Cine en serie: “Kamen Rider Drive”, desconexión total

Cine en serie: “Kamen Rider Drive”, desconexión total

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Sabes que de vez en cuando me gusta alejarme del mundanal (y anglófono) ruido hacia culturas diferentes para saber qué se cuece en las otras televisiones. Que la tele americana y la británica reinan en casi todo el mundo (así como la española va dando grandes pasos) no se discute aunque ello no quita que en el país del sol naciente, alejados de la vorágine occidentalista, consuman series de producción propia e importadas de sus vecinos asiáticos y no necesiten más que los efectos especiales más básicos para conseguir millones de espectadores.

Es el caso de la serie que te traigo hoy y de la que seguramente nunca habrás oído hablar pese a ser la secuela de una exitosa franquicia nipona que data de los 70 y que ha tenido estos últimos años un segundo renacimiento en aquel país. “Kamen Rider” genéricamente trata desde sus inicios de la lucha de los humanos por salvar la Tierra de toda una serie de invasiones alienígenas y de monstruos de lo más variopinto, todo ello con nuestros héroes generalmente tras los mandos de una moto más equipada que los coches de 007. La que nos ocupa, que es la 25ª revisión del género, nos transporta a un Japón en el que debido a un misterioso fenómeno por determinar el tiempo se ralentiza para los humanos dejándolos vulnerables ante los ataques monstruosos.

kamen

Shinnosuke Tomari, antiguo policía que ahora trabaja para una división especializada en estos casos, se convierte en una especie de “superhéroe motorizado” gracias a un artefacto que le permite moverse libremente aun cuando se producen la “ralentización”. Ayudado por su compañera Kiriko (con la estoy seguro surgirá el amor pese a la palpable tensión que existe de caracteres desde un principio) y por toda una serie de “gadgets” en forma de “coche fantástico” (la primera vez en la serie que se sustituye la moto por otro vehículo) y pequeños coches que se acoplan en su traje especial, tardará un tiempo en asimilar cuál será su rol para salvar el mundo y cómo debe comportarse con toda esa parafernalia tecnológica para descubrir y vencer la amenaza que se cierne sobre la Tierra.

Con una estética que desde aquí nos recordará a los clásicos “Power Rangers”, en cuanto a los monstruos y las luchas coreografiadas, tiene rasgos clásicos de la televisión asiática como pueden ser ese humor casi infantil en las situaciones y la extremada estereotipación de personajes, posiblemente bebiendo del teatro “kabuki”. Sus efectos especiales no destacan demasiado pero sí el uso original que se hace de ellos, con unas situaciones y acción en las que prima la espectacularidad y la conexión entre los elementos “humanos” y del coche que resultan graciosos y efectivos (sobre todo las carreteras que aparecen y desaparecen por el aire a la hora de encerrar y golpear a los enemigos, infantil pero simpático).

kamen1

Resulta chocante en un principio por lo muy alejada que parece de los cánones más occidentales, sobre todo si tenemos en cuenta que no es totalmente una serie infantil. Los ratings nos dicen que si bien la franja 4-12 años es la principal de este show televisivo (lo emiten los domingos por la mañana), existen dos grupos más de edad repartidos en varones de más de 25 años, lo que aquí llamaríamos “frikis” y que acaban con el merchandising oficial de la serie (de esos que lo tienen sin abrir en las estanterías) y mujeres también a partir de esa edad, interesadas por las tramas secundarias (relaciones entre los personajes) y atraídas por un casting muy enfocado a captar también este sector de audiencia.

kamen3Como curiosidad te diré que en medio del episodio, cortando brutalmente la acción, puedes presenciar el anuncio de las salchichas de pescado (no me he equivocado, salchichas de pescado) oficiales de la serie así como toda la retahíla de juguetes, figuras, vestimentas, etc…, también de “Kamen Rider” y que a veces no sabemos muy bien si no serán el verdadero fin de la misma como ya pasara con “He-Man” en los años 80.

Una serie para escapar y dejarse llevar, escuchándola en versión original y disfrutando de la sonoridad y expresividad del idioma, algo que realmente ayuda a captar la esencia de la serie y en parte del carácter japonés. Eso sí, no es fácil hacerse con esta serie y no seré yo el que te recomiende métodos que como mínimo afecten nuestro karma para verla por lo que se convertirá también en toda una aventura el poder ver la serie completa.

Para terminar, “Kamen Rider Drive” es una serie que forma parte de una de las compañías audiovisuales más potentes del Japón y el mundo, Toei Company. “Sailor Moon”, “Caballeros del Zodiaco”, “Dragon Ball”, por sólo mencionar algunas de las más conocidas que han salido de esta productora, son un referente difícil de obviar para saber que de entretenimiento saben un rato. De la banda sonora, como suele ser habitual en este tipo de productos, destacamos la mezcla de J-pop y guitarras virtuosas y el gusto japonés por mezclar su idioma con estribillos y frases en inglés.

Vídeo

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario