no va a lo obvio y se adentra en la tristeza perenne en una ciudad de seres que deambulan y tiempo plomizo, un Nueva York de los 90 en el que el sida hace estragos y el desconcierto por saber dónde caerse muerto también, siendo inteligente y cáustica así como dolorosa con regusto a alcohol, el mismo que anida en el gaznate de unos personajes bien definidos y que permiten la mejor interpretación de sus actores en una propuesta clásica pero genuina y singular. Melissa McCarthy da un giro radical respecto la comedia gamberra con un personaje medido y áspero que, a pesar de ello, no resulta aborrecible para el espectador aportándole una fina patina de sensibilidad y de ese “callo” emocional que la protagonista ha ido acumulando fruto de una frustrada vida siendo su viejo gato y su máquina de escribir sus únicas fieles compañías. Richard E. Grant vuelve por la puerta grande al cine como un dandy pícaro con aires de diva de la escena, matizado y juguetón, con el que el actor se divierte y al que puede aportar, dada su vistosidad, todas sus armas actorales de la escuela británica sin caer en el estereotipo ni resultar cargante sino clavando a un personaje herido con fachada de despreocupado arribista. Por si faltaba algo de humor, los títulos de crédito finales son el remate perfecto para irse con buen sabor de boca al conocer algo más de la singular personalidad de esa Lee Israel, una mujer que ante las dificultades y sus trapicheos, y a pesar de todo, siempre estuvo segura de estar cargada de razón como vehículo de supervivencia en un mundo individualista y en el que vales por el interés que despiertas a los demás.

Conviene saber: 3 nominaciones a los Oscar 2019 (actriz, actor de reparto, guión adaptado).

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario