Comer de cine: el cordero con salsa de menta de “Titanic”

Comer de cine: el cordero con salsa de menta de “Titanic”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Ya ha salido de La Clínica nuestra delegación hacia Vitoria, a un festival de cine que se acaban de montar en la capital del país vasco, por el morro. Lo del morro es literal. Consiste en ver una película de comida como “comer, beber, amar”, luego sales del cine y te vas a alguno de los restaurantes implicados, que le han echado imaginación para que sus menús tengan algo que ver con esto.
Ejemplo: El menú de uno de ellos comienza con una “Gilda de ibérico con dry martini al estilo Luis Buñuel” de aperitivo. el estilo buñuel consiste en ser muy muy radical y poner en el hielo del vaso mezclador unas gotas de angostura y luego darle un agua para que sólo quede el aroma, además de no ponerle casi nada de vermut blanco seco y tampoco aceituna.
Además de comer y de beber estaría lo de amar claro, pero para eso la organización no se compromete porque no quieren que se les venga encima una masa. El festival empieza hoy y estará hasta pasado mañana, pero míraló tu mismo porque yo me voy a abrir el paquete de tía Aga que ha llegado en el momento oportuno. “Justo a tiempo” como me diría Lavirgen.

Espero que estés bien muchacho:
En todo el día de hoy sólo he podido pensar en verano, calor, vacaciones… ay hijo, no se tú pero yo con estos calores solo pienso en irme a algún sitio fresquito. Me metería en mi nevera, pero es demasiado pequeña. Y la de tu tío está llena de porquerías de esas que tanto os gustan.

Mi sueño siempre ha sido hacer un crucero, pero con mi difunto esposo nunca pudo ser. Él le tenía pánico al mar y siempre me decía: y si nos pasa como aquellos del Titanic, que dejaron su salario en los pasajes y murieron ahogados. Y eso que él no había visto la película que hicieron hace unos años. Que lástima ese chico morir helado en medio del océano, y esa pobre muchacha sola viendo como le pierde.
Pero algo está claro: seguro que murió con el estómago contento, porque en ese barco se comía muy bien. Recuerdo una escena donde la chica y su prometido pedían un plato de Cordero con salsa de menta, sin duda delicioso… Ya se me ha abierto el apetito, creo que tengo cordero en la nevera así que voy a prepararlo y te mando un poco.

Ingredientes:

1 Costillar de cordero (aunque cualquier otro trozo nos sirve)
2 ajos
1 Cebolla
Azúcar
Sal
Pimienta
1 hueso de jamón
1 hueso de cordero
Aceite de oliva
Vino blanco
Caldo de cordero
Hojas de menta
Vinagre

Elaboración:

Deshuesamos el costillar (o la parte del cordero que hayamos escogido) y lo salpimentamos al gusto. Es preferible atarlo para que no se deshaga demasiado. Lo doramos en una sartén con aceite de oliva. Añadimos a la sartén los huesos de cordero y jamón, la cebolla y los ajos picados, con un chorrito de vino blanco y, si tenemos a mano, un poco de caldo de cordero. Lo dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos.
Mientras, podemos ir preparando la salsa. Para ello picamos en un mortero un puñado de hojas de menta y una pizca de azúcar hasta que salga jugo. Para darle aún más sabor le podemos añadir un chorrito de vinagre balsámico.
Sacamos la carne del fuego y colamos el jugo (mejor con un colador chino) al que uniremos la picada de la menta.
Y ya podemos emplatar. La mejor forma es cortando el cordero a tacos y añadiéndole la salsa resultante de unir la picada de menta con el jugo en que hemos cocinado el cordero.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario