"Calígula, el emperador loco de Roma"

"Calígula, el emperador loco de Roma"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El nombre de Calígula es familiar para la mayoría de las personas que recuerdan la adaptación televisiva británica de 1976 de las novelas de Robert Graves "Yo, Claudio" y "Claudio el dios y su esposa Mesalina", y la sangrienta y medio pornográfica película de 1979, "Calígula". Muchos historiadores y biógrafos se contentaron con perpetuar la imagen de loco adicto al sexo que nos había llegado por fuentes antiguas, no sólo gracias al sensacionalista Suetonio y su "Vidas de los doce Césares", y también modernas, aunque en 1989 y 2003 hubo biógrafos académicos que trataron de redimir a Calígula trazando un retrato de un joven emperador que ni estaba loco ni era un adicto al sexo. Pero es una realidad que algunos de los actos registrados de Calígula sí que parecen haber sido producto de una mente desequilibrada y Dando-Collins explora y analiza hechos y fuentes con un estilo que hace de esta biografía una lectura muy atractiva, y con un buen criterio en la valoración de las fuentes.

Título: "Calígula, el emperador loco de Roma"

Autor: Stephen Dando-Collins

Editorial: La esfera de los libros

Dando-Collins es uno de los historiadores y escritores más populares de Australia y vive con su esposa, también escritora, en la paz de un convento. Desde hace algunos años se dedica a la historia de la Roma clásica con mucho éxito.

Esta biografía huye del sensacionalismo sin quitarle al personaje nada de lo que le ha hecho atractivo para cualquier clasicista que, antes o después, ha reflejado a un personaje del que se han dicho toda clase de exageraciones y que ha servido para atraer lectores y espectadores usando el escándalo como gancho.

Antes incluso de que Donald Trump fuese elegido presidente en 2016, historiadores y comentaristas ya lo comparaban con Calígula. El historiador y autor británico Tom Holland, hablando en el Festival de Hay en Reino Unido seis meses antes de su elección, dijo: «Donald Trump tiene paralelismos fascinantes con Calígula».

Pocos medios de comunicación creían que Trump sería elegido, pero cuando derrotó a Hillary Clinton y tomó posesión del cargo en Enero de 2017, las comparaciones con Calígula se acumularon, tanto en los Estados Unidos como en el resto del mundo. En esta historia de Calígula se dedica el último capítulo a Donald Trump porque considera que la comparación de numerosos comentaristas en todo el mundo le da al tercer emperador romano un enfoque nuevo y moderno que ha causado que vuelvan a salir a la superficie muchas de las viejas distorsiones, medias verdades y malentendidos sobre Calígula.

Dando-Collins recoge en su capítulo final una larga serie de referencias: «Trump deja a Calígula en muy buen lugar», escribió el comentarista político Paul Krugman en The New York Times. Continuando con la analogía, Krugman les recordó a los lectores que Calígula era «el cruel y depravado emperador romano que disfrutaba humillando a otros». En The Irish Times de Dublín, la columnista Laura Kennedy se preguntaba: «Trump: ¿guardián de los valores democráticos o el nuevo Calígula?». «Donald Trump, Calígula, Michael Wolff, Suetonio, la infamia y la guerra de las noticias falsas» era el título de un artículo publicado en la revista Forbes firmado por el columnista político Ralph Benko. En The Spectator, el periodista, presentador y ex profesor universitario de Estudios Clásicos Peter Jones escribió: «Si Trump les parece malo, acuérdense de Calígula». «Donald Trump es medio Calígula, medio bebé presidente», escribió Helen Lewis, editora sustituta de New Statesman.

Bob Woodward, veterano reportero de investigación estadounidense dice que algunos ayudantes de Trump, pasados y presentes le habían contado que, según su experiencia, el presidente Trump es un «líder emocionalmente sobrexcitado, voluble e impredecible». Un funcionario de la Casa Blanca le dijo a Woodward: «Es literalmente imposible saber cuándo puede cambiar de idea de un segundo a otro». Ciertamente se puede decir lo mismo de Calígula durante los tres últimos años de su reinado, sobre los que Tácito dijo que era «cambiante como una veleta».

Al margen del interesante último capítulo, la biografía es equilibrada, incorpora el último hallazgo arqueológico en 2008, explica muchas de las actitudes del poder absoluto y analiza tanto las opciones psicológicas como las aportaciones que la medicina puede ofrecer para analizar el pasado, y también el presente del hombre que ha presidido la potencia más poderosa de nuestra época.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario