Familias de cine: Los Marx

Familias de cine: Los Marx

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (27 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Estos son los culpables:

Groucho
(Julius Marx). Nueva York (EE UU), 2 de octubre de 1895-Los Angeles, California (EE UU), 19 de agosto de 1977.

Harpo
(Adolph Marx). Nueva York (EE UU), 23 de noviembre de 1893-Los Angeles, California (EE UU), 28 de septiembre de 1964.

Chico
(Leonard Marx). Nueva York (EE UU), 22 de marzo de 1891-Los Angeles, California (EE UU), 11 de octubre de 1961.

En un principio, el trío fue cuarteto, completado por:

Zeppo
(Herbert Marx). Nueva York (EE UU), 23 de febrero de 1901-Palm Springs, California (EE UU), 30 de noviembre de 1979.

Hijos de un sastre judío humilde, la casa en la que vivía la familia Marx a comienzos del siglo XX era famosa en el barrio por la hiperactividad de los chiquillos, que destrozaban el mobiliario y ponían todo patas arriba cada vez que los dejaban solos durante unas horas.
Al llegar a la edad adulta empezaron a actuar en locales de variedades en los que Chico tocaba el piano, Harpo -de ahí el sobrenombre- el arpa, y Groucho la guitarra. En aquella época, el cuarto hermano era el hoy desconocido Gummo, reemplazado por Zeppo cuando los Marx pasaron al cine en 1929 -a su vez, Zeppo dejaría la interpretación en 1933 para convertirse en agente artístico, de tal modo que la formación se redujo definitivamente a tres miembros-. El éxito cinematográfico del grupo fue inmediato, y, en los años treinta y cuarenta, los Marx impusieron un humor nuevo y corrosivo.
Groucho, de alguna manera la "cabeza" del trío, probablemente habría triunfado también en solitario, ya que poseía una imaginación extraordinariamente fértil y un sentido de la ironía muy agudo. Sus personajes solían ser profesionales respetables :médico, abogado, catedrático o científico, pero, a pesar de las gafas, el enorme mostacho -pintado-, la corbata y el maletín, había algo en su apariencia que ya indicaba un tono burlesco. Tal vez fuesen los puros que fumaba con afectada arrogancia o ese andar semiagachado y a grandes zancadas. En cuanto empezaba a hablar, mareaba a su interlocutor con réplicas absurdas y sarcásticas, sumamente ofensivas en su mayor parte, dirigidas a menudo contra la pobre Margaret Dumont ("Pasé una velada estupenda, pero no fue ésta", o "¿Le gusta la Naturaleza? Ya hace falta valor, después de lo que le hizo").
observaciones implacables que no dejaban títere con cabeza.
Harpo, el mimo de los rizos rubios que sacaba mil artilugios de unos bolsillos sin fondo, compensaba la palabrería de Groucho mediante una deliberada ausencia de habla, sustituyendo el lenguaje oral por una pantomima de clown. Compartía con Groucho un estado de permanente predisposición al sexo, que lo llevaba a agarrar por las piernas a mujeres que huían despavoridas.
Chico, con su gorro napolitano, no tenía en sí mismo grandes responsabilidades cómicas, sino que asumía más bien una función de enlace con Harpo (traduciendo los signos del mudo) y con Groucho (manteniendo con él diálogos engañosos).
El trío se deshizo tras "Amor en conserva" (1949), en la que se les veía ya algo cansados. Groucho apareció en alguna comedia (Copacabana) y en programas de televisión. Homenajeado con un Oscar honorífico en 1974, publicó un divertido libro de memorias, "Groucho y yo",al igual que Harpo. Chico era ludópata y se arruinó varias veces a causa del juego.
La saga familiar de actores acabó con ellos, porque aunque el hijo de Groucho,Arthur Marx, resultó ser el que lo intentó con más ganas, no hay muchos que hayan visto alguna película suya. Tan pocos son, que Tarantino tiene una entre la colección de extravagancias que le gusta enseñar a sus amigos.

Aquí puedes repasar con la oreja a estos tipos...
HermanosMarx.mp3   

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario