El oso mitómano: Ovedito visita los estudios Pixar

El oso mitómano: Ovedito visita los estudios Pixar

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (25 votos, media: 3,48 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Desde que Pixar irrumpió en el mundo del cine con “Toy Story” en 1995, Ovedito se hizo un fan de las películas de animación de este estudio y no se ha perdido un estreno desde entonces. Sólo la idea de que en el próximo largo de “Toy Story 3”, en producción en estos momentos, salga algún familiar suyo le pone la carne de gallina de felicidad, porque al fin y al cabo si el primer “Toy Story” catapultó a la lista de juguetes más vendidos a Mister potato head y a los más humildes soldados de plástico de toda la vida y “Cars” ha supuesto un aluvión de coches de juguetes, Ovedito se imagina lo que el estudio puede hacer por la revalorización del oso de peluche. Así que cuando con motivo del estreno del último largometraje de la casa “Up” le invitaron a visitar los estudios Pixar, Ovedito no se lo pensó un momento.

Ovedito subido en el coche Luigi de Y aquí le tenemos delante de las puertas del estudio, en un parque industrial de un barrio modesto de San Francisco, Emmereville, que si no fuera por la presencia de Pixar, pasaría totalmente desapercibido ante los ojos del mundo. Porque si Disney puso a Burbank en el mapa y acabó siendo “el mago de Burbank”, John Lasseter ha concedido a Emmereville el pasaporte internacional de ser la tierra de Buzz y Woody, de Nemo y Dory, de Emile y ahora de Russell, Mr. Fredicksen, Kevin y Doug, los protagonistas de la última pelicula de Pete Docter y Bob Peterson, con los que Ovedito no tuvo ningún problema de retratarse en el corazón del estudio.

Todo en Pixar es espacioso y amplio. Los pasillos, pasadizos y escaleras que llevan al centro creativo del estudio, están decorados con modelos de tamaño natural de los personajes de la casa. Y lo mismo te codeas en una esquina con Mister Increíble, como que te montas en Luiggi, el Fiat que sueña con ver algún día un Ferrari de verdad en “Cars”.

El atrio central del estudio sirve como punto de encuentro entre animadores y directores, un sitio luminoso y amplio en el que compartir ideas. A un lado Café Luxo sirve de restaurante y cafetería sirviendo comidas de cualquier rincón del mundo las veinticuatro horas del día. Al otro, la ubícua tienda de regalos, para el consumidor impenitente y al fondo las salas de proyección en las que el equipo revisa el trabajo diario y comprueba la efectividad de la estereoscopía, ahora que el sistema es un añadido obligatorio en cada estreno de animación.

Oveditoestá convencido de que Doug de Por eso todo Pixar está decorado para recibir a sus nuevas estrellas. En medio del luminoso hangar una casa vuela por los aires sostenida por cientos de globos, mientras banderolas con motivos de la película “Up” cuelgan de las salas de conferencias situadas encima del restaurante. En una esquina, Ovedito ha encontrado un retrato de Emile, el chef ratonil de “Ratatouille”, probablemente dibujado por un animador en un momento de súbita inspiración. Kevin, el exótico pájaro protagonista de la película asoma en otra esquina y Ovedito no duda en retratarse con él, sabiendo que pronto el ave se convertirá en una estrella mundial. Doug, el perro que habla, no está lejos y Ovedito sabe que en la tienda de souvenirs este simpático perro, en versión peluche, va a ser el éxito del verano y si le apuras mucho, de las navidades que vienen.

Como final de la visita Ovedito sube en globo, para experimentar en sus carnes, como se siente el protagonista de la película, el cascarrabias Mister Fredricksen, cuando su casa surca los aires flotando entre globos de colores. Mientras tanto, la nueva película de Pixar, surca los cielos a su modo, rompiendo un nuevo record de taquilla y convirtiéndose en un nuevo éxito para los estudios Pixar. ¿O deberíamos decir Disney?… Al fin y al cabo… todos pertenecen a la misma familia, aunque la verdadera magia ahora salga de Emmereville y no de Burbank. Y Ovedito piensa: “Pues que viva el nuevo mago”.

 

Ovedito también se tomó un refrigerio en la cafetería del estudioOvedito y el exótico pájaro tropical Kevin que se encuentran los personajes de Ovedito comprobó el estado de los biceps de Mr. IncreibleDos de las mentes pensantes de Pixar, Pete Docter y Robert Peterson, estudiaron con Ovedito posibles vías de colaboración para el futuroOvedito y Ratatouille cara a caraOvedito frente a la casa de La visita terminó en un viaje en globo que llevará a Ovedito a su próxima aventura... 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Badtaste - 22.06.2009 a las 09:12

Qué envidia!! Yo me quiero ir con Oviedito!!

Cinéfago - 22.06.2009 a las 12:23

¡Otro que se apunta! Ovedito, llévanos contigo please!!

auster - 22.06.2009 a las 13:52

Me encanta Ovedito, pero que vuelvan también las estrellas de Rocco!! Leer su visión de los actores es una gozada y ya se echa de menos!!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario