Conexión Oscar 2014: “Gravity”, el reto espacial del visionario Alfonso Cuarón

Conexión Oscar 2014: “Gravity”, el reto espacial del visionario Alfonso Cuarón

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“12 años de esclavitud” es la favorita al Oscar pero “Gravity” es, sin duda, la película acontecimiento. La película de Alfonso Cuarón (tanto por el prestigio del director, su ambiciosa propuesta y su complicada y alargada postproducción) llega por fin a las salas en una aureola de cinta destinada a marcar un antes y un después y que exige un obligado visionado en la pantalla más grande posible con el 3D más lucidor.

Alfonso Cuarón cumplirá el mes que viene 52 años y larga ha sido la espera desde que en 2006 presentara “Hijos de los hombres”, una película que se ha confirmado como un clásico moderno y una cinta de referencia para el cine actual. Pero el talento y oficio de Cuarón no nació en esa apocalíptica propuesta. Antes modernizó dos historias como “La princesita” en 1995 y “Grandes esperanzas” en 1998, para luego volver al México de claroscuros de “Y tu mamá también” en 2001, y en 2004 encargarse de la que es para muchos la mejor película de las ocho que compone la saga de Harry Potter, “Harry Potter y el prisionero de Azkaban”. Este año definitivamente aspira a la consagración como director tras poseer, por el momento, 3 nominaciones al Oscar. Por “Y tu mamá también” obtuvo la nominación a mejor guión original y por “Hijos de los hombres” la de guión adaptado y montaje.

Quizás Cuarón no tenga en la narración su mayor baza, pero no se puede negar que tiene un gran dominio de lo visual siendo un excelente creador de universos y escenarios. En “Gravity” lleva esto a la máxima expresión con la historia de dos astronautas a la deriva en la inmensidad del espacio, produciendo una sensación de gran belleza, pero también de gran angustia para el espectador.

El proyecto sin duda no ha sido fácil, y no es casual que las canas ya invadan la cabellera del director. “Gravity” estuvo en las manos de Universal antes de que la marcha de los productores de la compañía provocara que Cuarón terminara llevando el proyecto a Warner, con los que tuvo que discutir el acuerdo de un presupuesto razonable para ambas partes. Un Estudio que dio bastante libertad a la propuesta de Cuarón a pesar de que si hubiera sido por ellos, como ha afirmado el director en alguna entrevista, se habría dado más importancia a una posible historia amorosa del personaje femenino con el jefe del centro de control de la misión, además de ver como se vive la angustia de los personajes desde Houston, o presentar algunos flashbacks que ayudaran a comprender el dolor emocional del personaje. Por el camino, un largo peregrinaje de cuatro años y medio en los que la quimera llegó a parecer inalcanzable. Robert Downey Jr. era el elegido para hacer el papel que finalmente recayó en Clooney. El actor de “Chaplin” se cansó de esperar debido a sus otros compromisos profesionales, ya que el director no lograba encontrar a una actriz que le convenciera y que (a la postre) tenía que ser la protagonista y el motor físico y emocional de la historia. Tras tantear a Angelina Jolie, Marion Cotillard, Scarlett Johansson, Blake Lively o Natalie Portman, Sandra Bullock fue la elegida y los chistes de “Miss agente espacial” no tardaron en poblar todos los comentarios. La actriz calla muchas bocas con un gran esfuerzo físico y psicológico pasando más de nueve horas todos los días en un habitáculo de un metro cuadrado para encarar los estudiados y complicados movimientos de un personaje que tenía que simular la ausencia de gravedad.

Desde el principio del proyecto se hablaba de un plano secuencia de 20 minutos con el que Cuarón iba a dejar con la boca abierta, siendo finalmente ese estilo el que inunda una película visualmente atractiva y armoniosa. La postproducción ha sido compleja y complicada y eso propició que el estreno fijado para Noviembre de 2012 se retrasara casi un año a Octubre de 2013. Durante este tiempo, y al ser una película concebida para ser revolucionaria, el equipo ha tenido que estar muy pendiente de los cambios tecnológicos marchando un paso más allá de lo concebido actualmente. Ir por delante de todo avance técnico ha contribuido a crear algo deslumbrante en un uso del 3D hipnótico, fascinante y nunca tan justificado. Todo sin obviar un CGI impresionante.

Las opciones de “Gravity” en los Oscar 2014

“Gravity” ha conquistado en todos los festivales por los que ha pasado. Desde que abrió Venecia hasta que se convirtió en una de las reforzadas tras el Festival de Toronto. La crítica también está de su lado y es la película oscarizable mejor valorada en las páginas web de críticos por el momento. Ya se habla de 10 nominaciones al Oscar que serían las de película, director (Cuarón sería el segundo mexicano en estar en este apartado tras Alejandro González Iñarritu por “Babel”), actriz (sin duda, el mejor trabajo de Sandra Bullock), guión original (firmado a cuatro manos por el director y su hijo Jonás que contribuyó a dar emoción y nervio al tradicional retórico y estilístico cine de Cuarón), fotografía (con “Gravity” debería ser incontestable ya un Oscar para Emmnanuel Lubezki tras 5 nominaciones infructuosas), música (Steven Price), montaje (Alfonso Cuarón y Mark Sanger), efectos visuales, sonido y montaje de sonido.

A pesar de que “Gravity” va a ser una de las películas que más presentes estén en la carrera de premios, no hay que olvidar que las películas con tintes revolucionarios no han terminado de cuajar en la Academia. En 2010 tenemos el caso de “Avatar” de James Cameron (director que por cierto se ha rendido a la película de Cuarón calificada como la mejor película en el espacio rodada nunca) que, además de arrasar en taquilla, parecía que iba a hacer lo propio en los Oscar emulando la gran noche de “Titanic”. Al final presuponemos que la rama de los actores se rebeló entre tanto monigote azul superponiéndose al trabajo actoral y la cinta sólo se llevó 3 premios de los 9 a los que optaba (fotografía, dirección artística y efectos visuales). En la edición de 2012 el gran maestro Martin Scorsese abrazaba con fuerza el 3D dándole una nueva dimensión autoral en la adaptación de una exitosa historia infantil. Se tuvo que contentar con los premios técnicos ante la noche de “The artist” (fotografía, dirección artística, efectos visuales, sonido y montaje de sonido). En 2013 el esforzado trabajo de Ang Lee en “La vida de Pi” era recompensado con 4 Oscar (director, fotografía, música y efectos visuales) aunque no hay que olvidar que el premio para el taiwanés fue más que nada por descarte ante la anomalía de la no nominación para Ben Affleck.

Históricamente encontramos otras cintas revolucionarias, nos cuesta señalar a “Gravity” como una cinta de ciencia ficción al uso porque lo que cuenta no es nada descabellado o irreal, que tampoco tuvieron suerte en los premios. Cuando se estrenó “Metrópolis” en 1927 ni siquiera existían los Oscar, “2001: Una odisea del espacio” no fue nominada al Oscar de mejor película en 1969 (si Kubrick como director y guionista) y de los cuatro premios a los que optaba sólo amarró el de efectos visuales.

Otra película de Kubrick como “La naranja mecánica” fue la primera considerada de ciencia ficción en conseguir la nominación a mejor película en 1972, pero este género no ha terminado de convencer a la Academia. “La guerra de las galaxias” podría considerarse en 1978 como una predecesora directa de “Gravity” pero, a pesar de todo lo que despertó y sigue haciendo a día de hoy, se llevó 6 premios de 10 nominaciones, todos ellos técnicos ya que los gordos se los llevó Woody Allen por “Annie Hall”. Ese mismo año competía “Encuentros en la tercera fase” de Steven Spielberg (su primera nominación como director pero no en película), nombre que vio como la academicista “Gandhi” se le imponía en 1983 a “E.T., el extraterrestre” que ganó cuatro premios técnicos (música, efectos visuales, sonido y montaje de sonido). Ese mismo año otra cinta icónica como “Blade Runner” se quedó con la migaja de 2 nominaciones en los apartados de dirección artística y efectos visuales. En 1996 los Oscar viajaron al espacio con “Apolo 13” pero el saldo fue de 2 Oscar (montaje y sonido) de 9 nominaciones, teniendo en cuenta el hecho histórico de que Ron Howard no fuera candidato como director a pesar de ganar el premio del Gremio de Directores. En 2000 el estilo “Matrix” con ralentización de movimientos lo invadía todo y se llevó 4 Oscar haciendo pleno en todas las categorías en las que había sido nominada (montaje, efectos visuales, sonido y montaje de sonido).

“Gravity” llega a las salas como todo un acontecimiento y veremos hasta qué punto lo será también en la carrera de premios. ¿Tendrá más posibilidades Cuarón que la propia película ante el hecho de haber llevado a buen puerto su quimérica empresa? En todo caso, su nuevo trabajo es cine perdurable y todo un clásico instantáneo del que sólo queda por ver, con el paso del tiempo, la profundidad de su huella en ese gran arte llamado cine.


Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Daniel - 17.10.2013 a las 06:12

Buen Articulo, realmente te has informado para el mismo, sobre la película quede impactado , en lo personal me encanto, el principio es lento pero luego el ritmo de la pelicula avanza muy bien, me atrapo la atmósfera junto a la buena banda sonora, considero que es una película para sentir y disfrutar en 3D

Angel - 18.10.2013 a las 16:47

Soy un aficionado a la astronomía y he visto muchas películas de ciencia ficción contemplando siempre los errores que cometen los directores en la realidad del comportamiento en el espacio…..Gavity es una obra maestra en todo sentido, nunca antes se rodo una película tan cercana al comportamiento real en el espacio. Cuaron es un genio ojala siga en esta tendencia del cine de ciencia ficción.

ruisu - 12.01.2014 a las 00:59

Es LA PELUCULA con mayúsculas del 2013. Nada q no se haya dicho. Decir que es la única que he visionado dos veces en 3D y que me dejó sin aliento en ambos pases, y embelesado, extasiado, agotado sobre todo la primera, aunque aprecié muchos más detalles la segunda. Es mi peli 10.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario