Cine en serie: "La serpiente", animal de dos patas

Cine en serie: "La serpiente", animal de dos patas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

En 1975 unos pescadores se tropezaron con el cadáver de una joven ahogada en la playa tailandesa de Pattaya. A pesar de no hallarse documentación, se la pudo identificar como una norteamericana que había parado unos días en la zona, camino de un templo budista donde pretendía profesar como monja. En realidad, era la primera víctima de una serie que necesitó varios años para ser resuelta y que se centraba en turistas, muchos de ellos calificados de hippys, que con una mochila a cuesta se dedicaban a recorrer mundo en un movimiento viajero que creció en la década de 1970 a unos niveles desconocidos hasta entonces.

Los dos guionistas de la BBC que cuentan la historia de un hombre que hoy tiene 77 años y vive en Nepal, Charles Sobhraj, que siempre ha negado los hechos, contactaron con varios de los protagonistas, representados con bastante fidelidad en los ocho capítulos de "La serpiente". Sin desvelaros nada de la trama, el diplomático holandés de tercer nivel que se transformó en detective improvisado ante la despreocupación de las autoridades tailandesas vive hoy en Nueva Zelanda y confirmó a los autores de la serie que decidió implicarse junto con su esposa por entonces al visitar una morgue donde reconoció los cuerpos de una pareja de compatriotas que llevaba dos meses desaparecida. Para escribir los guiones, la BBC ha utilizado los archivos sobre el caso que con celo ha guardado el diplomático durante décadas, y que ha puesto a disposición de los guionistas por primera vez.

La serie muestra el escaso compromiso de los embajadores, su vida de privilegio y poca utilidad a la hora de implicarse con un caso que todavía hoy no se puede saber a cuantas personas afectó, porque la horquilla de asesinados y desaparecidos va de una docena a un número que algunos cuentan en varias decenas.

Charles Sobhraj nació en 1944 en Saigón, ahora Ho Chi Minh, cuando existía una indochina francesa. Su padre era indio y su madre vietnamita. Vivió entre Vietnam y Francia, siendo detenido por primera vez con 19 años por robo. Tenía el don de gentes necesario para moverse como ladrón de guante blanco entre la gente acomodada de la capital francesa. A los 26 años se casó con una chica parisina de una familia tradicional y tras tener un hijo se trasladaron a Asia, donde comenzaron a ser perseguidos por delitos menores, que fueron en aumento hasta incluir contrabando de coches y robo a mano armada.

Sobhraj abandonó a su familia en la India y fue arrestado más de una vez, pero lograba escabullirse con facilidad, fingiéndose enfermo y aprovechando la hospitalización. Con la excusa de ofrecer drogas o alojamiento, atrajo a decenas de viajeros solitarios y parejas jóvenes, de los que la serie selecciona con algún detalle a media docena. Su intención era crear una red criminal en el sudeste asiático con dos cómplices principales en quien confiaba.

Su carisma convenció a una editorial para publicar sus "aventuras" en Francia, donde llegó a vivir de la fama a base de cobrar por entrevistas sensacionalistas y tan escandalosas como para que incluso su pareja desde 2008 pudiera aprovechar su romance para participar en la versión india de Gran Hermano.

El argumento de "La serpiente" está construido llevándonos del momento que se inicia la investigación del diplomático holandés y su esposa, a constantes flashbacks explicativos para contar el estilo de vida y los crímenes cometidos, aunque con algunos detalles "mejorados", como la casa del protagonista, con mucho más glamour en la serie que en la realidad.

La serie logra muy buenos momentos de tensión y suspense, además de tener la misma utilidad preventiva que ha llevado a la casi desaparición del autostop.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario