Hoteles de cine: Ruta asiática de “Lost in translation”

Hoteles de cine: Ruta asiática de “Lost in translation”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 2,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:
 

Está claro que últimamente lo asiático está de moda. Y aunque todo el mundo fija su mirada estos días hacia China, a mí no me gustan las aglomeraciones y las masas de turistas. Así que siguiendo la ruta asiática, yo hoy sigo hasta Japón. Esta semana nos vamos a la gran urbe, a Tokyo.

Una vez que pisas esta ciudad, una extraña fuerza te invade y te enamora al instante. No se si serán todas las luces de neón que brillan por las calles del centro de la capital nipona que crean un cortocircuito en tu cabeza. Me imagino algo así como las luces azules que atraen a las moscas y que una vez que la tocan no se pueden despegar, ¿sabes lo que te digo? Pues algo así pasa con los neones de Tokyo. Y eso mismo le pasó a Sofia Coppola cuando fue allí por primera vez. Y por eso decidió que su segundo largometraje como directora, después de “Las vírgenes suicidas”, tuviese como escenario sus calles. Te hablo, como no, de “Lost in traslation”.

Bill Murray en el hotel de "Lost in translation" Se trata del Park Hyatt, situado en el centro de la ciudad, en las diez últimas plantas del rascacielos Shinjuku, los ventanales de sus habitaciones y de su cafetería-bar ofrecen unas espectaculares vistas de la capital. Un hotel en el que, si has visto la película, te sentirás como en casa porque se utilizó como decorado real. Incluso te podrás dar un bañito en la piscina donde se zambulle la Johansson o tomar una copa en la misma barra del bar.

 Eso sí Teo, ya te aviso que esto te puede salir por un pico. La habitación más baratita te sale por 560 euros la noche. Así que ya te puedes imaginar que la más cara, la Park Suite King, sale por cerca de 1.500 euros…..lo que se dice, todo un lujo asiático vamos. Pero bueno, todo sea por sentirse como Scarlett, por sentarse junto a la ventana un día lluvioso mientras se observa pasar la vida en la capital japonesa. Eso sí, que nadie se haga ilusiones. Si un día sales a pasear por la calle no te vas a encontrar a Bill Murray y no te va a susurrar nada al oído en una hipotética escena final… eso sólo pasa en las películas.

 MartaJar
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario