Centenario James Stewart: “Vértigo”, la escena

Centenario James Stewart: “Vértigo”, la escena

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (15 votos, media: 3,13 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:
 
Posiblemente, “Vértigo” es considerada la obra maestra de Alfred Hitchcock. Es complicado que si pidiéramos a toda la Clínica un podium con lo mejor del mago del suspense, esta no fuera la película más nombrada. Por supuesto, si tenemos en cuenta esto, también tenemos que pensar que fue la mejor colaboración de las que tuvieron Hitchcock y Stewart, más si nos percatamos de que posiblemente Jimmy realizó en esta película su trabajo más complejo.
 
El Festival de San Sebastián tiene entre las efemérides históricas de las que puede hablar con más orgullo la visita que Alfred Hitchcock realizó a San Sebastián en 1958, año y lugar en el que se produjo el estreno mundial de la película. Allí, tanto Hitchcock como Stewart fueron condecorados con los premios de mejor director y mejor actor respectivamente.
Te recuerdo que el argumento se centra en el inspector de San Francisco Scottie Ferguson que sufre de vértigo y se ve compelido a retirarse del servicio cuando un compañero cae de una cornisa al vacío, durante la persecución de un delincuente. Un día recibe una llamada de Gavin Elster, un antiguo compañero de clase, que es millonario, y le pide que vigile discretamente a su esposa Madeleine, que parece estar poseída por el espíritu de su bisabuela, Carlota Valdés, muerta cien años antes. Después de seguirla y observarla durante unos días, Ferguson se obsesiona con Madeleine. A partir de ese momento se ve envuelto en una trama de la que ya no puede salir.

Dando muestra del humor del orondo director y del retrato del personaje principal en la novela original de Boileau y Narcejac en la que el personaje es impotente sexual, Hitch se permite jugar con este aspecto a través de su malévolo ingenio.

James Stewart y Kim Novak en "Vértigo"Hitchcock se divierte multiplicando alusiones a la sexualidad de Scottie. En la segunda escena, un diálogo larguísimo en el piso de Midge, maneja un bastón sin saber qué hacer con el mientras que Midge habla del corto noviazgo que mantuvieron y que se interrumpió porque entre ellos dos no pasó nada. Apunta con él hacia un sostén, en efecto el trabajo de Midge consiste en fabricar lencería, lo que añade erotismo a la escena. El bastón de Scottie es un sustituto de su sexo, insinuando que no sabe que hacer con él en compañía de una mujer que le desea carnalmente. Midge le habla como a un niño "you are a big boy now!" (¡ahora eres un muchacho grande!). Al final de la larga secuencia, Scottie trata de luchar contra su vértigo subiéndose poco a poco a una escalera. Hitchcock nos enseña, en un plano muy breve, dibujos de mujeres al pie de los escalones, sugiriendo un ensayo de erección que acaba en gatillazo al caer Scottie en los brazos de la siempre insatisfecha Midge.

La ironía llega a su cumbre con la utilización de la torre Coït (semejante palabra no se inventa) muy famosa en San Francisco y cuya erección fue financiada por Lili Hitchcock Coït (que nada tiene que ver con el director). La torre, obvio símbolo fálico, fue diseñada en forma de boca de riego porque a Lili Coït le gustaban mucho los bomberos. Se ve constantemente desde la ventana del piso de Scottie como para reírse de su falta de vigor sexual. Cuando Madeleine, después de su ensayo de suicidio viene a darle las gracias a Scottie dice que encontró su casa gracias a la torre. Scottie le contesta que es la primera vez que le es útil para algo. Poco después, en una escena, las olas que se rompen en la playa, nos sugiere fuertemente que se acostaron juntos. Scottie está entonces convencido que Madeleine es una reencarnación de Carlota (bisabuela de Madeleine, objeto de su obsesión) por lo que se habría acostado con una muerta. Hitchcock en su entrevista con François Truffaut se refirió a la necrofilia en este punto ya que Scottie es incapaz de hacer el amor con una mujer de carne y hueso. Sólo tendrá una relación sexual con Judy después de haberla transformado en Madeleine como si fuera un pigmalión que se enamoró de su obra de arte.

Vídeo

Tu primo.
Coronado
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario