“Star Wars: El despertar de la fuerza”

“Star Wars: El despertar de la fuerza”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 4,70 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: 30 años después de la victoria de la Alianza Rebelde sobre la segunda Estrella de la Muerte (hechos narrados en el “Episodio VI: El retorno del Jedi”), la galaxia está todavía en guerra. Una nueva República se ha constituido, pero una siniestra organización, la Primera Orden, ha resurgido de las cenizas del Imperio Galáctico. A los héroes de antaño, que luchan ahora en la Resistencia, se suman nuevos héroes: Poe Dameron, un piloto de caza, Finn, un desertor de la Primera Orden, Rey, una joven chatarrera, y BB-8, un androide rodante. Todos ellos luchan contra las fuerzas del Mal: el Capitán Phasma, de la Primera Orden, y Kylo Ren, un temible y misterioso personaje que empuña un sable de luz roja.

Conviene ver: “Star Wars: El despertar de la fuerza” es la revitalización necesaria para la icónica saga galáctica tras el varapalo/disparo en el pie que le dio George Lucas en la trilogía que se inició hace 16 años. Ahora llega con aires renovados y nuevos implicados como Kathleen Kennedy como presidenta del imperio y J.J. Abrams en la dirección cohesionando la nueva generación (Oscar Isaac, Daisy Ridley, John Boyega) con la original (Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill). Ese es su principal aliciente armado en un entretenimiento muy disfrutable que atrapa a los nostálgicos y la hace redimir frente a los más escépticos. La música de John Williams y una portentosa media hora final, entre la épica y la emoción, hacen el resto. Y es que Abrams ha sabido corregir los errores de la anterior rebajándole pomposidad y haciéndole ganar la frescura y la desdramatización que tenía especialmente la película de 1977. Eso sí, ha sabido poner el peso de la película en los que mejor pueden funcionar (Harrison Ford, Chewbacca y Oscar Isaac) intentando crear sucesores con resultados desigual para R2D2, Yoda o Darth Vader, algo muy difícil teniendo en cuenta a dos villanos que no llegan a la altura (a pesar del esfuerzo de Adam Driver que aún así no ha hecho más que iniciar el desarrollo de su personaje), e introduciendo el romance interracial que presumiblemente vertebrara la nueva trilogía. Eso sí, la revelación es el personaje de Rey con una estupenda Daisy Ridley (no hay más que ver su audición) que promete darnos grandes momentos en la trilogía siguiendo el desarrollo de su viaje vital hacia la fuerza. A la cinta le falta la capacidad de ofrecer algo nuevo, pero al menos se reinventa y resetea dando la impresión de que estamos más ante un remake (algo parecido a lo que ha ocurrido recientemente con “Star Trek” o con “Mad Max”) que una secuela. Los fans pueden estar muy satisfechos, así como los fascinados por la iconografía cultural despertada por este imperio. El Halcón Milenario ha vuelto a volar como se merecía pero han estado más preocupados por no traicionar al legado que por ofrecer algo fresco y distinto ya que la estructura de la cinta (tanto en personajes como en historia) copia descaradamente a la primera cinta que terminaría llevándose a su casa 6 Oscar.

Conviene saber: Lawrence Kasdan y Michael Arndt se han encargado del guión de la cinta.

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Jh - 26.12.2015 a las 23:16

Pues lamento decir que la película es una copia de la primera, que la historia es la misma hasta en los más mínimos detalles y que sobran chistecillos y humor forzado que simplemente no funcionan. Otra Estrella de la Muerte, más grande pero vulnerable en un punto y destruible por una escuadrilla de cazas. El malo me provocó risa de lo tonto e inverosimil que es. En cuanto se quitó la máscara lo estropeó todo.

Randall - 31.12.2015 a las 15:57

“Lamento decir”?. Se puede ser mas pedante dando una opinión?

Lamentate sí - 07.01.2016 a las 13:06

Pues laméntate lo que quieras, pero es un peliculón superdisfrutable!

David - 11.01.2016 a las 21:11

Vaya, una persona opina y dos (acólitos del lado oscuro de La Fuerza, imagino) le saltan al cuello. 

En fin, aun arriesgándome a que esta pareja me persiga por toda la galaxia, comparto lo dicho por Jh, y hasta iría más allá.

Pero voy a pasar, tampoco me las voy a dar de listo, que no hace falta profundizar ni ser un lumbreras para darse cuenta de que segmento a segmento todo lo que aparece en este episodio 7 no es sino una burda copia de cosas vistas en el ahora llamado episodio 4.

Porque, ¿qué presenta esta película que invite a ver las siguientes? ¿de qué manera avanza la historia  de las guerras galácticas?

PERDÓN, que siguiendo con las estupideces esto ya no es La Guerra de las Galaxias. Que ahora, como todo en éste el más cateto de los países, hay que tragar con el título en inglés.

Feisal - 12.01.2016 a las 00:32

Lo que ha quedado claro con esta película aquí y en otros sitios es que da la impresión de que no se puede opinar libremente si no te quieres llevar palos de unos o de otros. Tremendo.

Me voy a vestir de capitán Obvio y decir que, por un lado cada cual puede subjetivamente opinar que la película le ha maravillado o le ha asqueado, y ya está, sin que vengan diez fanboys o diez haters rasgándose las vestiduras. Pero por otro lado, lo que NO se puede hacer es argumentar que sí o que no poniendo a caldo a los “de la otra opinión”, como si fueran retrasados o tipos con síndrome de Peter Pan.

Por eso, creo que están de más expresiones como “no hace falta ser listo para…” o “esto es así”. Que cada uno opine lo que le dé la gana sin querer coronarse como el Rey de la Razón o de la crítica de cine, y de dar conferencias acerca de lo que le tiene o no tiene que gustar a la gente. Yo soy fan de Star Wars (o de La Guerra de las Galaxias, espero que te guste el detalle, David) desde siempre, y a mí la película me encantó, pero reconociéndole los fallos que señaláis y sabiendo que tiene cosas muy mejorables. Ni obra maestra absoluta ni un bodrio fotocopiado con bromitas de preescolar pergeñado por la malvada Disney que ha destruido para siempre la franquicia (como muchos plañideros gritan a los cuatro vientos). Coge (demasiados quizá) elementos de Una nueva esperanza y los lanza de una manera lo suficientemente novedosa como para que este capítulo fundacional funcione y pueda dar pie a unos Episodios VIII y IX que espero innoven más y exploren caminos nuevos. Y capta estupendamente el espíritu lúdico de la trilogía original insertando inesperados apuntes de gran cine, como la escena final.

Dicho esto, ¿he de pedir perdón por haberme gustado y haberme rendido ante la mercadotecnia implacable de Disney, además de por tener ahora ganas de ver las siguiente y de ver cómo avanza la historia? ¿Es grave, doctor?.

David - 12.01.2016 a las 21:31

Estimado/a Feisal, te he leído con detenimiento. Como merecías, porque además de explayarte, argumentas bien y te expresas mejor. 

Cosas que no creo aplicables a la pareja que opinó antes que yo. 

Hago notar que en ningún momento digo que la nueva película sea mala. No lo es, está bien hecha y entretiene. E imagino que quienes se vean las 6 anteriores una o más veces al año la habrán disfrutado muchísimo. Pero (insisto, en mi opinión) en esta 7a no hay ninguna novedad.

Y bueno, no es mi caso. Yo vi cada una de las 6 previas en el cine cuando se estrenaron. Me lo pasé como el enano que era con las tres primeras. Me abochornaron mucho (pero que mucho) las tres últimas, esas sí me parecieron malas. Y creo que en todos los años pasados no habré visto cada una de las clásicas más de una o dos veces, lo que da idea de que no soy un fanático de la saga.

Voy por fin con lo que yo derivo: no es una mala peli, y si quieres más de lo mismo, te encantará.

Pero si no quieres repetir, si te gustaría ir ya por el postre, te vas a llevar un chasco, porque estos cocineros no valen nada como reposteros (en mi opinión, que si hay algo que no hago es pensar que lo digo va a misa y que vale más que lo que cualquier otro diga)

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario