Cine en serie: “The Eddy”, música viva

Cine en serie: “The Eddy”, música viva

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Con más de un siglo de Historia, la Original Dixieland Jazz Band grabó el primer disco de jazz en Nueva York en 1917, el jazz se convierte en un personaje más de una serie diferente; porque la música y el mensaje de las canciones entra en la trama como cada instrumento en una buena pieza de jazz con músicos inspirados, “ángel” lo llaman. El jazz demuestra que se adapta como una piel para ser parte de la narración, subrayando un sentimiento, explicando una acción, contando cosas que podrían haber estado en imágenes o diálogos. Esto es difícil y poco corriente.

Los clubes de jazz han sobrevivido a las nuevas modas, ofreciendo un espacio para público adulto, teñido de cierto romanticismo que convive con la pasión y el ego artístico que ocupa el escenario. Entre ambos un negocio complejo, casi nunca muy rentable, pero presente en cientos de ciudades europeas de Copenhague a Barcelona.

The Eddy está en París, y no llega a funcionar para garantizar su supervivencia. Hay que trampear, tocar mercado negro, y atender la inestabilidad emocional de los músicos. Tras un arranque deslavazado, como el sonido de una banda de jazz preparándose, el primer capítulo convence al final de ver el segundo, y de ahí en adelante se aprecia lo que “The Eddy” es capaz de ofrecer: diferencia y calidad.

La trama no es original, el dueño de The Eddy se ve mezclado con unos criminales, al tiempo que “sostiene” las tensiones en su banda y atiende a su hija adolescente. Es más que suficiente para producir intriga mientras los personajes nos van entrando, centrando de uno en uno los primeros capítulos, hasta hacernos formar parte de The Eddy en el que su universo de personajes para los que, en su mayoría, música y vida son lo mismo. Tanto es así que la usan para comunicarse con más eficacia que la palabra.

Como lo era “Treme”, es un homenaje a los que viven de y para la música y un regalo para los amantes del jazz. Recomiendo disfrutarla con un chupito de bourbon y algún aperitivo picante.

Vídeo

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario