“Breve historia de los libros prohibidos”

“Breve historia de los libros prohibidos”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Muchas de las grandes películas, y casi todas las escandalosas por una razón u otra, fueron antes historias que conocieron la hoguera. Este viaje por algunas de ellas es escandalosamente instructivo sobre nosotros.

Título: “Breve historia de los libros prohibidos”

Autor: Werner Fuld

Editorial: RBA

Todos los años alguien quema libros, en Inglaterra incluso se llegó a la ejecución de uno en 1661, lo que no siempre es malo para sus autores o sus obras. Según se cuenta, Voltaire comparó sus obras con castañas que se vendían tanto mejor cuanto más se asaban. Esta obra está repleta de detalles sobre libros que todos conocemos y que provocarán la sorpresa en muchos casos. Obras como “Lolita” o “Doctor Zhivago” incluyen verdaderas aventuras por el solo hecho de existir; otras como “Lo que el viento se llevó” o “Sin novedad en el frente” esconden mentiras poco conocidas (Loqueelviento.txt).

En su prólogo el autor hace algunas consideraciones básicas como que: “Si verdaderamente los dictadores hubieran tenido el poder en que creían con tan terca obstinación, buena parte de la literatura universal no existiría. Que las obras hayan sobrevivido, a pesar de todas las persecuciones y prohibiciones, es tan notable como la convicción de los perseguidores — refutada una y otra vez durante siglos — de que con la muerte del autor se extinguen también sus ideas. Los gobernantes de todos los tiempos y culturas — desde el rey ilustrado hasta el jefe tribal primitivo y fundamentalista, desde Augusto hasta el secretario del Partido Comunista de China — han sido incapaces de comprender que las ideas tienen más fuerza que las leyes”. Yo añadiría que simplemente son cuestiones que los dictadores dejan para cuando ellos estén muertos.

La obra se lee con placer, porque renuncia a los excesos de erudición y está escrita con la sencillez de un buen divulgador. El escritor argelino Boualem Sansal, distinguido con el Premio de la Paz de la Asociación de Libreros Alemanes en 2011, fue privado de sus derechos civiles por oponerse al cinismo de los poderosos con sus libros, prohibidos en su país. Si bien Sansal aún vive en Argelia, otros han muerto en circunstancias no aclaradas y muchos han huido de la dictadura del silencio. La destrucción de libros no es algo exclusivo del pasado y, por ello, Werner dedica un recuerdo a los hombres y mujeres que, en situaciones críticas, arriesgan la vida para salvar de la destrucción libros prohibidos. Debemos a su valentía algo más que simples libros.

A ratos es una lectura divertida; a ratos, emocionante; y todo el tiempo dedicado a leerlo es una inversión excelente en uno mismo.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario