Cine en serie: “Refugiados”, esperanza española

Cine en serie: “Refugiados”, esperanza española

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 3,75 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Llevábamos meses esperando el estreno de “Refugiados” desde que ya el año pasado se hablase de una nueva serie española (en parte) que había encandilado a la prestigiosa BBC y que iba a marcar un supuesto hito de la televisión en nuestro país. Contando con una gran figura internacional delante de las cámaras (Natalia Tena de “Juego de Tronos”) y grandes nombres detrás (como David Pinillos a la dirección, “Gordos” y “Velvet”), sinceramente tengo que decir que esperábamos más después del revuelo que se había creado (y se que no soy el único).

Partiendo de que está rodada casi en su totalidad en suelo español, y con una producción y dirección española, el hecho de que se grabe en inglés con gran parte de su elenco de fuera de nuestras tierras no hace más que perjudicar la empatía que podíamos tener al vernos reflejados en sus personajes, tramas o maneras de vivir. No sólo el hecho de que verla en castellano mediante doblaje puede romper la premisa con la que mucha gente se disponga a verla (el creer que una serie española se rueda en alguno de los idiomas de la nación ha sido siempre un estándar bastante aceptado) si no que se me hace complicado entender que este hecho dependa más del mercado que de la propia
creación audiovisual.

Más claramente, si está en inglés se debe a dar facilidades a la hora de venderla fuera de nuestras fronteras y no porque por ejemplo el casting que se haya hecho demandase si o si que los personajes fueron ingleses o las situaciones correspondiesen con dicho idioma. A parte, el doblaje deja mucho que desear si nos ponemos a ser quisquillosos.

refugiados1

Tratado este punto, “Refugiados” es una serie terriblemente lenta y monótona que salpica varias ideas muy originales y novedosas con situaciones desconcertantemente superficiales y cogidas con pinzas. Sin querer destrozar ninguna trama o “spoilear” los dos episodios que vimos esta semana, los personajes tienen cierta tendencia a complicarse gratuitamente la existencia y la serie en general presenta tal cantidad de líneas argumentales en su inicio que deja poco a la imaginación y mucho a la especulación.

“Refugiados” trata de un pueblecito español al que, de repente, empieza a llegar gente que dice venir del futuro a consecuencia de algún tipo de hecho catastrófico que les ha obligado volver a buscar ayuda o cobijo, no se sabe muy bien. Esta situación se ha repetido por todo el mundo y se calcula que han llegado unos 3.000 millones de personas a la Tierra de nuevo, con la crisis de superpoblación que eso puede causar y que se nota desde el primer momento en la villa de nuestros protagonistas. Amparados por unas “reglas” que no les permiten explicar el porqué de su regreso, y vigilados muy de cerca por un cuerpo de defensa de dudosa procedencia y formas, parece que la tensión está servida tanto para la supervivencia como para el posible “contacto” entre los refugiados y sus familias del pasado.

No es la primera vez que nos encontramos viajes al futuro/pasado en una serie ni tampoco es la primera vez que tratamos las distintas peculiaridades que, según el narrador, pueden darse en este pliego espacio-temporal (la supuesta modificación de hechos futuros, el contacto de la misma persona en presente y futuro, etc…), aunque en este caso parece que lo más importante es la supervivencia y saber qué tiene que temer la humanidad en la actualidad y no tanto temer por una paradoja por ejemplo al morir alguna persona antes de dar a luz a alguien del futuro (no os preocupéis, no es un “spoiler”, esto aún no ha pasado en la serie, pero tiempo al tiempo).

Sin ningún alarde tecnológico, y sin querer tender al ciencia ficción más típica (esto si es de agradecer), la situación se presenta tal cual es, sin presentaciones ni avisos, cogiendo a los personajes de improviso y afectando a unas vidas aparentemente tranquilas pero que gracias a estos hechos destaparan ciertos hechos que se creían bien enterrados.

refugiados

Ahora viene la frase lapidaria que ya he leído por ahí (“ahí” es internet, cuna de la opinión): “No esta mal para ser española”. Bien, creo que nosotros tenemos que estar por encima de ese tipo de prejuicios, sobre todo desde el punto de vista que el bombardeo de productos es tal que a casi nadie le va a bastar el “amor patrio” para ver una serie española grabada en inglés. Así, en cifras, pese a que se emitió multiplataforma (Antena 3, Neox, La Sexta) destaca que cierto reality la superó en cuanto a espectadores. Quizás es muy ambicioso tener al público dos horas delante de la tele viendo una serie de la que realmente se ha hecho poca publicidad y que se ha vendido (o entendido) como la llegada de John Connor y que roza lo “alternativo”, si eso sigue existiendo e incluso se alaba este no acercamiento a Hollywood en una trama tan de ese tipo de cine, pero yo sinceramente veo rendirse a los pies de una gran productora lo que finalmente vimos el otro día.

No me quiero ir sin hablar de la música y el sonido, muy minimalista y que sólo aparece en contadas ocasiones. Un acierto más sin duda de la serie. Esperaremos y daremos cancha a la serie para saber hacia dónde se dirige pero sinceramente creo que el mercado español no la va a seguir. Eso si, en Twitter fue “trending topic” en gran medida por el provecho que daba hablar de #Refugiados refiriéndose a cualquier otra cosa que no fuera la propia serie.

Vídeo

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario