Jennifer Connelly, una chica normal

Jennifer Connelly, una chica normal

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Descubrí a Jenny en 1923, en Nueva York. Yo era Noodles, con catorce años, un chico sin dinero, sucio, despeinado, vestido con ropa andrajosa hecha en casa, espiándola en secreto por un agujero en la pared, desde encima de una taza de váter mientras se cambiaba de ropa. Bailaba la música de “Amapola” con ropa de ballet. Era consciente de mi presencia y me mostró una sonrisa de desdén al tiempo que guardaba sus zapatillas en una bolsa. Más tarde le pidió a su hermano que desinfectara el retrete y me reprochó que la espiara como una cucaracha que se arrastra por las paredes del baño.
Luego fue creciendo y me siguió interesando. Es bonita y tiene un pecho atractivo, como comprobé bajo las aguas de una bañera en “Casa de arena y niebla”.
Jenny nació en Catskill Mountains, en Nueva York, el 12 de diciembre de 1970.
Aquella niña que bailaba en el almacén de un bar en “Érase una vez en América” acabó siendo una chica bastante “neumática”.
Ha hecho ya más de veinte películas, desde que comenzó a los 10 años, con spots publicitarios y como modelo.
A los once, Sergio Leone la eligió para “Érase una vez en América”, su primera participación en el cine. Con el paso de los años su trabajo como actriz pasó por varios altibajos. Hizo varias series de televisión hasta que se dio a conocer para el gran público gracias al papel protagonista de “Dentro del laberinto” de Jim Henson, en la que actuaba con David Bowie.
Protagonizó películas que no tuvieron repercusión en la taquilla como “Algunas chicas”, “Labios ardientes” y “Destinos opuestos”. En la década de los noventa su carrera existe, pero sin destacar. Aunque hace películas de más tirón comercial como “De amor y de sombras” con Antonio Banderas, “Semillas de rencor” de John Singleton, “Mulholland Falls: la brigada del sombrero” o “El secreto de los Abbott”.
Pero es con la entrada en el nuevo milenio cuando le llegan por fin los premios. En 2000 rueda “Réquiem por un sueño” y al año siguiente “Una mente maravillosa”. Su interpretación en esta le hizo ganar en un mismo año el Oscar y el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto.

Aquí puedes escucharla….

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario