Centenario Wilder: “El gran carnaval”, la escena

Centenario Wilder: “El gran carnaval”, la escena

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

En 1951, Billy Wilder dirigió “El gran carnaval” película en la que retrataba por primera vez el ambiente periodístico, cosa que volvería hacer al final de su carrera con “Primera plana”. No es de extrañar que eligiera esta temática, ya que sus años de periodista le hicieron vivir de primera mano las aventuras y desventuras de la profesión.

Kirk Douglas interpreta a Charles Tatum, un periodista que es despedido de uno de los diarios más importantes que circulan por Nueva York. Encuentra trabajo en Nuevo México donde por casualidad se entera de un peculiar suceso en el que un indio se encuentra atrapado en el fondo de una mina. Con el deseo de resarcirse de su mal sabor de boca por el despido, convence al alcalde y al sheriff para que el rescate del indio sea lo más lento posible, con el objetivo de publicar cada día en el diario un capítulo de la historia y dar espectacularidad al hecho.
Aunque su película ya era lo bastante cruda, Billy añadió un último toque. Introdujo una variación en el conocido logo de la Paramount al principio de la película para que se ajustara a su propia visión personal. Walter Newman describió el resultado: “Bueno, tenías el círculo de estrellas pero no había ninguna montaña, y no sabías qué estabas viendo dentro de ese círculo. De hecho se trataba de un plano oblicuo tomado desde un metro de altura de un trozo de arena del desierto. Entonces una serpiente cascabel se deslizaba y se enroscaba de repente, con los cascabeles vibrando y zumbando, las mandíbulas abiertas de par en par, los colmillos al descubierto y la lengua viperina agitándose, y todo era tan inesperado que las mujeres gritaban. Incluso yo me envaré en la butaca… Pero el estudio temió que las mujeres embarazadas dieran a luz prematuramente en los cines si utilizaban ese plano así que lo cortó”.
Por primera vez como guionista y director, el público americano aborreció lo que le ofrecía o simplemente ni siquiera le atrajo lo bastante para presentarse a verlo. Su primera película de creación exclusiva le supuso una de las decepciones más amargas de su vida profesional. Billy Wilder aprendió y se asustó porque las tres películas que rodó a continuación fueron adaptaciones de obras de teatro con éxito en Broadway; para la cuarta se basó en una biografía que ya era un best-seller; la quinta fue otra adaptación, igual que la sexta y la séptima. Hasta 1960, ocho películas después, no se atrevería a hacer otra película con un argumento suyo.

Según wilder era muy difícil conseguir que a la gente le gustara una película en la que se crítica el sensacionalismo periodístico y la actitud de los lectores hacia el mismo. Estas son sus palabras: “”El gran carnaval” era una película muy buena; el argumento tenía fuerza y estaba bien trabajado. Pero la gente no quería saber; la gente no quiere que le cuenten que si hay un accidente en la calle y hay un herido grave, antes de ir a avisar a un médico, se quedan contemplando con curiosidad morbosa la tragedia. Eso es lo que había en la película: el circo, la música, la gente emborrachándose y pasándoselo bien… Diría que no es un tema fácil de digerir, la gente se sentía un poco culpable. Llevo mucho tiempo en esto y no me engaño. Por lo general, cuando una película no funciona, uno dice que se adelantó a su tiempo, o que se estrenó demasiado cerca de la Navidad, o que era justo después de la Navidad y la gente se había gastado el dinero en regalos, o que fue un fracaso porque hacía muy buen tiempo y la gente se fue a la playa, o porque llovía y la gente se quedó en casa. Uno busca toda clase de excusa. La excusa para esta película puede ser que escogí un tema y, al parecer, no era la película para aquel momento.

En Usamérica es una película prácticamente desconocida de la filmografía de Wilder, siendo una de las cintas favoritas de Woody Allen. En Europa consiguió algo más de repercusión ganando el León de Oro en el Festival de Venecia, aunque cabe destacar que es una de las pocas películas de Wilder que todavía no se encuentra editada en nuestro país en DVD.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario