“Tener y no tener”, aniversario.

“Tener y no tener”, aniversario.

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (15 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:
Mi tío Aníbal aprovecha una convención médica en Florida para escribirme…

Querido sobrino:

Celebro el 60 aniversario de “Tener y no tener” (To have and have not), que no fue una película particularmente buena, y sin embargo fue uno de los hitos de 1945, estrenada en Octubre de 1944. Fue una típica creación del director Howard Hawks, rápida, jovial, sólo que Bogart y Bacall estaban tan clarísimamente enamorados que el calor salía de la pantalla.

La película nació por las relaciones entre Hemingway y Hawks. El escritor se negaba a ir a Hollywood y el director le provocó un día en que ambos pescaban juntos en el lugar donde me encuentro. Empezó a pincharle, diciéndole, “puedo hacer una película con lo peor que has escrito en tu vida. Esa basura que se titula “Tener y no tener”. Y asimismo, Hemingway se limitó a responder: “Necesitaba dinero”.


“Tener y no tener” no era basura en absoluto. Harry Morgan es uno de los personajes más realistas de Hemingway, casi el único que vive con una esposa y trabaja para vivir, y el tiroteo a bordo del barco de pesca de Morgan es un desenlace muy eficaz. Pero Hawks logró lo que deseaba: comprar los derechos por 10.000 modestos dólares y a continuación se puso a fragmentar la novela. “No hubo nada en la película que estuviera en el libro”, diría después con orgullo.

Para que le ayudara Hawks contrató a un guíonista veterano llamado Jules Furthman y a su viejo amigo Faulkner, aunque la reconversión de “Tener y no tener” fue en buena medida obra de Hawks. Parece que pensaba que podía hacer una especie de continuación de Casablanca, por lo que la acción, que en la novela transcurre en Cayo Oeste en la depresión de los años treinta, la trasladó a la Martinica de los bélicos cuarenta, e incorporó así, una vez más, el conflicto de fondo entre Vichy y la Francia libre.


Estaba claro que Harry Morgan sería Humphrey Bogart, pero faltaba la chica.

Al parecer, Hawks hacía tiempo que fantaseaba con descubrir a una joven hermosa a la que convertir en una estrella de su propia creación. Había encontrado ya a una candidata, una modelo llamada Nancy Roe Gross, aunque, en vez de convertirla en actriz, se casó con ella. La nueva señora Hawks tenía veinticuatro años y su marido cuarenta y cinco. Fue entonces cuando en la portada de la revista “Harpers Bazaar” vio a una chica que tal vez fuese el juguete que Hawks andaba buscando. Cara hermosa aunque algo eslava, boca grande y ojos rasgados.


Si tienes curiosidad por saber como llegó a convertirse en protagonista….
Tenerynotener.htm

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario