Centenario Laurence Olivier: Del teatro a Hollywood

Centenario Laurence Olivier: Del teatro a Hollywood

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Despues de nacer como actor, la fama y prestigio de Laurence Olivier para representar la obra de Shakespeare en teatro fue creciendo. De él se decía que recitaba las líneas del escritor como si realmente las estuviera pensando. Fue en 1935 cuando se dio el encuentro con otro «monstruo sagrado shakesperiano», John Gielgud, con quien logró unas representaciones inolvidables en «Hamlet », «Romeo y Julieta», «Henry V» y «Coriolano» en el Old Vic Theatre.

Mientras tanto, le llegó su primera oportunidad de desembarcar en la meca del cine, donde firmó un contrato con la RKO a principios de los años 30. La película elegida fue “La reina Cristina de Suecia” (1933), pero su protagonista, Greta Garbo, tras una breve entrevista personal con él, decidió que no lo quería a su lado como actor principal y eligió en su lugar a John Gilbert. Olivier volvió a Inglaterra, donde compaginó su vida teatral con películas británicas. En ellas no conseguía quitarse de encima su formación teatral, que en pantalla resultaba demasiado artificial. Aún así, aparece entre estas películas una comedia británica, “El divorcio de la señorita X”, que a pesar de su sencillez y tema muy típico ( guerra de sexos ), no deja de ser interesante. En ella coincidió por primera vez con la que sería su pareja cinematográfica un par de años después, en la presentación ante el mundo del fenómeno Laurence Olivier: “Cumbres Borrascosas”.

CentenarioOlivier_Rebecca.jpgFue William Wyler, director de “Cumbres Borrascosas”, quien enseñó a Olivier a actuar frente a una cámara. El primer paso fue esta película, por la que consiguió su primera nominación al Oscar. Su actuación siempre ha resultado muy controvertida, pues mientras para unos realiza un trabajo portentoso de la evolución del personaje de Heathcliff, para otros está sobreactuado. La química con Merle Oberon es notable, y a partir de ella empezó a ser conocido para el gran público, comenzando él mismo a respetar el cine, cosa que hasta ese momento no había sentido.
Justo al año siguiente Alfred Hitchcock contó con él para su debut en Hollywood, y por fin pudo hacer uso del contrato que había firmado años antes. La película, “Rebecca”. Una magnífica adaptación de la novela de Daphne Du Maurier, y donde Olivier, gracias a la perfección de su atormentado Maxim de Winter, consiguió su segunda nominación consecutiva al Oscar como actor principal.

Aquí tienes una escena de la película…

Vídeo

Tras rodar “Más fuerte que el orgullo” ( adaptación de la novela Orgullo y prejuicio, de Jane Austen ) o “Lady Hamilton”, se ve obligado a participar en películas de propaganda bélica, ( él mismo sirvió en la Fleet Air Arm de la Marina durante la II Guerra Mundial por decisión propia, y para lo que tuvo que acumular suficientes horas de vuelo que le permitieran unirse a ellos ). Así llega “Los Invasores”, en 1943, donde realiza una interpretación secundaria pero soberbia, y donde ya dió muestras de una constante en su trabajo: el uso de los acentos para dar vida a sus distintos personajes, siempre de una manera totalmente verosímil.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario