“Yo, Lucifer”, simpatía por el diablo

“Yo, Lucifer”, simpatía por el diablo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 3,17 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Supón que eres un cristiano creyente, de los que piensan que las historias de la Biblia fueron ciertas y que, en definitiva, Dios existe y en algún momento vas a poder decirle: Hola, me llamo tal y tal y me gustaría… …

Si fuera así, sería aceptable que creyeras en el fin del universo, y una vez aceptado que el universo va a acabarse, Dios en su bondad infinita decide darle a Lucifer una oportunidad de redención porque así es Dios, hasta cierto punto está obligado, es su personalidad. Pero para que Lucifer pueda volver a casa, tiene que someterse al mismo paso que Cristo, debe encarnarse en hombre, por lo menos durante un mes, y no montar en ese tiempo un pandemonium del diablo.
Los derechos ya han sido vendidos para el cine, y andan por ahí los nombres de Ewan Mcgregor, Jude Law y Daniel Craig.
El autor de esta historia, una de las más divertidas que he leído hace tiempo, se llama Glen Duncan, y ya es un personaje conocido en el mundo anglosajón. Es de una familia indio-irlandesa, nacido en 1965 en Bolton. Estudió filosofía y literatura en la Universidad de Lancaster. En 1990, se mudó a Londres, donde trabajó como librero durante cuatro años. Su primera novela, “Hope”, fue elogiada y le permitió seguir escribiendo aunque sin que su trabajo llegara al español. En la actualidad, Duncan vive entre Nueva York y Londres y la editorial Berenice acaba de publicarlo.

Será difícil que el cine supere o alcance el nivel de ironía, acidez y “humanismo” con el que se expresa Lucifer y que, más a menudo de lo que cabría pensar, logra que nos pongamos de su parte. Es una sucesión de reflexiones que dejan clavada la sonrisa permanente y recuerdan al mejor humor británico. El cine anda también en el libro de muchas maneras, pero sobre todo le pega un “repaso” a el pensamiento tradicional que no deja dudas de que sin Lucifer puede que viviéramos más tranquilos, pero aburriéndonos eternamente, y eso es mucho aburrirse…. Lo mejor que puedo hacer es dejarte simplemente el comienzo de este monólogo divertidísimo, culto y, como dice el suplemento literario del Times, escrito de manera original, y tan diferente como para que hayan puesto al autor en una de esas listas de calidad, entre los diez mejores autores actuales de lengua inglesa…

Aquí tienes un cacho del libro…
Yo, Lucifer.htm

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario