Cannes 2011: El rockero Sean Penn busca venganza y una de acción automovilística

Cannes 2011: El rockero Sean Penn busca venganza y una de acción automovilística

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Va calmándose el fervor de Almodóvar y la sensación es de que, estando en el grupo de favoritos, ir a por la Palma parece una empresa demasiado ambiciosa teniendo en cuenta la disparidad de opiniones y el desconcierto tras los pases de “La piel que habito”. 15 minutos de aplausos en su pase nocturno sólo mostraron de que Almodóvar es un icono más allá de cualquier película que presente. El domingo saldremos de dudas y veremos en que medida está Almodóvar presente en él. “Le Havre” de Aki Kaurismai”, “L´artist” de Michel Hazanavicius, “El árbol de la vida” de Terrence Malick y “El chico de la bicicleta” de los hermanos Dardenne siguen siendo las películas con más posibilidades de premio. Hoy ha sido un día con sabor americano con la presencia de dos actores como Sean Penn y Ryan Gosling. El primero ha presentado “This must be the place”, película dramática y de venganza en la que se ha puesto bajo las órdenes de Paolo Sorrentino, realizador de “Il divo”. Los dos se conocieron en 2008 cuando Penn era el Presidente del Jurado de Cannes y Sorrentino presentaba la película sobre Andreotti con la que ganó el Gran Premio del Jurado en el certamen. “This must be the place” es un proyecto muy personal que queda supeditado al talento y extremismo de Penn como actor. Una interpretación, muy de Actor´s Studio, que se mueve entre la fina línea de la genialidad, la excentricidad y la parodia. La película nos cuenta como Cheyenne, una antigua estrella de rock, ahora está aburrido y hastiado de su retiro con su mujer, por lo que se embarca en una búsqueda para encontrar al perseguidor de su padre judio que acaba de fallecer, un ex-criminal nazi de la guerra escondido ahora en los EE.UU. La película ha sido recibida, por lo general, de una manera muy fría achacándose su guión grandilocuente y su única posibilidad de estar en el palmarés es a través de la interpretación de un Penn que podría aprovecharse de la escasa competencia masculina (sólo Michel Piccoli ha levantado elogiosos comentarios) a pesar de su extrema interpretación que queda por debajo de sus papeles más recordados. El que su buen amigo Robert De Niro sea el presidente del Jurado podría darle puntos. Penn ha estado lacónico en rueda de prensa, evitando alguna pregunta sobre su relación con Scarlett Johansson y sobre su otra película a concurso “El árbol de la vida”, pero si que ha hablado sobre lo que supone trabajar con Sorrentino: “Me impresiona mucho cómo trabaja Paolo, porque no te deja al libre albedrío, sino que tiene las ideas muy, muy precisas sobre cada uno de los personajes, y eso solo lo poseen los maestros del cine. Si sirve la comparativa, él tocaba el piano, yo solo era el chaval que pasaba las hojas de la partitura”.

Una pena que el género de acción tenga nulas posibilidades de premio en un Festival como el de Cannes. De no ser así, “Drive” podría pelear por premios importantes en el palmarés. La película de Nicolas Winding Refn ha sido una de las revelaciones de esta edición siendo un homenaje a las cintas del género de los 80. Hay que seguir la pista a un director que ya sorprendió con un título como “Bronson”. El proyecto lo recogió tras el abandono de Neil Marshall en la dirección y Hugh Jackman como protagonista. En esta ocasión adapta la novela de James Sallis que se centra en un joven piloto que trabaja de día como especialista de películas de coches y, por la noche, como chofer de delincuentes. Ese binomio mueve el eje de la película que incluye una historia de amor cuando se queda prendado de una vecina que intenta sacar a su hijo adelante. En la película intervienen Christina Hendrick, Carey Mulligan y Oscar Isaac, pero sólo ha estado en Cannes su protagonista (Ryan Gosling) que lleva a cabo una interpretación bastante monocorde y sin chispa de expresividad que lo convierte en un autómata dentro de la trama que vive su personaje en la película.

En Cannes también ha destacado la presencia del mítico Malcolm McDowell. El protagonista de “La naranja mecánica” ha formado parte del homenaje a la película en el 40º aniversario de su estreno. Ha dado una master class y ha estado acompañado por la viuda del maestro, Christiane Kubrick.

Y para terminar, el equipo de “La piel que habito” en plena conga…

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario