Centenario Wilder: “Berlín Occidente”, la escena

Centenario Wilder: “Berlín Occidente”, la escena

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (33 votos, media: 2,97 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

En 1948, Billy Wilder rodó dos películas. Por un lado, “El vals del emperador”, la historia de amor entre un representante de gramófonos y una condesa austriaca, que está más preocupada porque se apareen su perro de raza pura y el del representante que es un perro callejero, y por otro la película que es la protagonista de la escena de hoy como es “Berlín occidente”.

En esta película, Billy Wilder se adentraba en la Alemania de la Segunda Guerra Mundial, lugar que tuvo que abandonar en sus años de juventud rumbo a Paris debido al avance del nazismo. Wilder retrata ese ambiente de la noche berlinesa del que él también formó parte en su momento.
Contó con Marlene Dietrich para interpretar a una cantante nazi de un club nocturno que mantenía un idilio con uno de los oficiales de la ocupación usamericana. La cosa se complica cuando una congresista usamericana interpretada por Jean Arthur acude a Berlín occidente para echar un vistazo a la conducta de las tropas.

Uno de los grandes alicientes de la película es el pulso interpretativo de la Dietrich y Jean Arthur. Esta estaba convencida de que Wilder mantenía un romance con la alemana y la dejaba a ella de lado, dándole un trato discriminatorio como podemos comprobar con la lectura de la siguiente anécdota que cuenta Wilder:
“Una noche sonó el timbre de la puerta de mi casa. Fuera estaban Jean Arthur y su marido. Y estando yo en pijama y antes de que pudiera decir algo me gritó: -¡Ha eliminado un primer plano mío!. Acabo de mirar con mi marido las pruebas del día de rodaje porque tenía la sospecha de que iba usted a eliminar mi primer plano. Y efectivamente no hemos encontrado ese maravilloso primer plano. ¡Usted lo ha destruido!”

40 años después y después de la emisión por televisión de la película, Wilder oyó el sonido del teléfono. Descolgó y…”Era Jean Arthur, emocionada. Tenía ya 83 años y quería disculparse ¡después de 40 años!. Yo le pregunté que por qué. Ella me dijo que la película era maravillosa y ella salía tan bien y había primeros planos muy hermosos, y todo estaba repartido con justicia entre ella y la Dietrich. Por eso quería disculparse, por haberme tratado tan mal durante el rodaje. Yo le contesté que ha habido muchos actores que me han odiado, ofendido, insultado, utilizado como psiquiatra o como pararrayos. Era mi trabajo, ser maltratado por los actores. ¡No necesitaba disculparse!”

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario