Cine en serie: Barbas de serie

Cine en serie: Barbas de serie

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La sequía veraniega toca a su fin y pronto volveremos a la ilusión de los estrenos, al drama de las cancelaciones y al regreso al hogar de las series establecidas, pero el artículo acerca de la “mujer máquina” de la semana pasada me recordó que hay mucho más de lo que podemos hablar en el mundillo de las series. Al fin y al cabo todos los años se dedican cientos de horas de televisión e infinidad de artículos comentando los estilismos de la alfombra roja de los Oscar y a todo el mundo le parece estupendo, así que no veo por qué no vamos a poder hacer nosotros lo mismo.

Como lo del vestuario de las galas está muy visto, y además siempre se centran en el lado femenino, creo que será más entretenido fijarse en los looks de los personajes masculinos de las series, y concretamente en un aspecto que se ha puesto muy de moda últimamente, la barba. Aquí es donde yo digo eso de “yo ya llevaba barba antes de que se pusiese de moda” y que “algunos de estos modernillos deberían esperar un par de años a que les crezca de verdad y no hacer el ridículo con esos cuatro pelos mal puestos”.

Tradicionalmente, en las series americanas, es raro ver a un protagonista con vello facial por un tema puramente cultural (a menos que estén ambientadas en la Edad Media, porque nada dice “caballero andante” como una barba poblada). Allí no gusta mucho lo de los pelos en la cara y de hecho han acuñado el término “ironic beard” para los que, sabiendo que allí no está bien visto, llevan barba para tocar un poco la moral al personal. Si nos fijamos, el vello facial se suele dar en personajes con un trasfondo oscuro, por ejemplo uno de los rasgos físicos en la evolución de Walter White en “Breaking Bad” es el pasar de un discreto bigote a una perilla más bastante aparente.

Quitando al abuelo de Heidi, uno de los primeros protagonistas que yo recuerdo ver en la tele luciendo un look de barba fue James Brolin en “Hotel”, un estilo elegante y sobrio que servía para afianzar la imagen de seriedad que requería su protagonista. Un estilo similar pudimos ver en “Star Trek” de mano de Jonathan Frakes, dándole la imagen con la que ha quedado grabado en la mente de los fans. Eso sí, cuidado con dejarse llevar por este look y querer dejarse una barba larga, porque a poco que tengas el pelo un poco rizado puedes acabar con alguien regalándote un balón de voleibol con una cara pintada, no sé si me explico.

Ya más moderno, Eric Dane en “Anatomía de Grey” opta por un estilo más sutil, aunque aviso que más sacrificado. Si quieres que te funcione tendrás que estar retocando el corte día sí y día no, o directamente parecerá que se te ha olvidado afeitarte durante una semana. Aviso para navegantes: este estilo de barba no garantiza el éxito con el sexo opuesto, recuerda que hablamos de personajes de ficción y de relaciones personales entre ellos de aún más ficción.

Los fans de “Perdidos” recordarán un look de barba en especial, el de Jack en el rompedor episodio del “¡tenemos que volver!”. Aquí se pone de manifiesto el tópico de los americanos con respecto al vello facial, generalmente asociado a personajes que han tocado fondo y/o que no les importa en absoluto su aspecto. Por supuesto lo primero que hace Jack al volver es afeitarse, porque nada te prepara para tu destino como unas mejillas suaves. De hecho, no fue hasta el episodio final cuando por fin pude resolver mi gran duda durante toda la serie, ¿cómo hacen para estar tan estupendos y estupendas después de meses atrapados en la isla?

Otra buena excusa para abandonar la cuchilla es el Apocalipsis, aunque no todo el mundo opina lo mismo. Noah Wyle en “Falling skyes” es de la escuela del “que le den a la maquinilla”, mientras que el universo de “Revolution” parece estar patrocinado por Wilkinson (para hombre y mujer), salvo el personaje de Zak Orth que conserva su barba en este caso como apoyo visual a su imagen de gordito bonachón.

Obviamente en series como “Juego de tronos” encontramos barbas a porrillo, pero recuerda que los americanos tienen dos excepciones básicas a su regla del vello facial: Se permite en series de fantasía y medievales, y se permiten si eres extranjero, cosas que en este caso se cumplen ampliamente. Y antes de que nadie mencione “Sons of anarchy”, moteros y leñadores son dos profesiones que también tienen barra libre con lo de la barba, aunque en el fondo siguen la norma básica, los unos por lo de malotes y los otros por lo de abandonados con su aspecto.

Y ya para terminar, como colofón te dejo con un vídeo de otro look de barba, épico en todos los sentidos…

Vídeo

Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David Volcano - 02.09.2013 a las 16:56

Sin ver el video, Telemaco…¿que tal un Robots en serie?
Por cierto, lo del sexo opuesto todo el mundo sabe que es: barbita mola hasta que te emparejas. Hasta a Aragorn le hacen arreglarse para la boda

David - 03.09.2013 a las 22:05

Es mas:
Algunos de estos modernillos deberían esperar un par de años a que les crezcan 4 neuronas de verdad y no hacer el ridículo con esos pelos mal puestos. Que el poco o mucho pelo no hace ni más ni menos sensible, inteligente, culto, vivido, etc.
Y como comenta el amigo Volcano, sólo hace más sexy a algunos/as en la distancia… A la hora de la verdad, mejor todos/as afeitados/as.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario