Coleccionable David Fincher: Un verano con el director del momento

Coleccionable David Fincher: Un verano con el director del momento

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 4,88 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

David Fincher es, sin lugar a dudas, uno de los directores más interesantes de nuestro tiempo. Con una trayectoria en cine que arranca en los años 90, ha conseguido, a base de realizar películas tan sugestivas como “Seven” o “El club de la lucha”, que le valieron una legión de seguidores y convertirse, primero en un realizador de culto, para después confirmarse como uno de los directores con mayor prestigio de Hollywood. En las últimas semanas, no nos extrañó leer que la revista Entertaiment Weekly le ponía en el número uno de la lista de directores en activo por encima de nombres tan reconocidos en las últimas décadas como Steven Spielberg, Martin Scorsese o Clint Eastwood. Lugar al que ha accedido con tan sólo ocho películas a sus espaldas pero reconocido como uno de los mayores innovadores en el cine de los últimos quince años. La estrella de Fincher parece estar, en estos momentos, en su punto álgido. Con proyectos en cartera confirmados como la adaptación estadounidense de la primera novela de Stieg Larsson, “Los hombres que no amaban a las mujeres”, y una nueva versión de las “20.000 leguas de viaje submarino” de Julio Verne y otros proyectos en los que se rumorea su participación (Cleopatra, Rendezvous with Rama), parece el momento más adecuado para dar un repaso por capítulos a su filmografía, en el que esperamos que nos acompañes a lo largo de este verano. Pero antes… un poco de biografía.

David Fincher nació el 28 de Agosto de 1962 en Denver, Colorado. Hijo de Claire Mae, una enfermera de salud mental que trabajan en los programas de adicción a las drogas, y Howard Kelly Fincher, quien trabajaba como jefe de departamento de la revista LIFE. Sería su padre quien inculcaría el amor por las películas en el pequeño David: “Mi padre adoraba las películas”, contaba a The Hollywood Reporter. “Solíamos ir en coche a San Francisco y ver matinales”. A los 7 años, vio “Dos hombres y un destino”: “Fue una experiencia que cambió mi vida. Construían trenes a gran escala y los hacían volar por los aires. Disparaban, montaban a caballo y viajaban a esos lugares… ¡Y estaba Katherine Ross!. ¿Quién querría hacer cualquier otra cosa?”.

Inspirado por “Dos hombres y un destino”, Fincher comenzó a hacer películas a los ocho años con una cámara de 8 mm, que le regalaron sus padres. En cierto sentido, es un autodidacta, y califica la experiencia adquirida durante esos años como su “escuela alternativa”. En cuanto a la escuela de verdad: “Yo era un estudiante desinteresado, pero no creo que fuera problemático. Nunca acepté la idea de que se supone que debes comportante de cierta manera porque alguien lleve una insignia.” Su vida cambió a los 14 años cuando toda la familia, incluyendo a sus dos hermanas, se trasladó a Ashland, Oregón. El adolescente soñaba con regresar a San Francisco y unirse a Industrial Light + Magic (ILM), la compañía creada por su antiguo vecino, George Lucas: “Era como si me estuviera alejando más y más de lo que quería hacer”.

Mientras finalizaba la secundaria trabajó como proyeccionista en un cine local, donde descubriría películas como “Klute”, “Todos los hombre del presidente” y “Bienvenido Mr. Chance”. Tras varios trabajos más, intrascendentes, a los 19 años comenzó a trabajar en ILM, como ayudante de cámara. Trabajó en producciones como “Twice upon a time”, “Star Wars: Episodio VI – El retorno del Jedi” e “Indiana Jones y el templo maldito”. En 1984, dejó ILM para comenzar su andadura en la publicidad. Dirigir un comercial de la Sociedad Americana del Cáncer, que muestran un feto fumando un cigarrillo. Esto llevó rápidamente Fincher a la atención de los productores en Los Ángeles y se le dio la oportunidad de dirigir el documental “The beat of the live drum” con Rick Springfield, en 1985.

Y, sin embargo, Fincher no estaba satisfecho. “Hacía videos de cada vez menos y menos costosos”, se queja. “Mucha gente me dijo que yo sólo era bueno para jugar en la en segunda o tercera categoría; Que nunca iba a conseguir un proyecto de un millón de dólares.” ¿Su respuesta?. “Yo dije, ¡vamos a empezar nuestra propia compañía!”.
En 1986, junto a Steve Golin, Sighvatsson Sigurjon y Sena Domingo, Fincher fundó Propaganda Films, compañía que realizaría videos para artistas como Madonna, Michael Jackson y Nine Inch Nails, y mucha publicidad. “Fue el comienzo de la explosión de los directores de vídeo que pasaban a ser directores de anuncios”, recuerda Fincher.

Vídeo

Vídeo

También fue el tiempo en que ciertos directores dieron el salto de la publicidad al cine. En el caso de Fincher, esto cristalizó en la oferta que recibió para dirigir “Alien 3”.

Tus primas Ananula y Rodasons

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Rodasons - 07.07.2011 a las 17:36

En ocasiones me pregunto si no les estaremos dando más ideas de la necesarias a nuestro primo Teo…

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario