“Un monstruo viene a verme”

“Un monstruo viene a verme”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Tras la separación de sus padres, Connor, un chico de 12 años, tendrá que ocuparse de llevar las riendas de la casa, pues su madre está enferma de cáncer. Así las cosas, el niño intentará superar sus miedos y fobias con la ayuda de un monstruo, pero sus fantasías tendrán que enfrentarse no sólo con la realidad, sino con su fría y calculadora abuela.

Conviene ver: “Un monstruo viene a verme” es la nueva y ambiciosa cinta de Juan Antonio Bayona que se adentra en la historia de un niño de desbordante imaginación y con don para el dibujo que escapa de su realidad ante el dolor que sufre por la enfermedad que padece su madre y que va apagándola poco a poco, así como la ausencia continúa de su padre y el acoso escolar que sufre. Una cinta que, recordando a otros títulos como “Donde viven los monstruos” o “El laberinto del fauno”, deja a la imaginación volar con la aparición de un monstruo (en realidad un árbol) de voz atronadora que le contará tres relatos (la historia de un reino, la de un boticario y la de un hombre invisible) que supondrán una enseñanza de vida (casi como moralejas orientales) a la hora de que él cuente su historia, la de verdaderamente como se siente y como es coartado por su dolor, así como el hecho de que ni todo es blanco ni todo es negro a la hora de tratar cualquier problema o juzgar algún hecho. Una película exquisita en la forma, especialmente en la narración de esos relatos tirando de dibujos y acuarelas, y triste en el contenido que muestra también muy bien ese sentimiento universal ante el dolor por la posible pérdida de un ser querido demasiado pronto para ello lo que la convierte en la cinta más madura y compleja que hasta ahora ha hecho el director sobre su trilogía maternofilial. Felicity Jones es la madre enferma llenando de dulzura y resistencia a su personaje mientras que Sigourney Weaver es la abuela del crío, con el que siempre ha mantenido una relación distante. Toby Kebbell es el padre y Liam Neeson la voz del monstruo pero la gran estrella es el crío Lewis MacDougall que llena de ternura, rabia, inocencia y vulnerabilidad a un personaje que se da de golpes en la pared ante el trance que le hace pasar la vida contando con la fantasía como enseñanza y con el apoyo de los que le rodean como elemento reparador. Bayona sigue dirigiendo niños como nadie. La cinta tiene su baza en narrar un dolor que se siente como propio y juega con la imaginación como escape a un trauma humano e identificable que lleva al protagonista a vivir una catarsis similar a la de Mr. Scrooge en la navideña obra de Dickens. La evasión como asimilación y comprensión de nuestra realidad. Eso sí, quizás no termine siendo tal fenómeno como lo fue “Lo imposible” por el hecho de que el drama sea aquí universal pero también más crudo, no como aquella que basaba su emoción en la épica y la esperanza a pesar de la tragedia que vivía una familia cuyo transcurrir tenía también de fondo (como es el caso) las notas de Fernando Velázquez. En todo caso, uno de los títulos que por espectacularidad y sentimiento colectivo más se merece ver en la pantalla grande. Aunque emociona y conmueve, y supone la reconfirmación de Bayona a todos los niveles, la pena es es que da la impresión de que no ha llegado a ser por muy poco un clásico moderno de la Historia del cine.

Conviene saber: Con la adaptación de la novela de Patrick Ness, Bayona cierra su trilogía sobre las relaciones maternofiliales, que inició con “El orfanato” (2007) y continuó con “Lo imposible” (2012).

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Xavi28 - 22.10.2016 a las 12:45

Hola, yo quisiera exponer como cinéfilo mi humilde opinión. Soy de los que se ha leído el libro antes de ver la película, que a veces suele ser un error para disfrutar de ella, y que con esta película pasa. Lloré abrazado al libro como un niño y pensaba hacerlo con la película, pero no ha conseguido emocionarme. Para mi gusto le falta más dramatismo, más música e intensidad en escenas clave. Además, eliminar el personaje de la amiga del niño y la escena final de la casa, me parecen malas elecciones.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario