Centenario Laurence Olivier: El nacimiento de un genio

Centenario Laurence Olivier: El nacimiento de un genio

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Hoy el ala británica de la Clínica lleva todo el día de celebración reivindicativa. Son unos apasionados del teatro, del cine y de todo lo que huele a inglés. Los conocerás porque siempre llevan un toque muy distinguido y aunque algunas veces te miren por encima del hombro no hay que tenerselo en cuenta, ya que seguramente les pillas en plena “elevación” shakesperiana. Una de ellas es una chica rubita algo pecosa que me gusta pero no me hace más caso que el cinéfilo. Se llama Wywin y hoy estaba especialmente excitada ya que he organizado para toda el ala desde hoy una maratón que durará hasta el fin de semana y en el que se representarán todas las obras de Shakespeare que llevó Laurence Olivier a la pantalla como director: “Enrique V”, “Hamlet” y “Ricardo III”, ya que según me han dicho ellos hoy es su centenario.

Cuando iban ensayando la parte de “Mi reino por un caballo” de “Ricardo III”, “Cascos”, mi cerdo, se ha sentido minusvalorado y hemos decidido volver a la celda a reflexionar un poco sobre Olivier, ya que es uno de esos pocos actores que me han robado la mirada y que me dejan absorto en la pantalla.

Laurence Kerr Olivier nació un 2 de Mayo de 1907 en Dorking, Surrey ( Inglaterra ). Hijo de un pastor protestante, recibió una educación conservadora, pero que le permitió entrar en contacto desde muy temprana edad con el mundo artístico, participando desde pequeño en representaciones teatrales. También desde su juventud fue un gran amante de la literatura, interesándose por encima de todo en la obra de William Shakespeare. La primera vez que se subió a un escenario tenía 9 años, en la Old Saints Choir School. La obra que se representaba era “Julio César”, de su admirado Shakespeare, y él daba vida a Brutus. Una de las invitadas especiales era la actriz Ellen Ferry, que se quedó impresionada por la actuación del pequeño Laurence, llegando a comentar: «Ese niño que interpreta a Brutus es ya un gran actor».

CentenarioOlivier_Fotoniño.jpgYa con 15 años, en la Oxford’s St. Edward’s School, donde sus alumnos, todo chicos, interpretaban tanto los papeles masculinos como los femeninos, Larry ( como le gustaba que le llamasen, aunque dentro de su familia le llamasen Kim ), representó el rol femenino de Katharina en la obra “La fierecilla domada”. Tendría que repetir su papel en el Stratford Shakespeare Festival. El talento de este joven aspirante a actor no pasó desapercibido para las esferas teatrales de su tiempo, y le animaron a que hiciera de la actuación su profesión.

Con la aprobación de su padre, que amaba las artes y la literatura tanto como él, dejó sus estudios en Oxford y en 1924 se fue a Londres a estudiar Arte Dramático en la Central School of Speech Training and Dramatic Arts. Allí recibió una dura educación escénica con Elsie Fogerty, de quien aprendió muchos secretos del arte dramático. Su capacidad llamó la atención de diversos productores teatrales, que esperaban pacientemente contar con la presencia de tan magnífico actor, y tras unirse posteriormente a la Birmingham Repertory Theatre Company, a la que pertenecería hasta 1928, comenzó su andadura tanto por los teatros ingleses como en Broadway, donde tampoco dejó indiferente a nadie. Y en esa época empezó su unión artística con la obra de su admirado William Skakespeare.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario