Cine en serie: “Grantchester”, los misterios del padre Chambers

Cine en serie: “Grantchester”, los misterios del padre Chambers

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

“Grantchester” no es “Sherlock” ni “Downton Abbey”; sus episodios no son seguidos con devoción mariana por el público ni analizados con precisión por la crítica, sus responsables tampoco llenarán sus estanterías de galardones, ni James Norton será la nueva esperanza de “escuela británica”. Ni está concebida para convertirse en un fenómeno ni necesita serlo. “Grantchester” es una serie perfecta para lo que denomino una buena sesión de “sofá, manta y Lupita”, algo a lo que no le puedes exigir que sea más que un “happy place”, es decir, una producción llena de encanto, con muy buenos ingredientes y absolutamente disfrutable.

Se estrenó en el año 2014 en el canal ITV y recientemente ha finalizado su tercera temporada, la cadena aún no ha desvelado si la serie tendrá continuidad; las cifras de audiencia no han sido especialmente buenas y su final puede ser un cierre digno si esa renovación no llega. Ha sido creada por la guionista Daisy Coulam que se curtió escribiendo en la serie “Gente de barrio”, el culebrón por excelencia de la televisión británica y que estuvo casi 30 años en emisión en la BBC. “Grantchester” se basa en “Los misterios de Grantchester” una saga literaria escrita por James Runcie cuya primera entrega se publicó en 2012 y que está inspirada en la figura de su padre, Robert Runcie, que llegó a ser Arzobispo de Canterbury.

La acción transcurre en la década de los 50 del siglo pasado y se desarrolla en la pacífica villa de Grantchester, en las proximidades de Cambridge, uno de esos lugares de los que personalmente me enamoraría ya que es la representación de la campiña inglesa y está lejos del mundanal ruido. Pero suceden cosas en esa zona aparentemente tan afable. Y ahí entra en escena nuestro protagonista, Sidney Chambers, el vicario del pueblo, que por su gran sentido de la intuición se convierte en una herramienta fundamental para la investigación de crímenes del inspector de la policía Geordie Keating.

En su faceta como investigador el personaje de Sidney Chambers no se sale del patrón establecido por los clásicos del género. En él no hay nada que no hayamos visto en Sherlock Holmes, Hércules Poirot, la señorita Marple e incluso en las catódicas Jessica Fletcher o Laura Lebrel del Bosque (la aportación hispánica a la galería), aunque en defensa de Chambers tengo que decir que no es nada excéntrico y que tampoco se las sabe todas. Es mucho más interesante su faceta humana. Sidney Chambers es un cura anglicano que es de lo más mundano; se pasa las horas fumando, bebiendo y escuchando jazz, se encama con señoras de dudosa reputación, no es extraño verle aparecer por algún club de alterne, y también es encantador y carismático pareciendo una estatua de mármol que ha sido esculpida por el mismísimo Miguel Ángel. Es además un alma torturada, su pasado está marcado por lo que vivió como oficial de la Guardia Escocesa durante la Segunda Guerra Mundial, y tiene el corazón roto; está hasta las trancas por Amanda Kendall, su mejor amiga, una joven perteneciente a una familia adinerada que es evidente que le corresponde pero que, en lugar de optar por el amor, prefiere seguir los dictados de su padre y se casa con otro aunque sea plenamente consciente de que nunca será feliz.

Grantchester Sidney Chambers y Amanda Kendall

Más que un procedimental “Grantchester” es un culebrón protagonizado por un hombre que investiga asesinatos, y ese es uno de los encantos de la serie. Cada episodio nos presenta un caso que encuentra su resolución, pero los misterios muchas veces quedan eclipsados por el conflicto que sirve como arco narrativo de cada temporada y que permite el desarrollo tanto de Sidney Chambers como del resto de personajes que forman parte de su universo.

Otra de las virtudes es la alianza formada entre Chambers y Keating y es que, a pesar de sus diferencias y de algún que otro conflicto, se complementan a la perfección por las cosas que les unen. Entre ellos se ha creado tal vínculo que si se llega a romper probablemente sus consecuencias serían nefastas.

Grantchester Sidney Chambers y Geordie Keating

No es difícil empatizar con los personajes principales de “Grantchester”. El inspector Geordie Keating es un hombre de familia, padre de tres hijos, metódico, tenaz y que puede ser implacable con sus comentarios y algunas de sus acciones pero que no puede negar que es una persona con buen fondo y que incluso es vulnerable. Uno de mis preferidos es Leonard Finch, el diácono homosexual, una rata de biblioteca que se ha pasado la mayor parte de su existencia formándose pero que no sabe absolutamente nada de la vida. Y lo mismo puedo decir de la señora Maguire, la ama de llaves de Chambers, una mujer estricta marcada por la pérdida de su gran amor.

El papel de Sidney Chambers supone el primer protagonista para James Norton cuya interpretación más destacable la ha hecho en “Happy Valley”, en donde encarna a alguien que está en las antípodas del bigardo vicario y que le proporcionó en el 2015 una candidatura al Bafta. Por su condición de estrella emergente, y por un atractivo que es innegable, se le ha situado en la lista de aspirantes a heredar el puesto de Daniel Craig como James Bond. Por “Grantchester” no le van a dar el Emmy pero Norton resuelve con eficacia su trabajo. Y lo mismo se puede decir del resto del cast regular, no hay ninguno que no esté a favor de obra, destacando especialmente a los robaescenas Al Weaver y Tessa Peake-Jones como Leonard Finch y la señora Maguire respectivamente.

Grantchester-Finch-y-Maguire

“Grantchester” es un claro ejemplo del funcionamiento de las producciones televisivas británicas. Sus temporadas son cortas, se componen de seis episodios de 45 minutos de duración (también tuvo su especial emitido en las pasadas navidades) y su puesta en escena está cuidada al máximo.

En España se emite en #0 (puedes encontrar sus episodios en Movistar+) y en abierto por Paramount Channel.

Vídeo

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario