Comer de cine: Los huevos revueltos de “Frasier”

Comer de cine: Los huevos revueltos de “Frasier”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

¿Cómo has pasado el verano?. Espero que en la clínica tengas aire acondicionado, porque el calor ha sido asfixiante. Yo lo he pasado entre reformas caseras y proyectos personales, con lo que he tenido pocas oportunidades de aliviarme el calor. Así las cosas no te extrañará que en mis pocos momentos libres haya tenido que ver a un psiquiatra. No, no es que me esté volviendo como tú (no te ofendas, pero no te admiro tanto), me refiero al psiquiatra más famoso de la televisión, el doctor Frasier Crane. Me he amenizado el verano paladeando sus 11 temporadas y me ha servido para corroborar que su fama está más que justificada.

“Frasier” es un spin-off de la serie “Cheers”, uno de los pocos que supera a la serie original. Se centra en la vida de Frasier tras su traumático divorcio, momento en el que decide volver a su Seattle natal y aceptar un trabajo en una radio local. Al llegar se encontrará con la sorpresa de que tiene que llevarse a vivir con él a su padre, un ex policía herido en acto de servicio, que es totalmente opuesto a él y con el que tiene una relación muy tirante. Esta serie ofrece un mosaico de grandes personajes como Niles, el hermano de Frasier, que comparte con él su profesión de psiquiatra y su snobismo, la fisioterapeuta Daphne, por la que Niles siente una instantánea fascinación, y la omnipresente y al mismo tiempo invisible Maris, la esposa de Niles. Sin olvidarnos de Eddie, el perro del padre de Frasier, que se especializó en sacarle de quicio.

La serie fue un rotundo éxito de crítica y de público. No en vano, ostenta con supremacía el record de ser la serie con más Emmys de la historia, nada menos que 37 galardones. Además, Kelsey Grammer comparte con el actor James Arness el record de haber interpretado al mismo personaje durante 20 años. La serie sobrevivió a todo, incluso a la muerte de uno de sus creadores, David Angell, en los atentados del 11 de Septiembre, gracias al apoyo de sus incondicionales fans. Su finalización en 2004 cerró la época dorada de las sitcoms en televisión, dando paso una época de series más experimentales e innovadoras.

Como todas las series de culto, dejó grandes recuerdos en sus seguidores. Como por ejemplo su sintonía original, interpretada por el propio Kelsey Grammer:

Hey baby, I hear the blues, a callin,
Tossed salads and scrambled eggs.
And maybe I seem a bit confused,
Yeah maybe, but I got you pegged.
But I don´t know what to do
with those tossed salads and scrambled eggs
They’re callin again.

El significado de la letra es un misterio, aunque los fans presuponen que las ensaladas aliñadas y los huevos revueltos son los oyentes del programa de radio de Frasier que llaman para pedirle consejo psiquiátrico. Sea como sea, esta serie siempre me da ganas de prepararme el desayuno. Y aunque te lo pueda parecer, los huevos revueltos no son tan fáciles de preparar como parecen. Así que este mes más que una receta te voy a traer unos tips para que puedas deslumbrar con tus brunchs (seguro que tus comidas son siempre sorprendentes).

Ingredientes:

* 2 huevos por comensal.

* 1 cucharada de leche o nata por cada huevo.

* Sal al gusto.

* Especias para aromatizar, las que tú quieras.

* Queso rallado, cebolla, champiñones, verduras, trozos de bacon o de salchichas, o cualquier cosa que quieras para acompañar.

* Mantequilla o aceite para cocinarlos.

Elaboración:

– Ponemos los huevos y la leche en un bol y los batimos hasta que queden bien mezclados.

– Calentamos una sartén a fuego medio y ponemos la mantequilla o el aceite. Cuando empiece a burbujear bajamos el fuego, añadimos la mezcla de huevo y sazonamos al gusto. Es mejor no sazonar hasta este punto, para que no se reseque demasiado la mezcla.

– Esperamos a que los huevos se asienten un poco y añadimos los tropezones que hayamos elegido para que se integren en la textura de los huevos. Con una espátula o una cuchara de madera comenzamos a revolver los huevos empezando desde los bordes hacia el centro.

– Seguimos revolviendo de forma envolvente, siempre a fuego lento para no endurecer demasiado la mezcla. Cuando los huevos se cocinen lo suficiente empezaremos a ver el fondo de la sartén. Deben quedar hechos, pero cremosos. Cuando estén en su punto los juntamos en el centro de la sartén y apagamos el fuego para que se acaben de hacer con el calor residual.

Ya solo nos queda pasarlos a un plato, acompañarlos con fruta y una buena tostada integral (para compensar el chute de colesterol) y disfrutarlos. También puedes aliñarlos con alguna salsa, una mayonesa ligera le da un toque increíble.

Un desayuno de primera para un auténtico gourmet. Eso sin duda te acercará más a la idiosincrasia del protagonista de esta gran serie. Yo se que tú eres experto en psiquiatras, vives continuamente rodeado de ellos, pero toda coincidencia entre Quintanilla y nuestro sofisticadísimo protagonista es pura coincidencia.

Tu prima.
Mohoja

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Xan - 19.09.2012 a las 17:27

Jo, como molaba esta serie, qué recuerdos. But I don´t knooow what to dooo…

Teo, el original - 19.09.2012 a las 19:05

La mejor sitcom creada por mente sana. uevos revueltos en mi cara. Te quiero por este recuerdo.

David - 19.09.2012 a las 20:23

He visto la foto de Frasier y me ha faltado tiempo para seguir el enlace. La de veces que me he tragado la serie, primero de la 1 a la 5, luego de la 1 a la 6, de la 1 a la 7… Y despues de la 1 al final, de la 1 al final, de la 1 al final…

Junto con Seinfeld, la mejor sitcom de la historia, en mi opinión. Por cierto, que a ver cuando nos explicas la receta de esas galletitas que daban tanta sed,

Mohoja - 23.09.2012 a las 13:41

Me alegro mucho de ver que la receta de este mes os ha traído tan buenos recuerdos. Yo había visto capítulos sueltos en televisión, pero esta es la primera vez que la veo en serio. Y la verdad es que he descubierto que es mucho mejor de lo que me imaginaba. Sobre todo me han sorprendido los secundarios, especialmente David Hyde-Pierce, es grandioso. Algo me dice que volveré a revisionar esta serie con cierta frecuencia. Frasier has left the building…

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario