Conexión Oscar 2013: Christoph Waltz, el robaescenas lo ha vuelto a hacer

Conexión Oscar 2013: Christoph Waltz, el robaescenas lo ha vuelto a hacer

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Hace unas semanas hablamos de lo mal que lo tenía Leonardo DiCaprio en esta temporada de cara a los Oscar por su papel de “Django desencadenado”. A pesar del premio en la Junta Nacional de Críticos y la nominación al Globo de Oro, asociación que le nomina siempre ante cualquier oportunidad, el Gremio de Actores confirmó nuestras predicciones dejando fuera a DiCaprio del quinteto de nominados y la crítica también ha pasado bastante del villano que le ha ofrecido Tarantino. Por si esto no fuera poco, y complicaba las cosas para conseguir la nominación, su compañero de reparto Christoph Waltz ha entrado con muchísima fuerza en la carrera. Nominación al Globo de Oro y, sobre todo, aupado por las principales asociaciones de críticos que no han dudado en nominarle y premiarle por encima de DiCaprio. Waltz ha sido el mejor actor de reparto del año para las asociaciones de críticos de San Diego, San Luis y Austin, siendo finalista en Nueva York, Boston, Los Angeles, Indiana y Dallas. Con cuatro puestos asentados en la categoría de actor de reparto para Tommy Lee Jones, Philip Seymour Hoffman, Robert De Niro y Alan Arkin, Christoph Waltz parece ahora mismo el mejor colocado para ocupar esa quinta plaza todavía dudosa.

Christoph Waltz ganó en 2010 el Oscar al mejor actor de reparto por “Malditos bastardos”, uno de los mejores personajes dibujados por Tarantino en los últimos años. El desconocido, hasta ese momento, actor austriaco llenaba la pantalla como un sádico coronel nazi políglota que arrasó en la temporada de premios. Tras el Oscar siguió en la senda de los villanos en la comercial “The green hornet”, la descafeinada “Agua para elefantes”, y en la piel del cardenal Richelieu en la aborrecible nueva versión de “Los tres mosqueteros”. El año pasado volvía a brillar actoralmente gracias a la teatral “Un dios salvaje”. Tarantino no dudó en volver a contar con él en el spaghetti western “Django desencadenado” para dar vida a un cazarrecompensas que acaba aliado con un esclavo que clama venganza y busca recuperar a su mujer. Las críticas no han dudado en afirmar que Waltz vuelve a ejercer de robaescenas eclipsando a sus compañeros. El talento natural del actor parece haberse adueñado de una película que ha sufrido una postproducción difícil en la que incluso Waltz se lesionó la espalda al caer de un caballo.

Tal ha sido la fuerza de su personaje que incluso The Weinstein Company se planteó al principio de la temporada postular a Waltz como protagonista. Al ver que las opciones de DiCaprio se han ido desinflando, Waltz ha vuelto a su categoría natural de actor de reparto lo que ha supuesto un duro golpe para el actor de “Titanic”. La cosa se complica para él ya que, no sólo tiene que competir en una categoría en el que conseguir la nominación se cotiza alto, sino que tiene que quedar por encima en las votaciones de un actor al que todas las críticas han destacado más que él. Teniendo en cuenta que la Academia no es que haya demostrado una especial querencia por DiCaprio, las circunstancias se lo están poniendo en bandeja para que le vuelvan obviar y, es más, quizás prefiriendo a Waltz que a él lo que supondría un gran golpe para un actor que busca desesperadamente la estatuilla y que con este papel de dueño de una plantación esclavista pretendía tener una gran oportunidad.

Las buenas críticas han aupado a la cinta y, aunque habrá que ver si hay suficientes plazas en mejor película para que “Django desencadenado” entre en los Oscar, los Globos de Oro nominaron tanto a Waltz como a DiCaprio. Algo me dice que en los Oscar la división de votos puede causarles bastante daño y que al final en vez de estar los dos como candidatos no esté ninguno. No hay que olvidar opciones como “Los miserables”, o las de Javier Bardem por “Skyfall” (nominado al Gremio) o Dwight Henry por “Bestias del sur salvaje”. En todo caso, el robaescenas Waltz ha vuelto a conseguir que, contra todo pronóstico, todos los focos de la temporada de premios dirigidos a su película hayan vuelto a centrarse en él y que esté bastante por delante de DiCaprio en las apuestas. Es lo que tiene ser un gran robaescenas.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario