“El año de la furia”

“El año de la furia”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial

El argumento: Montevideo, 1972. Mientras el país se despeña irremisiblemente hacia el precipicio de la dictadura, Diego y Leonardo, dos guionistas de un conocido programa de televisión, luchan por mantener su integridad ante las presiones de sus superiores para que rebajen el tono de sus mordaces sátiras políticas y eviten ofender a los altos militares que se están apoderando del control del país. Paralelamente, del lado de los opresores, Rojas, un teniente del ejército que ha sido presionado para torturar a militantes o simpatizantes de la guerrilla de los Tupamaros, exorciza sus demonios con Susana, una prostituta con la que encuentra una suerte de refugio emocional ante su sentimiento de culpa. Poco a poco, las confluyentes vidas de los guionistas y del militar se ven profundamente afectadas por el yugo de la dictadura que se va cerniendo sobre ellos, y tanto uno como otros luchan por encontrar una escapatoria, una salida digna que les permita aguantarse la mirada ante el espejo.

Conviene ver: "El año de la furia" nos lleva al Uruguay de 1972, un país que se aboca a la dictadura poniendo cada vez más en jaque una libertad de expresión que representan los guionistas de un show televisivo que tienen que luchar frente a ello como resistencia en un país que cada vez se va bañando más de oscuridad. Un sistema que poco a poco se va conformando con un recorte progresivo de libertades previo al horror, las desapariciones por pensar diferente y la opresión para no salirse por lo marcado de los que ostentan el poder. Una historia que no es dogmática sino que muestra como corrompe la dignidad de todos, tanto de los que son puestos en el ojo de la diana como los que son meros ejecutores y acaban envilecidos como autómatas sin personalidad que sólo cumplen órdenes. La película no pretende mostrar una realidad tantas veces vista en el cine sino que prefiere favorecer la reflexión y centrarse en la perspectiva de cada personaje, de como cada uno asume lo que está asomando por la puerta adoptando una posición bien de resistencia o de agachar la cabeza para evitar consecuencias y represalias cuando el miedo campa a sus anchas y la libertad pasa a un segundo plano como si fuera algo prescindible. A destacar el trabajo de los actores Alberto Ammann, Joaquín Furriel y Daniel Grao, viviéndolo cada uno de ellos desde un bando o desde una encrucijada moral en una propuesta a que se le puede achacar querer abrir demasiadas subtramas, al final termina dominando el punto de vista del teniente Rojas, sin profundizar en la raíz de lo que quiere contar restándole por ello impacto y contundencia. Al fin y al cabo es un buen trabajo que se aprovecha de un momento histórico para hablar de la fragilidad de las democracias y como los errores del pasado siempre son tendentes a volver a repetirse en un momento de auge de populismos y de guerras de trincheras. 

Conviene saber: Coproducción hispanouruguaya a cargo de Rafa Russo.

La crítica le da un SEIS 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario