Cine en serie: Bodas en serie

Cine en serie: Bodas en serie

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Me encuentro recuperándome de una boda a la que he asistido este fin de semana (cinco marcas diferentes de ginebra, ahí lo dejo), y se me ha ocurrido que el matrimonio podía ser interesante como tema referente a las series. Coincide además que algunos de los momentos televisivos más comentados últimamente giran en torno a bodas, así que pongámonos manos a la obra.

Si hablamos de bodas está claro que “Juego de tronos” es mención obligada. Incluso para los que no siguen esta serie o no han leído los libros, está claro que las bodas en este universo tienden a acabar como el rosario de la aurora, y no precisamente porque a la hora de asignarte asiento te hayan puesto en la única mesa en la que no conoces a nadie. Tampoco quiero estropearte la sorpresa en caso de que aún no hayas visto la Boda Roja, pero huelga decir que si te invitan a una boda con temática de esta serie, mejor si te vas comprando una cota de malla.

Estos episodios siempre son populares y sorprendentes porque juegan con nuestras expectativas. Siempre se nos vende que una boda es un momento de amor y felicidad, especialmente en el mundo del espectáculo, y cuando algo no sale bien nos resulta muy chocante, un recurso del que esperamos que George R.R. Martin no termine abusando si quiere seguir sorprendiéndonos como hasta ahora.

Otras series vertebran temporadas enteras en torno a una boda, me refiero por supuesto a “Cómo conocí a vuestra madre” y su infame última temporada, que en mi humilde opinión ha empañado lo que ha sido una de las series de más éxito de los últimos años. El problema en este caso es construir un prólogo tan largo para luego fulminar el evento deprisa y corriendo. Es muy decepcionante pasar tantos años esperando la respuesta a la gran pregunta que planteaba esta serie, para que al final los guionistas se hagan trampas al solitario y nos las hagan también a nosotros.

Tomen nota, productores y guionistas del mundo, si nos van a hacer esperar durante mucho tiempo para una conclusión, además de hacer la espera un poco amena hay que asegurarse de que esa conclusión vale la pena por sí misma, o de lo contrario no les extrañen los comentarios negativos de los que esperábamos más porque era lo que se nos había prometido.

Otras series aprovechan una boda como trama de fondo, pero sin alterar el desarrollo habitual, es el caso de esta última temporada de “Castle”, que ha empleado el enlace como alivio cómico en algunos momentos, pero sin llegar a interponerse en las investigaciones. Es cierto que la serie empieza a mostrar algunos signos de agotamiento, y que algunos episodios han sido algo flojos, pero esto se debe a los años que lleva esta serie en antena, lo que hace que cada vez sea más complicado encontrar casos originales para investigar.

Una vez que una serie con pareja protagonista decide resolver la tensión sexual entre ambos se inicia un periodo complicado, en el que la mecánica del ratón y el gato debe evolucionar en otra completamente diferente, pero una vez superado el shock inicial dar el siguiente paso es sólo cuestión de tiempo, y en series con un punto cómico como ésta abre la puerta a un mundo nuevo de posibilidades y de conflicto, que en el fondo es lo que mueve la trama en uno u otro sentido.

En otros casos las bodas son eventos importantes pero no centrales en el desarrollo de la trama, hemos visto en muchas series como una boda entre alguno de sus protagonistas toma el foco principal durante algunos episodios, pero luego la vida sigue y lo mismo pasa con las tramas. Los guionistas aprovechan así para darse un respiro y aprovechar los tópicos de este tipo de celebraciones, como las despedidas de soltero, la elección del traje de la novia, las visitas de familiares más o menos conflictivos… que los hemos visto mil veces pero que siempre nos resultan graciosos porque son situaciones con las que nos podemos identificar fácilmente y que en muchas ocasiones hemos vivido personalmente.

Y tú, ¿tienes alguna boda televisiva favorita? Puede ser alguna de las que vimos en “Friends”, con Ross equivocándose de nombre, o la de “Dexter”, que supuso una evolución de su personaje protagonista aunque luego tuviese un final trágico. También tenemos todos alguna boda que nos gustaría ver, como la de Oliver y Felicity en “Arrow”, una de esas parejas que alimentan docenas de blogs de fan-fiction (que conste que de todas las chicas de Oliver, Felicity es mi favorita de largo).

Así que nada, yo voy a seguir tratándome de mi deshidratación post-boda, y si tienes alguna boda favorita pasada o deseada ya sabes dónde encontrarme para comentarlo. Te dejo con una parodia muy apropiada para el tema de hoy.

Vídeo

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario