Conexión Oscar 2013: El comeback de Robert De Niro y Anthony Hopkins

Conexión Oscar 2013: El comeback de Robert De Niro y Anthony Hopkins

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Aunque los Oscar tienen que reconocer las mejores interpretaciones del año, hay ocasiones en las que da pena como grandes nombres de la interpretación se quedan sin volver a la arena de premios por una cuestión de acomodamiento y riesgo a la hora de encarar sus carreras. Varios nombres llevan años viviendo de las rentas y eso se nota también en su expediente de premios. Los cuatro grandes tótems de la interpretación masculina que ahora bordean o superan los 70 son Robert De Niro, Al Pacino, Dustin Hoffman y Jack Nicholson. Este último, aunque cada vez se prodiga menos en el cine, no es un caso tan extremo aunque ya hace diez años de su última nominación. Nicholson tiene 3 Oscar y es con 12 nominaciones el actor que ha recibido más candidaturas. Su última mención fue por “A propósito de Schmidt” en 2003. Dustin Hoffman, aunque no ha sufrido una crisis interpretativa tan grande como la de Pacino y De Niro, no consigue una nominación desde 1998 con “La cortina de humo”. En total tiene 2 Oscar de 7 nominaciones. ¿Y el bueno de Al Pacino?. Desde que ganó la estatuilla en 1993 por “Esencia de mujer”, en su octava nominación, no ha vuelto a asomar por la gala de los Oscar como nominado. El que lleva la misma senda es Robert De Niro, 2 Oscar de 6 nominaciones, siendo su última candidatura hace 21 años, en 1992 con “El cabo del miedo”. Escalofriantes datos. Desde luego que el comentario de que toda esta gente ha vivido de las rentas estos tiempos no es nada gratuito. Afortunadamente, Robert De Niro vuelve este año a la carrera en la categoría de actor de reparto por su papel en “Silver linings playbook”. Otra leyenda que podría integrar el grupo que comentábamos es Anthony Hopkins, que no consigue candidatura desde 1998 con “Amistad” y que va este año a por la quinta nominación de su carrera por hacer de Alfred Hitchcock. La verdad es que los echábamos de menos y es una alegría, al menos, tener a De Niro y Hopkins de vuelta.

Robert De Niro llega este año con fuerza en la categoría de actor de reparto por “Silver linings playbook” y, aunque esa categoría llena repleta de nombres con posibilidades de alcanzar la candidatura, De Niro tiene varios argumentos a su favor. Además del peso de su nombre y de la posibilidad de nominarle tras tanto tiempo, el actor consigue su mejor interpretación en más de dos décadas (cosa en la que no hay duda según las críticas) y, además, llega en el reparto de una de las favoritas de este año. La película de David O. Russell es la apuesta fuerte de los Weinstein y, además, ya ha conseguido el premio del público de Toronto. De Niro interpreta al padre de Bradley Cooper, un joven profesor de instituto que vuelve a su casa familiar tras pasar tiempo internado recuperándose de una depresión. De Niro aporta veteranía, oficio y sobriedad, algo que se le agradece teniendo en cuenta que una de las principales críticas que se ha hecho al De Niro reciente es su capacidad para autoparodiarse dinamitando el prestigio que atesoró en los 70 y 80. No hace falta más que verlo en thrillers insustanciales como “15 minutos”, “Un golpe maestro”, “Asesinato justo”, “Stone” o “Sin límites”, comedias de sobremesa como las películas de “Una terapia peligrosa”, “Los padres de ella”, “Historias de San Valentín” o “Manuale d´amore 3”, cine comercial como “Stardust” o “Machete”, o auténticos rollazos históricos como “El puente de San Luis Rey”. Eso sí, en estos años no todo ha sido malo y se salvan de la quema sus trabajos en “Algo pasa en Hollywood”, como un veterano productor en los entresijos de la industria, como director y actor en “El buen pastor”, así como recogiendo el testigo del personaje que interpretó Marcello Mastroianni en la versión americana de “Todos están bien” y en la española “Luces rojas” de Rodrigo Cortés como un psíquico fraudulento.

Por su parte, Anthony Hopkins lleva ya una rachita muy similar y, por ello, aplaudimos su vuelta aunque tenga que ser a costa de látex para dar vida a Alfred Hitchcock en la película de Sacha Gervasi sobre el rodaje de “Psicosis”. La distribuidora de la película parece estar muy satisfecha con el material que tiene entre manos y adelantó su estreno, de Marzo de 2013 al próximo 23 de Noviembre, para así poder competir en la carrera de premios. La verdad es que el trailer pinta muy bien y Hopkins cumple de sobra tanto en la caracterización como el gran trabajo vocal que lleva a cabo. Aunque la categoría de mejor actor tenga un grandísimo nivel este año, no parece que Hopkins vaya a tener problemas para conformar un sólido (y casi incontestable) quinteto a estas alturas formado por John Hawkes, Joaquin Phoenix, Daniel Day-Lewis, Hugh Jackman y el propio Hopkins. Ya sabemos lo que gustan en Hollywood los biopics y más si homenajean a un símbolo del cine que, curiosamente, nunca ganó el Oscar. Lo mismo que pasó el año pasado con Marilyn Monroe y “Mi semana con Marilyn”. En los últimos años, el problema de Hopkins es que se le ha visto en sus papeles en dos modos: O intentando emular a su Hannibal Lecter o directamente más desganado que un caracol. “Hannibal”, “Corazones en Atlántida”, “El dragón rojo”, “La mancha humana”, “Alejandro Magno”, “La verdad oculta”, “Bobby”, “Todos los hombres del rey”, “Fracture”, “Beowulf”, “El hombre lobo”, “El rito” o “Thor” son buena muestra de ello. Sólo en la aventurera piel de un motero veterano en “Burt Munro. Un sueño, una leyenda”, o con la crisis de los 70 que vive en “Conocerás al hombre de tus sueños” de Woody Allen, lograba caldear un poco una carrera que ha ido dejando frío a todos tras ser uno de los mejores actores de la década de los 90. Ahora un papel bombón (que también puede ser un regalo envenenado por las altas dosis de parodia que puede acarrear) le trae de vuelta a las grandes ligas.

No podemos más que terminar deseando larga vida a los veteranos. Se han ganado la jubilación con creces, pero si de vez en cuando siguen emocionándonos y sorprendiéndonos en el cine, nosotros lo agradeceremos y (quizás) la Academia también.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario