Cine en serie: “Faith”, cirugía medieval coreana

Cine en serie: “Faith”, cirugía medieval coreana

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,71 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Hoy he comprado un billete a Corea “la buena”. Mi viaje lo hago a través de la serie “Faith”, emitida por la cadena SBS surcoreana, y no solo me desplazo físicamente sino también en el tiempo (unos 1.000 años atrás más o menos). Mi intención es conocer de cerca lo que se cuece en la televisión coreana a través de una serie que, al parecer, no tiene desperdicio. Vamos a ver si es verdad.

Esta serie dramática-histórica-fantástica empieza con un convoy de los reyes de Goryeo (región que será la actual Corea) volviendo a su patria tras haber permanecido presos en la zona de Yuan. Debido a oscuros intereses políticos serán atacados y su majestad, la reina, herida de muerte antes de que las fuerzas aliadas consigan acabar con sus enemigos. El profundo corte que sufre la reina está fuera del alcance del médico que les acompaña por lo que el trágico final está cerca. Desesperado por evitar la muerte de su esposa, el rey busca cualquier solución posible para salvarla y, gracias a su consejero, encuentra una salida. Ésta consiste en buscar a un “médico celestial” que, según su mitología, pueda curar las heridas tan graves de la reina y evitar su muerte (así como un conflicto social entre las regiones de la que es natural la reina, Yuan, y la propia capital Goryeo).

Para esta tarea designan al joven capitán de la cuadrilla que defiende al rey, Choi Young (Min-Ho Lee), el cual dispone de una fuerza y astucias muy particulares además de un poder especial en forma de electricidad. Consigue nuestro particular héroe abrir una brecha espacio-temporal que lo llevará directamente al siglo XXI (vestido con sus ropas de samurái y su katana, por supuesto). Allí se verá sorprendido por un mundo mágico (máquinas metálicas sobre ruedas, edificios gigantescos de cristal) aunque eso no retrasará su importante misión.

Tras mucho deambular, consigue hacerse entender y es dirigido a una feria local de cirujanos en una zona rica de la ciudad (¿cuántos barrios conoces de Corea del Sur? Efectivamente, Gangnam). Allí, tras pelear con los guardias de seguridad, conocerá a Yoo Eun-Soo (Kim Hee-Seon), una guapa cirujana cuyo único interés actualmente es conocer a un hombre rico (y guapo, si puede ser) que financie su proyecto de una clínica privada.

Arrastrada por Young (literalmente), pasan otra vez por la “puerta mística” que les conduce de nuevo a la época medieval. Allí se verá obligada a salvar la reina, coaccionada por el rey y por los propios soldados e incluso será secuestrada por el enemigo… aunque eso mejor lo ves tu cuando le eches un vistazo.

¿Por qué me gusta “Faith”? A veces hay que irse un poco lejos para coger perspectiva. Ya sabes que en muchos casos se establecen “formulas” que hacen que todas las series nos parezcan iguales y hay que alejarse para encontrar la originalidad. En este caso, estamos delante de un producto local, con poco presupuesto, que pese a haber sido exportado a otras zonas de Asia (Japón, por ejemplo) no pretende ser una serie global o tener una gran repercusión mediática. Esto significa que los efectos especiales por ejemplo no sean Industrial Light & Magic o que el sonido o la banda sonora de la serie no sea maravillosa. ¿Qué aporta entonces? Una nueva visión de temas y de formas de desarrollarlos. Me explico:

– La idea de base me gusta, médico que viaja al pasado. Puede que estemos acostumbrados a ver protagonistas que viajan al pasado y su dificultad para llegar al presente, pero soy un enamorado de las series de médicos desde “Urgencias”.

– La protagonista es una chica, lo que añadirá la posibilidad de giros sexuales entre los personajes, la terriblemente obvia historia de amor entre el capitán y ella, chistes sobre vestuario y machismo, etc.

– Incorpora detalles sobre temas que deben ser populares en Corea – Asia a los que no estamos tan acostumbrados y resultan interesantes o graciosos. Por ejemplo el uso del tarot/videncia, el interés por casarse a determinada edad y la clase social del pretendiente, etc.

– Se desarrolla la historia en la época medieval coreana, cosa que puede ser bastante enriquecedor (aunque no sabemos qué grado de rigor tiene).

– Un tratamiento del humor muy diferente al español/británico/americano, casi infantil. En algún momento me recuerda a ciertos sketches o momentos en películas de Kurosawa (será por las vestimentas, salvando muchísimo las distancias, no importa ni decirlo) donde la gracia recae en el personaje que ha bebido mucho alcohol, caídas tontas o caras exageradas para demostrar sentimientos (al estilo teatro japones).

– La nostalgia que produce volver a ver batallas coreografiadas y guerreros ninja invencibles.

Para los de Corea del Sur: Es una gran serie… si tus expectativas “técnicas” no son altas. Divertida y original, es muy entretenida y difícil de predecir. El encanto asiático que seguro comparto con más de uno ya es por sí sólo un punto a favor. Mezcla en algunos momentos animación tradicional con realidad.

Para los de Corea del Norte: Lo dicho, efectos especiales peores que los de “Terranova” (¡OMG!). Además hay que verla en versión original y los episodios son un pelín largos, quizá bastaría con 35/40 minutos por episodio y no tantas pausas dramáticas.

Vídeo

Hoy quiero cerrar con un agradecimiento mayúsculo a todas esas personas que subtitulan series y lo cuelgan en la red (gratuita, anónima y desinteresadamente). Sin vosotros posiblemente estos artículos no tendrían sentido ya que muchos de nosotros no seguiríamos tantas series o nos resultaría al menos mucho más complicado.

¡Bazinga a todos!

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Xan - 28.05.2013 a las 14:16

“vestido con sus ropas de samurái y su katana, por supuesto”, ¡por diooos!, que luego nos enfadamos cuando los yanquis nos confunden con mexicanos, si la serie es coreana no es japonesa, no mezcléis cosas de distintos países que queda muy feo.

David Volcano - 28.05.2013 a las 20:23

Hola Xan! Muchas gracias por tu comentario. Tienes razón que es un generalismo demasiado evidente (aunque en aquella epoca la diferencia fronteriza en Asia no era tan grande y se compartian muchos rasgos culturales).
Me lo apunto para intentar ser más riguroso la próxima vez
Un saludo!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario