Conexión Oscar 2013: Director

Conexión Oscar 2013: Director

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Si algo se recordará de la carrera de este año será todos los quebraderos de cabeza y comentarios que generó esta categoría. La ausencia de Ben Affleck, cuando ha arrasado en todos los premios previos, es algo que entra en la Historia de los Oscar por desconcertante e inaudito. ¿Qué pasó en esas votaciones?. ¿Se equivocaron de Ben y nominaron al de “Bestias del sur salvaje”?. ¿Se repartieron copias de “Daredevil” y “Gigli”?. Nunca lo sabremos. A pesar de todo, la no nominación de Affleck minó sus opciones sólo en la tarde de shock tras la candidaturas. La lastimera cara de Ben Affleck ha espoleado a sus fans e incluso le ha podido venir bien esa omisión. Eso ha dejado la categoría virgen ya que, al ganarlo todo Affleck, es imposible hablar de un favorito claro que, si no pasa nada extraño, verá como gana el premio de director pero no gana el de mejor película provocando una disociación que no ocurre desde 2006.

Los candidatos

Michael Haneke (Amor)

Tiene 70 años y consigue sus dos primeras nominaciones al Oscar por la dirección y guión de “Amor”. Haneke cubre la cuota de gran autor europeo que la Academia rescata una vez por década aproximadamente. Tras ver como la Academia le daba portazo a Haneke insistentemente no nominando a las enviadas por Francia o Austria, según el año, “El séptimo continente”, “El vídeo de Benny”, “La pianista” y “Caché”, “La cinta blanca” consiguió nominación y se presentó como favorita para perder con “El secreto de sus ojos”. Ahora el austriaco más perturbador se resarce con 5 importantes candidaturas. Aunque parta con más opciones en guión, el porcentaje de la sorpresa parece estar a su favor y a muchos no les extrañaría que se produjera un escenario con él ganando aprovechándose del desconcierto de la categoría este año. Sería la forma de premiar a un gran autor y a la sutilidad, pero a la vez desgarro, con el que trata el tema de la vejez y la muerte. Haneke sería el primero en ganar la estatuilla por una película puramente extranjera y por un idioma no hablado en inglés. Si no ganaron Fellini, Bergman o Kurosawa, ¿podrá hacerlo Haneke?.

Ang Lee (La vida de Pi)

Tiene 58 años y atesora cinco nominaciones. Ganó el Oscar a la mejor dirección por “Brokeback Mountain” (2006) y ha sido nominado como director y productor de “Tigre y dragón” (2001) y “La vida de Pi” (2013). Casi sin pretenderlo, Ang Lee se ha encontrado con una gran opción de estatuilla. Siempre presente en las quinielas, las ausencias de la categoría le han colocado en muy buena posición por una mera opción de descarte frente a los otros candidatos. El director más versátil del cine actual (como ha demostrado dirigiendo desde “Comer, beber, amar”, “Sentido y sensibilidad”, “La tormenta de hielo”, “Tigre y dragón”, “Hulk” o “Brokeback Mountain”) sale vivo de la experiencia en 3D de llevar al cine la fábula con tintes religiosos escrita por Yann Martel. La Academia ha recompensado a la película con 11 nominaciones y Lee podría ser la guinda del pastel de los premios técnicos que puede atesorar. La historia de los Oscar con el taiwanés no ha sido muy feliz. Olvidado en “Sentido y sensibilidad”, derrota con “Tigre y dragón” tras ganar Globo de Oro y Gremio de Actores, y testigo de la gran noche de “Crash” cuando él ganó director pero “Brokeback Mountain” perdió el premio a la mejor película. El cariño que le tiene la profesión, y él haber emocionado con su cinta a buena parte de Hollywood atendiendo a las cuentas oficiales en Twitter de algunas estrellas, nos puede hacer pensar que, si bien no tiene opciones de llevarse el premio gordo, Ang Lee está en una muy buena ocasión de ser recompensado por su esforzado y titánico trabajo en “La vida de Pi” en el que el trabajo de dirección es encomiable.

David O. Russell (El lado bueno de las cosas)

Tiene 54 años y este año llega a tres nominaciones. Fue candidato por la dirección de “The fighter” (2011) y está nominado por la dirección y guión de “El lado bueno de las cosas” (2013). Seguramente nunca será uno de los grandes directores del cine USA, ni tampoco ganaría un concurso de simpatías, pero no se puede negar su buen trabajo en la dirección de actores (aunque tanto empeño hizo que casi llegara a las manos con George Clooney y Lily Tomlin). Con “The fighter” Christian Bale y Melissa Leo se llevaron Oscar y con “El lado bueno de las cosas” ha logrado colar a cuatro de sus actores en las nominaciones, algo que no ocurría desde hace 31 años. Su estilo de dirección es plano y afeado, tipo “Precious”, con algún giro extraño, siendo una realización ramplona y con poco riesgo que no da valor a la cinta, pero, que le da ese toque de verdad y de realismo casi documental a un microcosmos familiar que navega en la locura. Las comedias tampoco salen bien paradas de este apartado. Su única opción pasa porque “El lado bueno de las cosas” gane película y la Academia haya quedado realmente rendida a esta propuesta que, por otro lado, tiene referencia personal a la familia de O. Russell al padecer su hijo un trastorno bipolar.

Steven Spielberg (Lincoln)

Tiene 66 años y alcanza las quince nominaciones este año. Ha ganado como productor y director de “La lista de Schindler” (1994) y como director de “Salvar al soldado Ryan” (1999). Ha sido nominado como director por “Encuentros en la tercera fase” (1978), “En busca del arca perdida” (1982), “E.T., el extraterrestre” (1983), “Munich” (2005) y “Lincoln” (2013), así como productor por “E.T., el extraterrestre” (1983), “El color púrpura” (1986), “Salvar al soldado Ryan” (1999), “Munich” (2005), “Cartas desde Iwo Jima” (2007), “Caballo de batalla” (2012) y “Lincoln” (2013). ¿Qué vamos a decir a estas alturas de Steven Spielberg?. Se convierte en el director más nominado con 7 nominaciones empatando con David Lean, Fred Zinnemann, Martin Scorsese y Woody Allen y, en el caso de ganar, sería el cuarto director con más de 2 Oscar junto a John Ford, Frank Capra y William Wyler entrando con ellos en ese particular olimpo. Irrumpió en los 70 con una nueva generación de directores, reventó taquillas en los 80 y formó parte del imaginario colectivo de una generación, pero no fue hasta los 90 cuando fue consagrado a nivel de premios con dos obras profundas e históricas como “La lista de Schindler” y “Salvar al soldado Ryan”. Sin lograr en los últimos años ninguna obra maestra, su carrera se mueve actualmente entre el cine más político y de autor (“Munich”, “Lincoln”), el entretenimiento ligero (“Atrápame si puedes”, “La terminal”), apuestas comerciales (“La guerra de los mundos”, “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”, “Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio”) o películas que han quedado a medio camino (“Caballo de batalla”). En “Lincoln” da una lección de Historia aunque, en esta ocasión, su labor queda en un segundo plano en favor de los actores y el guión. Sería muy curioso que ganara Spielberg (por una mera cuestión de inercia al ser la película más nominada) cuando es la cinta en la que su labor queda menos evidenciada. Sería el favorito lógico, pero la carrera ha ido debilitando las opciones de “Lincoln” y, con ella, también las de Spielberg. La aureola de prestigio de su figura, a pesar de que la Academia nunca ha demostrado realmente tenerle entre sus preferidos contando más los desplantes que los honores, y el haber sido la película más taquillera de las nominadas y, en principio, la que trata un tema más importante para la humanidad, son sus mejores armas. El no haber ganado nada, a pesar de que su película ha sido la más nominada en todas las citas, nos hace intuir que este no es su año, pero es cuestión de tiempo que Spielberg se lleve el tercer Oscar. Por otro lado, y siendo Spielberg, ¿no sería otra vez demasiado amargo para él ganar director y quedarse sin mejor película?. Si Spielberg gana otra vez debería hacerlo a lo grande como alguien de su prestigio merece.

Benh Zeitlin (Bestias del sur salvaje)

Tiene 30 años y consigue sus dos primeras nominaciones al Oscar por “Bestias de sur salvaje”. ¿Quién se lo iba a decir a él y quién a nosotros cuando vimos su nombre en lugar del de Ben Affleck, Kathryn Bigelow, Quentin Tarantino o Tom Hooper?. Es la magia de los Oscar que, con esta candidatura, dieron un puñetazo en la mesa queriendo señalar que son ellos los que marcan la tendencia y no las asociaciones y gremios previos. Seguro que le pillaría a Zeitlin haciendo una barbacoa en Nueva Zelanda, ya que la candidatura de director era la menos previsible para la cinta. Su fábula apocalíptica deja patente la originalidad de la propuesta y el cariño con el que se ha hecho el proyecto, partiendo de una obra teatral de su amiga Lucy Alibar haciendo de la sencillez virtud y creando magia de un entorno inhóspito desolado alegóricamente por el Katrina y de dos actores no profesionales que brillan con naturalidad y destilan una gran química paternofilial entre ellos. Es el segundo director más joven en ser nominado sólo por detrás de John Singleton con 24 y lo hace con su ópera prima.

El dictamen

La apuesta: Ang Lee (La vida de Pi)
La alternativa: Steven Spielberg (Lincoln)

Vota y comenta en el foro quien quieres que gane este Oscar

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Gabro - 22.02.2013 a las 19:51

y aunque ya lo he dicho 10mil veces, sigo sin entender la no nominación de Ben Affleck, algo que me suena muy injusto, y que nadie haya podido explicar, por lo que complica aún más la cosas, incluso pensaba que iba a apostar por Spielberg, pero sería una grata sorpresa si fuera para Ang Lee!

artemisa - 22.02.2013 a las 20:28

Ya que estamos que por lo menos este año Ang Lee con mejor película también y Spielberg , pues…el pobre otra vez sin ganar a la mejor película, yo voto por el de Amour, creo que es la opción más razonable.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario