80 años de Clint Eastwood (II)

80 años de Clint Eastwood (II)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

La anterior etapa acababa en 1969 con “La leyenda de la ciudad sin nombre”, que fue un fracaso en muchos países a excepción de nuestro país. La siguiente etapa se inicia con una película que retoma los temas leonianos de los westerns: temas fronterizos, violencia y tiroteos, aunque sin su maestría. “Dos mulas y una mujer” se convertía en el segundo western americano de Eastwood. La protagonista principal iba a ser Liz Taylor, quien entabló gran amistad con Clint Eastwood. Al final , por problemas de agenda, tuvo que declinar, y el papel fue para Shirley Maclaine. Esta es también su segunda película junto con Don Siegel, al que el considera su maestro y mentor, además de un gran amigo. 1970 nos traía su segunda incursión en la temática bélica: “Los violentos de Kelly”. Es una especie de parodia de la gran “Doce del patíbulo”. Él no se sentía orgulloso del film, pero el público respondió bien en taquilla, aunque guarda el recuerdo de regresar a Europa, y así pudo llevarse a su hijo de vacaciones, Kyle, que después tendría papeles en un par de películas de su padre.

Por aquel entonces, muchos jóvenes ya querían ser como Clint, un vaquero solitario, pero 1971 es el año de su subida definitiva al altar de las estrellas. Este año se inicia con “El seductor”, donde interpreta a un soldado que llega herido a un colegio para señoritas. Pronto, al ser el único hombre del edificio, todas caen rendidas a sus encantos, lo que provoca recelos entre alumnas e institutrices. Según él dijo: “Me alegré mucho de volver a trabajar con Don (Siegel) 80anosClintElseductorpuesto que me sirvió de mucho apoyo a la hora de dirigir mi primera película”. Y así fue. Su siguiente trabajo vuelve a estar producido por Malpaso, pero ahora es él quien se sienta tras la cámara para dirigirse a si mismo en “Escalofrío en la noche”. Un film notable, pero que en su época, algunos comentaron que era una bazofia. Godard dijo de Eastwood: “Es un tipo inútil, un orangután absoluto, que no sabe ni donde colocar la cámara”. Con un presupuesto mínimo, aceptó rodarla por nada, simplemente a cambio de un pequeño porcentaje en taquilla, y de que Don Siegel hiciera un pequeño papel en la película. Y por fin llegó su gran momento, de nuevo de la mano de Don Siegel: “Harry el sucio”. Actores como John Wayne y Charlton Heston rechazaron el personaje, pero ambos recomendaron a un joven actor que encaja muy bien en el perfil de tipo duro y solitario, en palabras del propio John Wayne. Al principio se dijo que el personaje era una burda copia del “Bullit” de otro héroe americano, Steve McQueen. Pero daba igual. La película fue el taquillazo del año, y en todo el mundo, la gente decía una frase: “Sé lo que estás pensando, si disparé seis balas o sólo cinco, pero para serte sincero, yo también he perdido la cuenta con todo este ajetreo, pero siendo este arma un Mágnum del 44, capaz de volarte los sesos de un sólo disparo, deberías pensar, ¿ Soy afortunado ?… ¿ Verdad, vago ?.” Tuvo críticas muy malas, pues se dijo que era un personaje fascista, aunque con el paso de los días, algunos importantes críticos dijeron que con policías como Eastwood y vaqueros como Wayne, América está segura. Por cierto, en “Harry el sucio” hay una publicidad de “Escalofrío en la noche”…

80anosClintEscalofrioenlanoche

El año siguiente se inicia con otro western, “Joe Kidd”, coprotagonizado por Robert Duvall y dirigido por el director de clásicos como “Los siete magníficos” o “La gran evasión”, John Sturges. Es un film con un guión flojo, pero que gracias a la magnífica dirección remonta el vuelo. En este año tiene a su segunda hija, Alison Eastwood.

80anosClintJoeKidd

80anosClintUnbotinde50000dolares1973 se inicia con su segunda película como director: “Infierno de cobardes”, donde interpreta a El Extranjero, muy parecido a los cowboy interpretados en sus anteriores películas. Aquí comienza a mostrar su sello de fábrica: película con buena historia, rodada con pocos medios, pero acabada antes de tiempo con una gran dirección. Otra película de este año es “Primavera en Otoño”, película interesante, para la que consiguió a su amigo Laurence Olivier, quién no había conseguido el papel de Vito Corleone en “El padrino”. Los críticos destacaron la gran interpretación de Olivier, como maestro que es. Es la primera película que Eastwood únicamente dirige. Y cómo no. En 1973, el fenómenos de las sagas comienza a brotar. Harry Callahan vuelve a las pantallas para seguir luchando contra el crimen en San Francisco. La dirección ya no corre a cargo de Siegel, si no de un viejo amigo de Clint que le dirigió en “Rawhide” y en “Cometieron dos errores”, Ted Post. La película es un nuevo taquillazo, y durante el rodaje, Clint se hace muy amigo de un tipo que le recuerda a Leone: el guionista Michael Cimino. De esta amistad surge “Un botín de 500.000 dólares”, que Eastwood produjo con Malpaso, y que le permitió a Cimino rodar u primera película. De esta buena e interesante cinta de acción cabe destacar la genial interpretación del novato Jeff Bridges, que por su papel de Lighfoot fue nominado al Oscar.

80anosClintHarryelsucioSu siguiente dirección es ya en 1975. “Licencia para matar”, dónde vuelve a encarnar al tipo duro con mirada de galán. A pesar de ser una cinta de acción, las críticas fueron muy favorables, y destacaban a Eastwood como un gran director que algún día podría ser considerado un grande. El gran problema que tuvo con esta cinta es que fue elegido tras despedir el Estudio a Don Siegel, así que pesa el remordimiento en su conciencia. Para 1976, regresa con uno de sus westerns más conocidos, y donde se empieza a observar su madurez como realizador: “El fuera de la ley”, donde interpreta a un granjero que busca venganza por la muerte de su familia. Le costó mucho encontrar financiación, pues por aquel entonces, el western estaba ya tocado de muerte. Pero de nuevo sorprende. Muy bien dirigida, obtiene buenas críticas y es un taquillazo en todo el mundo, lo que hizo que Eastwood se convirtiera en el actor más taquillero de los 70. Y cómo no, no podía faltar una nueva entrega de “Harry el sucio”: “Harry el ejecutor”, que demuestra que el personaje se está desgastando, pero vuelve a ser un taquillazo. De este año, cabe destacar su romance extramatrimonial con su compañera de reparto en “El fuera de la ley”, Sondra Locke, aunque de momento, poca gente era consciente de ello. En 1977 trae otro divertimento de acción: “Ruta suicida”, donde vuelve a compartir plano con Sondra Locke.

80anosClintFugadeAlcatrazUn año más tarde, el gran taquillazo del año junto con “Superman”. Una curiosa comedia titulada “Duro de pelar”, donde interpretaba a un camionero cuyo mejor amigo era un orangután, y donde de nuevo tenía un papel la rubia Sondra Locke. Hizo esta película tras rechazar ser el capitán Willard en “Apocalypse Now”. En el rodaje estuvieron sus hijos, Kyle y Alison, que constantemente jugaban con Clyde, el orangután, inconscientes de los problemas personales que se avecinaban para su padre. En 1979, su última colaboración con Don Siegel, “Fuga de Alcatraz”, una interesante película de acción que pretendía ser un homenaje a aquellas pelis de los 30 y 40 interpretadas por otros dos duros del cine: James Cagney y Humphrey Bogart.

80anosClintSandraLockeTras esta película, se hace pública la noticia de la relación que mantiene con Sondra Locke, y su mujer, Maggie, le pide el divorcio y una cuantiosa cantidad económica. A partir de su relación con Sondra, comienza a elegir personajes cargados de humor. Su siguiente película es la más personal hasta la fecha. Se trata de “Bronco Billy”, de 1980. Es una fábula sobre perdedores con ganas de vivir. De nuevo aparecen sus habituales secundarios, como Geoffrey Lewis, y su pareja: Sondra Locke, que a partir del divorcio de Clint con Maggie, se convertirá en su partenaire en casi todas las películas. De este año, y también con Sondra Locke es “La gran pelea”, continuación de la exitosa “Duro de pelar”. Hasta 1982 no vuelve a aparecer por las pantallas de cine. Es en “Firefox”, película de espías con trasfondo político, por la Guerra Fría. Con el dinero de sus taquillazos se permitía el lujo de hacer sus pequeños detalles de cine de autor, como lo demuestra su siguiente película. “El aventurero de medianoche” es una tragicomedia maravillosa sobre la relación de un tío empeñado en triunfar en el mundo del country, y su joven sobrino (interpretado por el joven Kyle Eastwood). Y ojo al detalle: ¡No sale Sondra Locke!.

1983 nos vuelve a traer a Harry Callahan repartiendo leña a los maleantes de un pequeño pueblo de California, en “Impacto súbito” donde le encargan proteger a una mujer. Adivina: Sondra Locke. Esta es la primera vez que dirige una cinta de la saga de “Harry el sucio”, y también la última. Vuelve a ser otro taquillazo. Y la gente se preguntaba: ¿Será la última vez que veremos a Harry Callahan?. La respuesta, años más tarde.

80anosClintElaventurerodemedianocheEn 1984 se adentra en el thriller con “En la cuerda floja”, donde interpreta a un policía desquiciado por un asesino. En esta cinta, la pequeña Allison Eastwood interpreta a la hija del policía. Otra cinta de este año es la comedia gangsteril “Ciudad muy caliente”, junto con Burt Reynolds, gran amigo suyo, y otro de los tipos duros que se formó en los spaghetti western rodados en Almería.

Su último año antes de meterse en política es 1985. En este año nos regala dos grandes obras y una cinta mediana en su extensa filmografía. Comienza con “El jinete pálido”, considerados por muchos como el último gran western por éssa época. A este le sigue un episodio de la película “Cuentos asombrosos”, concretamente, “Vanessa in the garden”, donde dirige a Harvey Keitel, uno de los musos de Scorsese. Y su última película antes de su período como alcalde de Carmel es “El sargento de hierro”, película en la que se sitúa su cambio de vista en las películas. Una gran sátira sobre la guerra, que pocos entendieron como comedia.

Y por fin llega el gran momento. Clint anuncia que se presenta como alcalde de un pequeño pueblo de California. Carmel bulle expectante ante la llegada de las elecciones, y cuando estas llegan, arrasa por completo. Su sueldo es simbólico, apenas unos cientos de dólares al mes, que nunca cobra. Los dona a obra de caridad, y la gente le para por la calle para saludarle, pues le toman por alguien cercano.

80anosClintAlcaldeCarmel

Tu primo.
Tony Montana
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario