Yul Brynner, hace 20 años así murió

Yul Brynner, hace 20 años así murió

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

La portada de “Estomachus Necrfachus”, líder de ventas en la comunidad necrófila de la antigua Unión Soviética, trae en portada a Yul. Se tiran un poco el rollo porque aunque naciera por allí, en realidad creció y se formó en Francia. Allí se convirtió en el atleta y profesional del espectáculo que le llevaría hasta el cine. Empezó haciendo circo, radio y cosas paralelas, hasta que su aspecto exótico le empujó a Usamerica. Todo esto me lo ha contado mi tío Aníbal cuando le he enviado un e-mail con la portada de la revista y el artículo para que me lo tradujera. Él entiende el cirílico, y yo tropiezo todavía mucho con algunas frases complicadas….

Querido sobrino:

La gran suerte de Yul Brynner fue aceptar y ser aceptado para interpretar en Broadway “El rey y yo”. Nunca supuso que llegaría a representarla un total de 4.625 veces durante 30 años. Además no pensaron en nadie más cuando se llevó al cine y le arrebató el Oscar al mismísimo James Dean que el mismo año de 1956 era favorito por segunda vez, a título póstumo, por “Gigante”.
Por entonces Yul ya comenzaba a desarrollar la psicopatía clasica de conflictos entre estrellas.
Cuatro años después de su Oscar, se obsesionó con que Steve McQueen en “Los síete magníficos”, cuando él hablaba, jugueteaba con el sombrero para atraer la atención del público y robarle el plano. Brynner llegó a obsesionarse tanto que contrató a una persona expresamente para que vigilase todo el tiempo el sombrero de McQueen.
Pronto incluyó una cláusula en sus contratos, tanto en los teatros como en el plató de rodaje, que especificaba que la temperatura del agua tenía que estar siempre a 28.5º.

Yul hizo muchos papeles importantes y llegó a ser una gran estrella para la que se escribían guiones en función de sus características físicas. Uno desus grandes momentos fue encarnando a Ramsés II, en “Los diez mandamientos”, la locura de Cecil B. DeMille.
Heston siempre recuerda la última secuencia de la película cuando habla de Brynner. Con frecuencia se dedica la última sesión de rodaje a un montón de planos sueltos que se han aplazado para hacerlo cuando haya más tiempo. Los norteamericanos lo llaman “cabinas de teléfono”. Porque es frecuente que haya alguna escena en una cabina en muchas películas y, ésta viaja en el camión de accesorios de un lado para otro hasta que se dispone de media hora entre toma y toma. Entonces instalan la cabina en una esquina y ruedan el plano. Lo de aquel día no era una cabina de teléfono, sino la sala del trono del faraón. De Mille se había guardado una buena escena para el último día, simplemente para que sus dos protagonistas terminaran el largo rodaje de una forma que resultara dramática.

“Las únicas escenas entre Yul y yo eran enfrentamientos. Ahora le tocaba el turno a la última, que era también la mejor. Todos los demás intérpretes principales habían terminado sus respectivos papeles y se habían ido a casa. Quedábamos sólo Yul y yo, entre las filas desiertas de altas columnas lotiformes. Yul y yo… y la sonora prosa del Éxodo en la Biblia:
RAMSÉS: Guárdate que no veas más mi rostro, porque en cualquier día que vieres mi rostro, morirás.
MOISÉS: Bien has dicho; no veré más tu rostro.

Y Moisés da la vuelta y se va, dejando a Ramsés echado en el trono. Ya he dicho que Yul estuvo magnífico encarnando al faraón obsesionado y arrogante. Me es imposible imaginar cómo hubiera podido estar mejor, o cómo hubiese podido superarle otro actor”.

Yul fue un visitante asiduo del país donde vives, sobrino, y allí comenzó a hacerse evidente su decadencia física.

YulenMadrid.htmt

Su muerte fue agónica y tuvo el último “toque” de actor grabando un spot a sabiendas que sería emitido cuando él ya estuviera muerto…. ocurrió como puedes escuchar aquí….

YullBrynnerasimurio.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario