“Whiplash”

“Whiplash”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,43 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: El objetivo de Andrew Neiman, un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este en el que estudia. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza. Terence Fletcher, un profesor conocido tanto por su talento como por sus rigurosos métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio. Cuando Fletcher elige a Andrew para formar parte del conjunto musical que dirige, cambia para siempre la vida del joven.

Conviene ver: “Whiplash” es una de las sorpresas cinematográficas del año al conseguir sacar partido de todos los elementos con los que juega y jugar con ellos de tal manera que les imprime un ritmo energético y un punto de suspense que te deja con la boca abierta, sin respiración, con lágrimas a punto de caerte por la mejilla y con ganas de apretar el puño por la rabia del sudor del esfuerzo casi inhumano hasta la consecución de algo. Un vibrante homenaje a la pasión y el perfeccionismo musical, frente a la mediocridad de los tiempos reinantes, que no necesita bordear ese género para tener más ritmo y sentido del espectáculo que algunas adaptaciones de obras de Broadway. Su logro es crear una gran atmósfera y manejar bien esa gran tensión entre lo dictatorial y lo paternal que ejerce el profesor de música que acoge en sus clases a un impulsivo y pasional joven aspirante. La cinta te deja exhausto gracias a la atmósfera que consigue y el ritmo que imprime por un perfecto y endiablado montaje casi esquizofrénico, teniendo además esa parte redentora y de superación que después de golpearnos todos los sentidos lo que hace ya es que se gane nuestro corazón. Reinando la anarquía llega a lo máximo como una buena composición de jazz virtuosista en la que la sangre y la saliva son muestra de la transpiración de este entrenamiento militar en el que sobrevuela la sombra de Charlie Parker. El arte y la supeditación a él como un siervo ejecutor pero con la satisfacción vital que provoca alcanzar la perfección en el mismo está muy bien reflejado con un soberbio y apabullante J.K. Simmons en un papel bombón al que imprime de presencia y personalidad y un estupendo Miles Teller que logra que su ansiedad sea la nuestra, ambos en una permanente lucha ególatra. Un reverso del american dream y de la necesidad de éxito que recuerda a “La chaqueta metálica” o “Cisne negro” y que es casi una parábola sobre qué no hay dejar nada al azar y que el esfuerzo casi convertido en vejación es el único trampolín para ello en un mundo tan enormemente competitivo en el que para convertirse en genio nunca hay que acomodarse intentando pulverizar todo límite. No son necesarias parafernalias para lograr un éxtasis casi orgiástico, a lo que contribuye un clímax sencillamente perfecto y que debería acompañar a esta palabra en cualquier diccionario cinematográfico,  en el que el joven director y guionista Damien Chazelle hace brillar todos sus ingredientes aprovechando su propia experiencia personal sin olvidarse, incluso, de no cerrarse a reflexionar sobre la sociedad que nos ha tocado vivir. Brillante.

Conviene saber: Triunfadora en el Festival de Sundance 2014 con el Premio del Público y el Gran Premio del Jurado, la adaptación del propio corto de Damien Chazelle ha conseguido un gran número de premios para J.K. Simmons como actor de reparto durante esta temporada, entre ellos el Globo de Oro y el Critics´Choice. Tiene 5 nominaciones al Oscar (película, actor de reparto, guión adaptado, montaje y sonido) y 5 al Bafta, además de 4 a los Independent Spirit Awards y 1 al SAG en la categoría de actor de reparto.

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Javier - 22.01.2015 a las 00:41

Hacía tiempo que no se me ponían los pelos de punta como al ver esta película… La misma trama me recordó a una melodía de jazz con sus altos, bajos y giros inesperados… Para definirla en una palabra que no sea “cojonuda” diré: GRANDE. Saludos.

Víctorzgz - 22.01.2015 a las 16:13

Coincido con vosotros. Vi la película anoche y todavía siento desasosiego. J.L.Simmons impresionante , parece haber nacido para este papel y Miles Teller da una réplica perfecta transmitiendo toda la angustia y ambición que requiere su personaje, Muy recomendable.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario